Búsqueda de artículos

jueves, 8 de septiembre de 2022

SINGIDUNUM, LA CIUDAD ENTRE LOS DOS RÍOS. LA FASE ROMANA DE LA ACTUAL BELGRADO.

Una colaboración de Iván La Cioppa

Puede que no todos sepan que Belgrado, la capital de Serbia, también fue una próspera ciudad romana, con el nombre de Singidunum. El área fue ocupada antiguamente por la tribu celta de los Escordiscos que, en la colina de Kalemegdan, en el punto donde el Sava desemboca en el Danubio, fundaron un pueblo llamado Singidun ("fuerte redondo", en idioma celta), citado en las fuentes por primera vez en 279 a.C.

Recreación  de la ciudad vista desde el río

A principios del siglo I, Dion Casio nos cuenta que los Romanos conquistaron definitivamente la zona, fundando la provincia de «Moesia Superior» y romanizando el nombre de la ciudad en Singidunum. La ciudad se encontraba en un lugar estratégico y se utilizó de base para la flota de Panonia y punto de partida para las campañas dacias de Domiciano y Trajano.

En la colina de Kalemegdan se construyó un fuerte permanente, tripulado por la Legio IIII «Flavia Felix», que fue fundamental para la defensa del Limes, además de hacerse cargo de la construcción de un importante puente sobre el Sava.



Un emperador, Joviano, nació en Sigindunum en 332 d.C.  y otro, Graciano el Joven, murió en la misma ciudad en 383 d.C.. Tras el colapsarse de la frontera del Danubio y las continuas invasiones bárbaras, la ciudad fue saqueada varias veces y perdió su antigua importancia. El golpe de gracia se produjo en el año 442 d.C., cuando fue ocupada por los Hunos que vendieron a todos los habitantes romanos como esclavos.

En 630 d.C. la zona fue ocupada por poblaciones de origen eslavo que llegaron a cambiar el nombre de la ciudad de Singidunum a Beograd (“ciudad blanca”, en lengua eslava), nombre citado por primera vez en una carta del Papa Juan VIII. al príncipe búlgaro Boris I Mihail en el año 878 d.C.  

Hoy en día, parte de la ciudad todavía muestra el antiguo trazado romano. Hay varios vestigios romanos que aún se pueden admirar: entre ellas por ejemplo secciones de los muros del fuerte legionario, el sarcófago de Glyconiano y muchas estatuas e inscripciones que se conservan en el “Kalemegdan Lapidarium” de Belgrado.


Fortificaciones de base romana rematadas por muros medievales en Belgrado.

OTROS ARTÍCULOS DE IVÁN LA CIOPPA EN HRA

También te pueden interesar

LAS ARMAS ROMANAS EN EL MAR

"EL AMO DEL MAR ES EL AMO DE TODO" (CICERÓN). BREVE RESEÑA A IMPERIUM MARIS. HISTORIA DE LA MARINA ROMANA IMPERIAL Y REPUBLICANA.

EL VINO, ALIMENTO SAGRADO Y PRODUCTO SOCIAL.

Os dejamos un enlace por si queréis haceros con un ejemplar de "La legión que vino del mar" de Iván La Cioppa.









No hay comentarios:

Publicar un comentario