Búsqueda de artículos

sábado, 1 de mayo de 2021

EL LEGIONARIO DE PERMISO

Escrito por Federico Romero Díaz

Durante los más de 20 años que podía durar el servicio militar de un legionario estos vivían en campamentos, normalmente en el limes, sometidos a la dura disciplina a la que se sometía a las legiones romanas. Gracias a este rigor los legionarios integraron una maquinaria perfecta muy difícil de vencer en batalla y capaz, también de construir carreteras, puentes, acueductos, diques, etc.

Legionarios de permiso(escena serie "Roma")


El alistamiento implicaba un drástico cambio en la vida del recluta, aunque a cambio se le garantizaba un buen salario, asistencia sanitaria, comida y alojamiento, posibilidades de promoción interna, ventajas judiciales, la posibilidad de aprender un oficio así como un digno retiro al final de su servicio. A cambio el legionario debía someterse y cumplir las órdenes de sus superiores, soportar los castigos que se consideraran oportunos y renunciar a casarse legalmente, al menos hasta la época de Severo(193-211).

Castigo a legionario romano, serie Roma

Los legionarios debían pasar revista diaria, cumplir con las tareas que se les asignaban y adiestrarse con su unidad realizando largas marchas, desfilando y entrenándose en combates, batallas ficticias. Un duro día a día del que a veces conseguían escapar para descansar en las termas, acudir al templo o incluso en algunos casos al anfiteatro o visitar las canabae vecinas del campamento, donde, además de vivir las familias de los legionarios, existían numerosas tabernas, mercaderes, prostíbulos, etc donde los militares podían gastarse sus denarios.

Una dura vida cotidiana con pocos resquicios para el descanso y el ocio. La pregunta surge cuando nos planteamos si era posible que un legionario disfrutara de un permiso prolongado para ausentarse durante un mes o más de sus obligaciones y poder así, por ejemplo, visitar a su familia si esta residía en una ciudad lejana. Era muy frecuente el sentimiento de abandono de muchos legionarios ante la falta de noticias por parte de sus familias, por ejemplo el egipcio Aurelius Polión, soldado de la Legio II Auditrix destinado en la actual Hungría escribe en estos términos a su familia:

“No he dejado de escribiros, pero vosotros no me tenéis presente. Yo cumplo con mi parte escribiendo siempre y no dejo de pensar en vosotros y os llevo en mi corazón. Vosotros no me escribís ni me contáis cómo estáis, o qué tal vuestra salud”


Para estos legionarios los permisos eran una gran oportunidad de mantener el contacto con sus lugares de origen ¿Realmente existían estos permisos? si. Los permisos existían y vamos a centrarnos tratar de vislumbrar como podía un legionario tomarse uno de esos preciados destinos.

Durante el siglo I y probamente después, cuando las legiones se retiraban a sus cuarteles para pasar el invierno, un legionario de cada cuatro podía tomarse permiso, al menos en teoría. Nos cuenta Vegecio que la tarea de tomar nota de estos permisos correspondía al secretario de cada unidad. Sin embargo su disfrute no era gratuito, ya que el legionario que aspirara a ese privilegio debía de pagar una cantidad, que variaba en función de la riqueza de cada uno, al centurión de su unidad. El sistema que era francamente injusto acabó provocando protestas entre la tropa que aprovechando la debilidad del trono en el año 69, conocido como el año de los cuatro emperadores consiguió que Otón prometiera que sería el tesoro imperial el que se haría cargo del pago de estos permisos a los centuriones, así no perdía el apoyo de estos oficiales y tampoco el de los legionarios. Como Otón murió a los pocos meses será su sucesor Vitelio el que tenga que mantener su promesa a la tropa, siendo esta mantenida por los posteriores emperadores. Nos lo cuenta Tácito(Tac., H, I 58)

" Pagó las cuotas de permiso a los centuriones con dinero del tesoro imperial.... Sin duda fue una reforma beneficiosa... Y más tarde los buenos emperadores la establecieron como norma permanente del servicio·"

Cuando un legionario se marchaba de permiso a un lugar lejano, era complicado avisarle para que volviera en caso de emergencia, por eso siempre se trato de mantener en un cierto límite la concesión de estas licencias temporales. El militar al partir dejaba sus cascos, armaduras, lanzas, etc en el campamento aunque podían seguir llevando su gladio y su pugio allí donde fueran, incluso en las ciudades, donde solo ellos podían portar armas. También se les distinguía de los demás por que calzaban sus sandalias militares.

Era fundamental llevarse bien con el centurión de tu unidad para poder pasar una vida aceptable en el campamento y fuera de él. El pago de una buena cantidad podía suponer no solo la concesión del ansiado permiso, sino también la asignación de tareas más leves dentro del propio campamento.

No en vano un soldado llamado Claudio Terenciano nos cuenta que en las legiones "no se consigue nada sin dinero".

Podemos concluir que si bien la vida de un legionario era dura, no solo por la disciplina cotidiana o el riesgo de morir o ser herido en batalla, no implicaba una ruptura con el núcleo familiar del legionario, ya que este podía mantener cierto contacto a través de cartas y las visitas durante el disfrute de esos permisos, en especial si no había sido destinado demasiado lejos de su localidad de origen.

Bibliografía

Legiones de Roma/Stephen Dando Collins.-- Madrid: Esfera de los libros, 2012.

 Manual del legionario romano/Philip Matyszak.--Madrid: Akal, 2010.

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/legiones-roma-vida-campamento_6358

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LA LEGIÓN ROMANA. RESEÑA A LOS CUATRO PRIMEROS VOLUMENES QUE DESPERTA FERRO HA DEDICADO A LA CUESTIÓN.

EL EJERCITO ROMANO DEL BAJO IMPERIO. UNA HISTORIA DE ADAPTACIÓN Y SUPERVIVENCIA EN CIRCUNSTANCIAS ADVERSAS. BREVE RESEÑA.


jueves, 22 de abril de 2021

UN DÍA EN POMPEYA. EL SORPRENDENTE RELATO DE LO COTIDIANO. BREVE RESEÑA.

A través de diferentes medios, fundamentalmente los libros y la pantalla de la televisión, hemos recibido muchísima información sobre el desastre que supuso la erupción del Vesubio en el 79 d.C. Una catástrofe que supuso la desaparición de las ciudades de Pompeya, Herculano y Estabía y la muerte de cientos de personas que no pudieron o no quisieron alejarse de sus hogares, antes de que estos quedaran sepultados bajo la lava. A pesar de eso "Un día en Pompeya" de Fernando Lillo Redonet (Espasa, 2020) ha demostrado que todavía se puede aportar mucho en la divulgación de lo sucedido en las faldas del Vesubio en el 79 d.C.
Panorámica de la ciudad de Pompeya.

Es un libro sorprendente por su enfoque. El autor ha conseguido aunar el inmenso volumen de información, recibido a través de las fuentes históricas, y sobre todo arqueológicas, para construir un relato de la vida cotidiana de estas personas, reales en la mayoría de los casos, en la primavera previa a la erupción. Para ello utiliza un curioso recurso que le da al relato una estructura de "docudrama". Desde que sale el sol, pasearemos por la ciudad acompañando a alguno de sus habitantes concretos, como Eufemo que junto a su hijo Félix, se acerca a la ciudad a vender los productos de su granja en el mercado, allí estará defendiendo su candidatura a edil el joven Cuspio Pansa, a quien el panadero Terencio Neón le ofrecerá apoyo en su candidatura. Conoceremos el día a día de otros personajes como el banquero Lucio Cecilio Jucundo o al profesor Gayo Julio Heleno. Sabremos como funcionaba la lavandería de Estéfano, el día a día de Popidio Natal el adorador de Isis, etc. Aunque no todo va ser trabajo, los pompeyanos también se relajaban en las termas donde actuaban ladrones como Ladícula, en establecimientos como el bar de Aselina y sus chicas, o los próstíbulos donde trabajaban mujeres como Fortunata. No se olvida de los venatores y gladiadores como Celado " el gladiador rompecorazones, ni de una compañía de actores de paso por Pompeya esos días.

Foro de Pompeya

Al final veremos como cada uno de ellos vive la erupción y si escapa o no de ella. A todos ellos y a muchos más los iremos conociendo a lo largo de sus 200 páginas que leeremos con una facilidad pasmosa gracias a la sorprendente habilidad narrativa de Fernando Lillo Redonet, el autor, (Castellón de la Plana, 1969) que es Doctor en Filología Clásica, profesor de latín y griego  autor de numerosos libros como Eucro, el arquero de Troya (2004); Medulio. El Norte contra Roma (2005); Séneca. El camino del sabio (2006);Los jinetes del mar. El secreto de Cartago (2018);Héroes de Grecia y Roma en la pantalla (2010);Gladiadores: Mito y realidad (2011);Fantasmas, brujas y magos de Grecia y Roma (2013);Hijos de Ben-Hur.Las carreras del circo en la antigua Roma (2016) y artículos sobre el Mundo Antiguo. Fernando ha sido pionero en España en los estudios sobre el cine de romanos con sus obras El cine de romanos y su aplicación didáctica (1994) y El cine de tema griego y su aplicación didáctica (1997). Es autor también de guías didácticas de películas como Gladiator, Troya o Alejandro Magno. Ha sido miembro del comité científico del Congreso Internacional Imagines.
Fernando Lillo Redonet, el autor
La Antigüedad en las Artes Escénicas y Visuales (Universidad de la Rioja, 2007) y colaborador en el volumen Hellas on Screen. Cinematic Receptions of Ancient History, Literature and Myth (2008). Ha impartido conferencias en Universidades españolas y extranjeras sobre el cine de romanos e igualmente numerosos cursos de formación del profesorado sobre el mismo tema. Es colaborador habitual de Historia National Geographic, revista en la que ha publicado artículos y reseñas sobre el mundo griego y romano.

Un aspecto a destacar es lo riguroso de la información que el autor maneja. Se ha documentado sobre todos los aspectos de los que habla, estando al tanto de lo último en cada una de las cuestiones, por ejemplo el debate sobre si el mes de la erupción fue agosto u octubre, las continuas referencias al terremoto del 63 d.C y sus consecuencias, etc. Es de mucha utilidad al final del libro el apartado en el que se explica lo que es estrictamente histórico y lo que es fruto de su imaginación.

En conclusión creo que estamos ante una de las mejores obras de divulgación en castellano sobre Pompeya. Una obra accesible a todos los públicos. Rigurosa por la información que se nos ofrece y muy entretenida por el formato en la que se nos ofrece. Un imprescindible para todos aquellos amantes de la Antigüedad en general y de la Historia romana en particular.

Si aún no tienes un ejemplar, pincha aquí:


ARTÍCULOS RELACIONADOS


domingo, 18 de abril de 2021

SEÑORES DE LA GUERRA Y EMPERADORES NIÑOS EN EL OCASO DE OCCIDENTE. GUERRA Y POLÍTICA EN LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO V D.C

Escrito por Federico Romero Díaz

El siglo V d.C. es una época de cambio, fascinante para cualquier historiador. El Imperio lucha por sobrevivir a los problemas políticos internos y frente a las amenazas externas en forma de invasiones de diferentes pueblos bárbaros. Bueno, en apariencia, nada distinto a lo que sucedía en los dos siglos anteriores nada que el Imperio romano no pudiera solucionar con sus propias fuerzas. Y así fue en Oriente, sin embargo en Occidente la crisis será de tal calibre que acabará con la existencia de ese Imperio, al menos políticamente ¿Porqué finalmente no resistió el poder de Roma ¿Cuáles fueron las causas de este proceso de desintegración del poder en la parte occidental?¿En que se diferenciaban ambas partes del imperio ?

No son preguntas sencillas se han escrito numerosos estudios y ensayos para responderlas y aún los debates son intensos, aunque hay determinados puntos en los que los estudiosos van poniéndose de acuerdo.


EMPERADORES NIÑOS

Un fenómeno curioso en la historia de Occidente es que entre el 365 y el 455 todos los emperadores legítimos llegaron al trono siendo niños. Puede ser una casualidad, aunque es mejor buscar posibles causas que expliquen este fenómeno. No es la primera vez que accedían al trono emperadores muy jóvenes como Alejandro Severo, Calígula o Heliogábalo pero nunca se había repetido el fenómeno de una manera tan insistente y repetitiva. En el 375, muere Valentiniano I y le sucede con 17 años su hijo Graciano, que ya estaba asociado al trono años atrás. Un poderoso grupo de cortesanos aprovecharon ese momento de debilidad para proclamar a Valentiniano II de cuatro años de edad, emperador. Graciano se reservó la administración de la Galia Britania e Hispania, mientras que puso Italia, Iliria y África bajo el mando teórico de Valentiniano II y su madre que gobernarían desde Milán. Valentiniano III, Honorio y Arcadio serán en fechas posteriores ejemplos de la misma "costumbre".
Jean-Paul_Laurens_ The_Byzantine Emperor Honorius 1880

El nombramiento de emperadores tan jóvenes tenía ventajas porque evitaba que estos murieran en batalla y hacía posible que algunos cortesanos ambiciosos extendieran su influencia hasta límites que no hubieran sido posibles bajo el mando de emperadores adultos, con respaldo militar y político detrás. En este nuevo contexto algunos magistri militum( comandantes supremos en el ejército) pudieron hacerse con casi todo el poder en el gobierno relegando al Emperador a un papel meramente simbólico y ornamental.

A pesar de todo ese poder seguían siendo vulnerables ante rivales que, en teoría, estaban en una posición subordinada que trataban de sabotear su acción política de diferentes maneras. Señores de la guerra sobre todo en el Norte de África como Gildo en el 398, Heracliano en el 410 o Bonifacio en la década de 420 trataron de oponerse a sus comandantes de diferentes maneras. Por ejemplo Gildo aprovechó que su comandante Estilicón estaba luchando contra Alarico en Grecia para transferir el gobierno de su diócesis africana de Occidente a Oriente. Bonifacio cortó el suministro de trigo africano a Italia aprovechando el enfrentamiento  entre Alarico y Honorio y porsteriormente se negó con violencia a dejar su puesto de mando en África rebelándose contra Rávena. El magister militum Flavio Castino tuvo que soportar de nuevo la rebelión de Bonifacio cuando trató de acabar con los vándalos en Hispania. La táctica no era convertirse en emperador, la idea era sustituir  en el poder al comandante supremo, al magister militum mientras seguían demostrando una teórica fidelidad al Emperador, es una oposición que podemos denominar de bajo nivel. Durante los dos siglos anteriores en camino al poder pasaba por la usurpación del trono imperial mediante la guerra civil, pero ahora, exceptuando el breve periodo de los usurpadores provenientes de la Galia, Hispania y Britania(406-415) la vía de acceso al poder pasará por convertirse en un señor de la guerra, es decir era necesario contar con un numeroso grupo de fieles a su persona. El estado trató de legislar en contra, prohibiendo que un personaje importante reclutara por cuenta propia guerreros que, al fin y al cabo solo serían fieles a sus señores, no al Emperador. Sin embargo la existencia de contingentes particulares de los conocidos como bucelarios demuestra que la práctica fue otra. Es probable que, debido a las necesidades militares de cada momento,, se hiciera la vista gorda y se permitiera la creación de estos grupos que posiblemente recibirían el equipamiento de las fábricas del estado pero la soldada del bolsillo particular de estos jefes militares.
Bucelarios de Aecio en batalla.

Cuando por los avatares de la política estos entraban en conflicto con el poder central, debían recurrir al saqueo de determinadas zonas para asegurarles su fidelidad, aunque lo deseable era la vuelta a la legalidad lo antes posible ya que eso les aseguraba el acceso regular a los recursos del estado sin los cuales resultaba imposible a medio y largo plazo mantener sus contingentes militares privados.

Alguno lo conseguirá gracias a la debilidad del ejército especialmente en Occidente, después de la sangría que supusieron guerras civiles de finales del siglo IV con batallas como la del río Frígido en el en que dejaron los efectivos de las legiones muy mermados. A pesar de los esfuerzos de emperadores como Honorio por alistar nuevos efectivos para el ejército, el número de soldados seguirá siendo inferior a los necesarios por el continuo desgaste que implicaba la necesidad de librar continuas campañas contra los bárbaros que, a partir del 406 penetran en el territorio de Occidente. El hecho de que Alarico en el 401 pudiera penetrar en Italia, prácticamente sin oposición y sitiar Milán demuestra esa escasez de tropas. Este nuevo tipo de lucha por el poder tendrá consecuencias muy negativas para la integridad territorial del Imperio. Por ejemplo la rebelión de Bonifacio favorecerá a los vándalos en su lucha por la conquista del Norte de África.

LISTA DE SEÑORES DE LA GUERRA

La lista de estos señores de la guerra es bastante larga aunque deberemos empezar por el mas conocido de ellos Estilicón, generalísimo de Occidente gracias a ser el general más veterano de los supervivientes a la masacre de la batalla del río Frígido, a ser el favorito de Teodosio que le casó con su hija adoptiva Serena y a ser nombrado el tutor del joven emperador Honorio, augusto de Occidente desde los 9 años. Desde esta privilegiada posición pudo centrarse en acaparar gran parte del poder en sus manos.

Otro de los grandes señores de la guerra fue Aecio, que dominó Occidente durante casi 20 años. Fue asesinado en el 454 por el propio emperador Valentiniano III cansado de ser relegado a un papel secundario y temeroso de ser sustituido por el hijo de su magister militum, Gaudencio. Pocos meses después dos miembros del séquito del fallecido Aecio, llamados Optila y Transila, asesinaron Valentiniano III.

Batalla de los Campos Catalaunicos, 451 d. C


De Bonifacio ya hemos hablado pero merece la pena detenerse más en detalle en esta figura. Nombrado Comes Africae en el último año del gobierno del emperador Honorio(423) se negó a reconocer al usurpador Juan, secretario de Honorio, tras el fallecimiento de este, reconociendo su fidelidad al emperador de Oriente Teodosio. Tras la derrota y muerte de Juan, y el nombramiento del niño Valentiniano III como Emperador (bajo la tutela de Gala Placidia su madre) 425 se mostró de nuevo leal al Imperio Occidental, ahora comandado por Aecio, hasta que los vándalos comandados por su rey Genserico conquistaron Cartago y las tropas romanas tuvieron que volver a Italia. En el 432 las tropas de Bonifacio, acusado de traición por Aecio se enfrentó en Rímini a las tropas de este y venció pero a Bonifacio, herido de muerte de nada le servirá esta última victoria sobre su rival en la corte, muriendo meses después.

Gildo es otro caso paradigmático. hermano de Firmo II. Cuando Firmo se rebeló contra Valentiniano I (375), colaboró en el aplastamiento de la rebelión, concediéndosele el patrimonio de su hermano.
En 386, Teodosio I lo designa Comes Africae y Magister utriusque militae per Africam, gobernando la provincia africana con bastante independencia.
Con la subida al trono de Arcadio y Honorio, África, de hecho, se había convertido en la principal fuente de grano de Roma. Empujado por las promesas del eunuco Eutropio, Gildo sopesó seriamente la posibilidad de unir la provincia al imperio romano del este jurando fidelidad a Arcadio. La posibilidad de perder el granero de Roma desató la respuesta del trono imperial: por indicación de Estilicón, el senado romano declaró a Gildo “enemigo del estado” y comenzó una guerra contra él. Tras la derrota, Gildo huyó en un pequeño barco, esperando alcanzar la costa del imperio romano del este. Pero los vientos dominantes le llevaron de nuevo a la costa africana. Para evitar ser apresado acabará suicidándose.

Heraclio fue clave en la eliminación de Estilicón y fue premiado en el 409 con el gobierno de África. Desde allí, fiel a Honorio se opuso a la usurpación de Prisco Atalo impuesto por Alarico en Roma cortando el suministro de cereal africano a la capital oponiéndose a los intentos del usurpador por hacerse con el gobierno de África.  Sin embargo en el 412, instigado por terceros, acabará rebelándose contra Honorio, que le declara en rebeldía . Tras un enfrentamiento militar es derrotado y muerto transfiriéndosele sus bienes a Constancio III.

En la nómina de señores de la guerra deberíamos también incluir a otros de ascendencia bárbara como los godos Saro o el propio Alarico. Ricimero. ya en la segundad mitad del siglo V, etc. A pesar de su procedencia no romana jugarán un papel fundamental en la política de su tiempo.

Las continuas guerras que estas luchas por el poder generaban entre los distintos señores de la guerra y sus ambiciones personales que raras veces coincidían con el interés general tendrán un papel de primer orden en la desintegración y desaparición del Imperio Romano de Occidente y en la formación de nuevas unidades políticas en su territorio, aunque esa es ya otra historia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR




BIBLIOGRAFÍA

LA LEGION ROMANA VII. EL OCASO DEL IMPERIO. EDITORIAL DESPERTA FERRO.
Heather, Peter.--La caída del imperio romano.-- Crítica, 2017
Soto Chica, José.--Imperios y Bárbaros.-- Desperta Ferro.
Adrian Goldsworthy.-- La caída del imperio romano: el ocaso de Occidente.





lunes, 29 de marzo de 2021

SPQR" UNA HISTORIA DE LA ROMA ANTIGUA". UNA INTERESANTE VUELTA DE TUERCA A LA HISTORIA ROMANA. BREVE RESEÑA AL ENSAYO DE MARY BEARD

 A veces por falta de tiempo y por la voraz dinámica del mercado de edición hay obras importantes que uno deja de leer aunque, al cabo de los años, se acaba subsanando el error. Este es uno de los casos. Sabiendo por otros compañeros divulgadores del mérito de este ensayo y, habiendo leído ya otras de sus obras "S.P.Q.R. Una historia de la Roma antigua" estaba todavía en mi atiborrado estante de lecturas pendientes. Mi conciencia me decía que debía leerlo, pero pasaron los años, en los que leí otras obras de esta autora como "El triunfo romano", " Pompeya. Historia y leyenda de una ciudad romana "o" El mundo clásico", hasta que por fin encontré el tiempo para leerlo.


Mary Beard no es cualquiera en el mundo de la enseñanza y la divulgación histórica. Catedrática de Clásicas en el Newnham College, Cambridge. Es editora en The Times Literary Supplement y autora del blog «A Don´s Life». Es miembro de la Academia Británica y de la Academia Americana de Artes y Ciencias. Entre sus libros publicados se incluye The Parthenon (2003); El triunfo romano (Crítica, 2008); Pompeya (Crítica, 2009), ganador del Premio Wolfson; La herencia viva de los clásicos (Crítica, 2013); y SPQR (Crítica, 2016), etc. En 2016 ha sido galardonada con el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales. Es también conocida por sus exitosos documentales para televisión sobre el mundo romano.

La autora

"S.P.Q.R. Una historia de la Roma antigua" es un ensayo al alcance de todos los públicos, aunque por la densidad de su información y las continuas cuestiones que la autora plantea sobre muchos de los mitos de la historia de Roma tomadas como verdades, aunque en realidad no lo sean, hace que sea una obra que van a disfrutar más personas que ya tienen conocimientos sobre la Antigüedad que otros que se inician en ella por primera vez. A lo largo de sus páginas la autora nos ofrece una panorámica de la historia romana desde los tiempos de su fundación y la monarquía dominados por la bruma de lo legendario, más que de la verdad histórica, la Republica y el Imperio hasta el año 212 d.C, año en el que el emperador Caracalla decretó la ciudadanía de pleno derecho(y de plenos deberes) a todos los habitantes libres del Imperio. Son casi mil años de historia en las que trata de hacernos ver la realidad que subyace tras los hechos narrados. Y lo hace de una manera templada, siempre curiosa en los detalles, preguntándose y repreguntándose continuamente sobre los múltiples aspectos de la sociedad y la política romana. Para ello utiliza todas las fuentes de información a su alcance: historiadores romanos(Cicerón, Tito Livio, Plutarco, Plinio el Viejo, Polibio, Tito Flavio Josefo, Tácito, Plinio el Joven, etc. ) epigrafía, correspondencia entre emperadores y gobernantes provinciales, arqueología, etc. No desperdicia ninguna oportunidad para incluir en esta narración, junto a la historia de los grandes nombres, la de la no-élite, la de la gran masa de romanos que vivieron en primera persona esos mil años de evolución.


No estamos ante un manual de historia redactado siguiendo un orden cronológico. Es un ensayo de alta divulgación. Esta narrado siguiendo un guion cronológico pero con algún salto en el tiempo, narrado de una manera amena y atractiva enfocando muchas de las cuestiones tratadas de manera original, haciendo que nos replanteemos muchas de las cosas que teníamos por certezas históricas, obligándonos a ir un paso más allá de lo que, las a veces interesadas fuentes escritas nos describen.

A día de hoy ya va por la 15 edición, cosa que habla a su favor. En el aspecto físico me ha gustado que a cada cuatro o cinco páginas aparezca una imagen en blanco y negro que ilustra o ejemplifica lo dicho por la autora, haciéndole al lector más sencilla la lectura de la obra que además esta muy bien editada en pasta dura, letra de buen tamaño y cómoda lectura y buenas imágenes a color en su parte central. Es también de agradecer los apartados dedicados a la cronología, los mapas, y a la bibliografía, aunque casi toda  esté en inglés. 

Es en conclusión un gran trabajo de divulgación que merece estar en nuestras estanterías. Si aún no lo tenéis podéis haceros con un ejemplar haciendo clic aquí.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LA ESCULTURA GRIEGA TAMBIÉN PODÍA SER TOSCA Y DESPROPORCIONADA. UNA RESEÑA A "EL MUNDO CLÁSICO: UNA BREVE INTRODUCCIÓN"



jueves, 25 de marzo de 2021

EL NIÑO CAYO JULIO CÉSAR. INFANCIA Y ADOLESCENCIA DEL ROMANO MÁS CÉLEBRE.

Escrito por Federico Romero Díaz

INTRODUCCIÓN

Cayo Julio César/100-44 a.C), es el personaje más famoso de la historia de la Roma antigua. Es célebre por sus logros políticos que hicieron posible que su sobrino el futuro Augusto diseñara el Principado, un régimen de transición de la los viejos moldes de la República a los del Imperio. También es conocido por sus victorias en las guerras civiles contra otros romanos o contra "bárbaros"· en las lejanas Hispania, Galia, Egipto, etc. También es famosa su relación con Cleopatra VII, su asesinato en los idus de marzo, etc.  La transcendencia de su obra como político y militar ha tenido un reflejo cultural enorme que llega brillante hasta nuestros días. Yo me inicié en el amor a Roma leyendo los comics de Axterix y Obelix en los que aparece con frecuencia, pero también he disfrutado de la tragedia de Julio César escrita por William Shakespeare a finales del XVI, y dando un salto en el tiempo las novelas, ya reseñadas en HRA, del escritor amigo de HRA José Barroso, sobre el asesinato o la vida de nuestro personaje "En el nombre de Roma" y "La caída de la República". Son también muchas las películas y series sobre su figura. Me encantaron "Julio César" de Joseph L. Mankiewicz de 1953 protagonizada por Marlon Brando y "Cleopatra", de 1963, interpretada por una inolvidable Elizabeth Taylor y por Rex Harrison en el papel de César, premiada con cuatro Oscar. Ya más recientemente destaca, en mi modesta opinión, de la primera temporada de la serie Roma.

¿Qué elementos perfilaron esta personalidad tan excepcional y brillante?

 Para responder a ello debemos buscar en su infancia y adolescencia, ya que es en esos momentos en los que se define, para bien o para mal la personalidad del futuro adulto. La vida que se lleva en los primeros años de existencia es fundamental en la buena cimentación de la autoestima, del apego hacia otras personas, del sentimiento de seguridad, los valores morales que van a regir el comportamiento, etc. Por eso es importante profundizar en el conocimiento de esas etapas de la vida, en personajes que han sido claves en la historia.  Eso nos ayudará a comprender mejor sus decisiones como adultos que ostentan poder. Ya lo he hecho en dos artículos anteriores sobre la infancia de Augusto y en la de Constantino ahora lo haremos con Cayo Julio César.

NACIMIENTO Y ENTORNO FAMILIAR DE CAYO JULIO CESAR

Nació el 12 o el 13 de julio del año 100 a.C. Su  nombre completo fue Cayo Julio César Provenía de una prestigiosa familia senatorial, los Julio, muy antigua, tanto que remontaba sus orígenes a  la misma diosa Venus. A pesar de su prestigio no era demasiado poderosa. 

Pintura de Guglielmo Zocchi

El primer Julio del que tenemos constancia ejerció como pretor durante la Segunda Guerra Púnica (218 – 202 a.C.). Parece  que solo un miembro de la familia —Lucio Julio César en el 157 a.C.— obtuvo el consulado en el siglo II a.C. Su abuelos Marcia y Cayo Julio Cesar que llegó a pretor, tuvieron dos hijos Julia y el padre de nuestro protagonista también llamado Cayo Julio Cesar que fue un senador de rango pretorio casado con Aurelia, que pertenecía a la familia de los Aurelio Cota, una destacada gens de la nobleza plebeya que había dado varios cónsules a Roma a finales del siglo II a. C. y principios del siguiente. Cayo Mario, una de las figuras más trascendentes romana, llamado el tercer fundador de Roma, había contraído matrimonio con su tía paterna Julia.​ Mario y sus seguidores dominaron la política romana a finales del siglo II a. C. Su influencia será determinante, para bien y para mal, en los inicios de la carrera política del joven César, al que debemos ver por lo tanto como al nuevo miembro de una familia relativamente "modesta" económicamente pero muy potente en cuanto a contactos políticos y sociales.

FORMACIÓN DEL PEQUEÑO JULIO CÉSAR

No tenemos testimonios de que su niñez  fuera muy distinta a la de otros niños de alto rango. En los primeros años, más o menos hasta los siete años, la educación correspondía a la madre, que solía delegar en algún siervo de confianza de la familia o específicamente contratado para encargarse de la educación de los niños y niñas de la familia que, en sus primeros años, aprendían a escribir, a leer y algunas nociones básicas de matemáticas, la historia de la familia, religión, historia romana, etc.


Maestro azotando a un alumno en una clase en el foro. Grabado del siglo XIX  de un fresco de Pompeya

 

A partir de esa edad, el niño pasaba a ser cosa del padre que se lo llevaba con frecuencia a que le acompañara a sus actividades al Foro. Así desde pequeño el joven César pudo formarse junto a su padre o, si éste no estaba, junto a su poderoso tío Mario o con sus tíos maternos los Aurelio Cota, en la vida pública romana. Además se le educaba con la asistencia a un colegio o en casa, como fue el caso de César que tuvo como preceptor a un liberto galo llamado Marco Antonio Gnifón con el que se inició en la literatura, gramática griega y latina, en los rudimentos de la oratoria, etc. Suetonio nos cuenta que además compuso algunas obras literarias que no nos han llegado, pero que demuestran que la vocación literaria fue ya algo temprano en el autor de De bello Gallico o De bello civili entre otras. Además de en el servicio público y la formación intelectual, a un niño noble, se le educaba también físicamente. Aprendían a cabalgar, a correr, a nadar y a luchar con y sin armas. César ya preadolescente, era delgado y poco robusto, pero destacaba al parecer por su habilidad en la monta a caballo. Su formación con el gladio y la lanza  también debió ser buena, ya que en el futuro su habilidad con ellas en el campo de batalla será alabada.



En conclusión provenía de una familia privilegiada más en contactos y en prestigio que en dinero que fue capaz de dar a su nuevo vástago una educación similar, sino mejor, que la del resto de los niños de su clase. Sin embargo el ambiente político y social no era el más estable y adecuado. Entre el 91 al 88 a.C tuvo lugar la conocida como Guerra Social (91 al 88 a. C) que enfrentó a Roma con gran parte de sus aliados itálicos y que se saldó con la victoria de Roma a cambio de la obtención de los derechos de ciudadanía de gran parte de esos aliados. César era apenas un preadolescente de 12 años cuando llegó la paz, lo que impidió que participase en ese conflicto, aunque si que lo hizo su padre y algunos familiares. Al final de esa guerra llegó el enfrentamiento civil entre los "populares" encabezados por su tío Mario y su futuro suegro Cinna, y los seguidores de los "optimates", encabezados por Sila. Estas luchas supondrán la muerte de varios de sus familiares. Desconocemos si su familia se ausentó de la ciudad en esos momentos para ponerse a salvo o si permanecieron en Roma, aunque si sabemos que, por el matrimonio de su tía Julia con Mario, estaba cerca de las posiciones de los populares.

JUVENTUD DE CAYO JULIO CESAR

El padre del joven Cayo morirá pronto, en el 84 a. C. Cesar que apenas tenía 16 años, se vio de repente convertido en el cabeza de familia. No sabemos si se había casado en primeras nupcias con Conssutia, hija de un rico caballero y si hubo de divorciarse o simplemente tuvo que anular el compromiso para casarse con Cornelia Cina, hija del poderoso Cina, líder de los populares que convirtió a su yerno en flamen dialis. Cesar se vio convertido en un prestigioso sacerdote, encargado del culto a Júpiter en el Capitolio. Su figura era inviolable y gozaba de múltiples prerrogativas aunque también estaba sometida a muchas limitaciones y supersticiones. De este matrimonio nacerá Julia. Esta vinculación familiar y personal con los populares le pasará factura a César cuando en el 83 a. C la situación política en la capital, dominada por los populares se invierta. Sila, concluida su campaña contra Mitrídates del Ponto volverá para ocupar militarmente Roma desatando un régimen de terror al elaborar listas de los senadores y caballeros populares más destacados a los que se condenaba a muerte y a la confiscación de sus bienes

Sila, cónsul y dictador romano

 Cesar que ostentaba un cargo sagrado y que era demasiado joven aún, se libró de esta primera oleada represiva pero al estar casado con la hija de Cina, líder de los populares fue llevado ante el dictador que le exigió que repudiara a Cornelia y que se casara con una sobrina suya. 

El joven César, dando muestras de su fuerte personalidad se negó a hacerlo, desafiando así al todopoderoso Sila que emitió una orden de arresto contra el y confiscó los bienes del matrimonio. Nuestro joven protagonista huyó a la Sabina y se convirtió en un fugitivo, llegando a ser apresado en una ocasión por una patrulla de soldados a los que pudo sobornar para que lo dejaran libre de nuevo. Finalmente gracias a la intermediación de su primo Cota y de su amigo Lépido y de las vestales fue perdonado, aunque se le despojó de su cargo religioso. 


Flamen dialis

Nos cuentan las fuentes que a regañadientes, una vez perdonado, advirtió a aquellos que habían intervenido en su favor que :

"...esa persona cuya salvación con tanta ansia deseaban algún día acarrearía la ruina al partido de los aristócratas; pues en César había muchos Marios."

César ya daba mucho que hablar en Roma. Por su linaje, su capacidad intelectual, por su personalidad, incluso por su apariencia personal, elegante y a la vez excéntrica.

En cualquier caso quedaba claro que su situación en Roma era muy vulnerable y que lo mejor era alejarse del punto de mira del dictador por lo que se embarcó con rumbo a Asia. Allí combatió meritoriamente en Mitilene como oficial de Marco Minucio Termo. No volvió a Roma hasta la muerte de Sila en 78 a.C. ejerciendo con brillantez la profesión de abogado. En 73 a. C. sucedió a Cayo Aurelio Cota como pontífice, y pronto entró en relación con Pompeyo y Craso, cuya amistad le permitiría lanzar su propia carrera política. Aunque esa, es ya otra historia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LA INFANCIA DE AUGUSTO. EL NIÑO QUE CAMBIARÁ EL MUNDO.

INFANCIA Y JUVENTUD DE CONSTANTINO "EL GRANDE". CLAVES QUE NOS AYUDARAN A COMPRENDERLE COMO EMPERADOR.

LA VIDA DE CAYO JULIO CESAR COMO JAMÁS TE LA HAN CONTADO. BREVE RESEÑA A "EN EL NOMBRE DE ROMA" DE JOSÉ BARROSO.

Ensayo sobre la belleza de Cleopatra VII Filopátor Nea Thea o sencillamente: Cleopatra


BIBLIOGRAFÍA

Suetonio.-- Vida de los doce césares

Plutarco.-- Vidas de Alejandro y César

OSGOOD, J. (2019): Roma. La creación del Estado mundo. Madrid: Desperta Ferro.

Bertolini, Francesco.--Historia de Roma, Edimat

Bravo, G.-- Historia de la Roma antigua, Alianza editorial

Montanelli, I.-- Historia de Roma. Debolsillo

WEBGRAFÍA

https://historiaeweb.com/2020/11/26/infancia-de-julio-cesar/

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/joven-julio-cesar-primeros-anos-lider_7024





lunes, 22 de marzo de 2021

LA HISTORIA DE LA FAMILIA NERO NARRADA DESDE EL PUNTO DE VISTA DE CUNINA, DIOSA TUTELAR DE LA INFANCIA. BREVE RESEÑA A

La historia con mayúsculas, esa protagonizada por los nombres de grandes familias que darán famosos cónsules y emperadores a la historia de Roma, esta escrita con la tinta fabricada a base del sufrimiento y trabajo de los más humildes. La intrahistoria es el término acuñado por Unamuno para referirse al fondo, a la tradición permanente. Es la narración de como los más humildes, ajenos a batallas y luchas políticas se preocupaban por sobrevivir y prosperar aprovechando las escasas oportunidades que se les ofrecían en una época descarnada, dura y difícil.


Y para hablarnos de la historia de Roma desde este punto de vista, muy poco utilizado en nuestro panorama narrativo actual, nadie mejor que Ángel Portillo. Autor de la trilogía de "Lignvm", un ciclo narrativo de tres entregas en las que se nos cuenta la peripecia vital del joven Aurelio Vitalis.  Nos adentra en la vida de Aurelio Vitalis, nacido en Roma durante el imperio de Tito Flavio y cuya historia empieza en el primer año del imperio de Ulpio Trajano. El joven Vitalis nos contará cómo ve las cosas mientras intenta salir adelante como miembro de la corporación de transportistas de mercancías (los carrucarii) , pero su vida dará un vuelco que lo llevará a un destino totalmente inesperado para él, se alistará en la Legio I italica y servirá en el castrum de Novae ( en el Danuvius). Al final de este texto os dejo los enlaces con las reseñas que en HRA le hicimos a estas tres estupendas novelas. ¿Qué tienen en común con Cunina?, la novela de la que hablamos ahora. Pues precisamente el punto de vista, el narrar la historia desde la perspectiva de los "de abajo", de los miembros de la plebe, que aún estando en los puestos menos favorecidos de la sociedad romana muestran orgullosos su condición de "ciudadanos romanos". Ya nos lo dice el autor :

"No esperéis que os cuente la vida de grandes personajes históricos, pues para una diosa de la infancia todos los nacidos de mujer son iguales. Nos hablará de una familia humilde, de las esperanzas e inquietudes de un padre de familia dedicado, de una recta matrona romana alabada por sus virtudes y de una joven niña núbil y virgen desconocedora de todo, entre otros miembros de una familia romana."

Este punto de vista, unido a la habilidad narrativa del Ángel Portillo ya la hacen una novela valiosa, aunque hay más virtudes que añadir al texto. Por ejemplo la originalidad de poner como narrador omnisciente a Cunina, que da título a la obra, antigua Diosa tutelar de la infancia que con cierto rencor dice sobre los romanos:

«La historia hablará por siglos de lo que os concedimos, todo pueblo del mundo recordará vuestras hazañas por los siglos, muchos imperios intentarán alcanzar vuestros logros. Os regalamos toda la tierra habitada por el hombre y os entregamos todas las aguas del mar. Erais envidiados y temidos por todos, pero nada de eso os bastó. ¡Rompisteis el pacto con los dioses! ¡Siempre os gana la ambición!». 

Es precisamente la ambición, el inconformismo con lo mucho de bueno que los dioses han concedido a los romanos lo que, según la diosa, traerá la desgracia a nuestros protagonistas en concreto y a los romanos en general.

La historia gira en torno a la familia de Nero Minicio de la tribu Falerna y Claudia. El páter familia, perteneciente al poderoso gremio de los herreros, se verá implicado en los conflictos que la rica  familia encabezada por Tito Porcio Annio. Hay otras tramas secundarias como la de Nerita, la hija menor de la familia que a la temprana edad de 12 años, la de Marco Porcio Annio, o la de su hijo mayor que junto a dos de sus cuñados es embarcado a Asia como legionario para luchar en una lejana guerra contra Aristónico, el hijo bastardo de Atalo III de Pérgamo, que en realidad le es totalmente ajena. La única pega que se me ocurre para esta nueva novela de Ángel es su brevedad que deja al lector con ganas de saber más sobre como acabarán las diferentes historias que en ella se van desarrollando. Después de leerla no podremos renunciar a hacernos con la siguiente entrega de la trilogía. No publicarla en breve sería cruel.

Pérgamo

Otra gran virtud de la obra, muy raro de encontrar en las novelas del momento es el realismo con él que están escritas. El autor deja claro que sin compartir la mentalidad y las convicciones que mueven a los personajes, lo que pretende es reflejar fielmente la cultura de esa época que, a los ojos de personas del siglo XXI, pueden parecernos terriblemente descarnadas en lo social, patriarcales, machistas, fanáticas en lo religioso, incluso racistas en lo referente a la visión que los romanos tenían de los no romanos, pero que, sin justificarlas, eran las que imperaban en ese momento histórico.

Ángel Portillo nació en Barcelona, pero ha vivido casi toda su infancia y adolescencia en Badalona. En


el museo de esta antigua ciudad es donde empezó a interesarse por el mundo romano. Docente de vocación, es profesor de instalaciones electrotécnicas en Badalona, Flix y Tortosa. Residente en la comarca del Montsia (Tarragona) tiene la suerte de poder contemplar a diario una de sus pasiones el Mediterráneo. Es autor de la trilogía Lignvm y activo participante en podcast y vídeos de You Tube sobre el mundo romano. Autor de uno de los capítulos de la novela "Ab urbe condita. La Roma de la gens Valeria" escrita por el colectivo Divulgadores de la Historia (al que pertenece desde antiguo) y editada por Edaf.

miércoles, 17 de marzo de 2021

LA APASIONANTE HISTORIA DE GRECIA PARA TODOS LOS PÚBLICOS. BREVE RESEÑA A “¿SABÍAS QUE: UN PASEO POR LA ANTIGUA GRECIA”. DE SERGIO ALEJO GÓMEZ

 Escrito por Federico Romero Díaz.

La historia de la antigua Grecia es en gran parte la historia de nuestro presente. Muchas son las huellas que de esta cultura, pasada en muchos casos por el tamiz de Roma, podemos apreciar en nuestro presente. Es por lo tanto necesario conocerla para conocernos a nosotros mismos mejor.


Gracias a libros como este, contado desde la amenidad, en un tono coloquial, pero sin perder el rigor podemos acercarnos a ella de una manera fácil y asequible. Es sorprendente ver como en tan solo 139 páginas el autor hace un repaso muy completo a la historia de Grecia desde la edad del bronce hasta el periodo helenístico.  

Sergio Alejo Gómez es un incansable divulgador al que no se le resiste ninguna actividad. Es un destacado miembro de la plataforma de Divulgadores de la Historia, es historiador, recreador histórico, activo participante de programas de podcast como el que lleva su nombre, o como colaborador en la Biblioteca Perdida o La Biblioteca de la Historia, , bloguero, uno de los coordinadores y participante con dos capítulos de la novela colectiva “Ab urbe cóndita. La Roma de la gens Valeria” editada con Editorial Edaf y autor en solitario de otros ocho libros:  La trilogía de Tito Valerio Nerva, las dos primeras entregas de la trilogía de “Renovatio Imperii” y las tres entregas de ¿ Sabías que…? , etc . Con semejante bagaje podemos explicarnos su capacidad de síntesis y su habilidad narrativa tanto en ensayo como en sus novelas. Evidentemente sus obras no nos pasaron inadvertidas y en  Historia y Roma Antigua hemos hablado de alguna de las obras de este autor. Al final de la reseña os dejo los enlaces de algunas de las reseñas que en HRA le hemos dedicado a sus obras. 

Sergio Alejo Gómez, el autor.

Centrándonos en este libro podemos decir que responde al más puro estilo de la saga ¿Sabías que..? En el que, a modo de anécdotas y haciendo un recorrido cronológico, el autor de una manera dialogada con el lector va contando  algunos de los momentos más importantes de la larga historia griega. Parece un anecdotario pero nada más lejos de la realidad. En sus pocas páginas, hay interesantes capítulos dedicados a explicar como funcionaba una falange, como eran los famosos trirremes, los capítulos más importantes de la vida de algunos de los personajes más importantes de la Grecia Antigua como Pirro, Filipo o Alejandro. También nos explica la evolución política de algunas de sus grandes polis como Atenas o Esparta y de cómo fueron las guerras que estas ciudades estado libraron entre ellas y también los conflictos con potentes enemigos externos como Roma o los persas. De esta manera aprenderemos como fue la Guerra del Peloponeso, la de Corinto o Las Guerras Médicas y que consecuencias y desarrollo tuvieron.

He echado en falta en el libro es la ausencia de aparato gráfico, no hay mapas, ni ilustraciones que sirvan de apoyo al lector en la lectura de los capítulos y eso siempre es de agradecer en un texto divulgativo. Sería bueno incluirlas de cara a futuras ediciones del libro.

No todo son grandes nombres y batallas, también hay lugar para la pequeña anécdota o el personaje desconocido para el gran público. A modo de ejemplo, nos cuenta que Ptolomeo Filopator IV faraón de Egipto mandó construir una nave de ciento veinte metros de eslora, diecisiete de manga y casi veinte de altura que era un coloso de los mares, que tenían que mover la friolera de cuatro mil remeros y que contaba con una tripulación de unos cuatrocientos marineros, como el rey Pirro, pariente de Alejandro Magno, después de mil batallas acabó muriendo por el impacto de una teja, de cómo los griegos para establecer sus colonias buscaban lugares con buen acceso al mar, con frecuencia un promontorio frente a la costa desde donde  después se lanzaban a ocupar tierras fértiles cercanas, a veces con enfrentamientos  con los nativos del lugar y otras consiguiendo acuerdos, de cómo…. 

¿Qué queréis saber más? pues ya sabéis, haceros con un ejemplar de ¿ Sabías que? Un paseo por la antigua Grecia, un imprescindible en la biblioteca de cualquier amante de la historia.







martes, 16 de marzo de 2021

VISIGODOS, PROTAGONISTAS DE LA TARDOANTIGUEDAD HISPANA. BREVE RESEÑA A "VISIGODOS. LA VERDADERA HISTORIA DE LA PRIMERA ESPAÑA" DE JOSÉ JAVIER ESPARZA

La visión que tenemos de los visigodos en Hispania es en muchos aspectos paradójico desde el punto de vista histórico. Son mucho, que una larga lista de nombres en desuso. Constituyen una parte imprescindible de nuestro pasado, la base de mucho de lo que vino después. Pero, sin embargo, siguen resultando profundamente desconocidos y evocan para mucha gente una época oscura, confusa y de transición, como si hubiera sido apenas un paréntesis entre la Hispania romanizada y el Al-Ándalus musulmán. Es lamentable la poca atención que en nuestro sistema educativo actual se les presta. Nuestros jóvenes acaban su formación básica sin saber gran cosa sobre ellos, al estar el escaso espacio que se les dedica a caballo entre primero y segundo de la ESO.  Sin embargo, los visigodos crearon en Hispania el Reino visigodo de Toledo que existió hasta que la peste, el hambre y las guerras (tanto internas como externas) acabaron con él como Estado, aunque su recuerdo ha llegado hasta nuestros días al ser utilizado por los monarcas asturianos en la construcción de su nueva identidad política.

El autor nos describe que no fueron simples bárbaros ignorantes. A su llegada a Hispania ya estaban muy romanizados. Sabían que la Tierra era redonda uno de sus reyes, el culto Sisebuto se carteaba con uno de los personajes más sabios de ese momento histórico, el gran Isidoro de Sevilla, en una época en la que los reyes merovingios o lombardos, apenas sabían leer. Fundaron ciudades de nueva planta como Recópolis, etc


El periodista parte de la definición del concepto visigodo, que debemos entender como algo distinto aunque con muchos elementos comunes a los godos de antes de la famosa batalla de Adrianópolis. Los visigodos no son más que los seguidores de Alarico en su aventura por tierras del Imperio romano, en determinados momentos como enemigos en otros como aliados. Entre estos seguidores no solo había godos, había muchos romanos, y otros pequeños grupos de bárbaros que se unieron a su grupo y que con el paso de los años y el asentamiento en la Galia primero y en Hispania después  se van amalgamando en eso que ahora conocemos como visigodo. Un concepto distinto y mucho más complejo del núcleo original de Tervingos que pasan el Danubio en el siglo IV tras su derrota ante los hunos. Es por lo tanto un grupo muy diferente, por sus características culturales, bastante más romanizado que el núcleo que cruzó el Danubio y totalmente distinto del grupo originario que, desde Escandinavia inició un peregrinar que atravesará toda Europa hasta acabar en nuestra península ibérica.

Un mérito de este ensayo es que Esparza nos dibuja una imagen del periodo visigodo distinta de la que nos ha ofrecido la historiografía tradicional del reino visigodo de Toledo. Desmonta tópicos y ataca prejuicios de carácter ideológico, moral o religioso que parecen inevitables cuando se habla de esa etapa histórica. Lo consigue sacando a la luz aspectos de un desarrollo cultural, social y científico llamativamente avanzado para la Europa del momento, bastante más atrasada que el reino visigodo de Toledo y contando los hechos tal y como fueron a la luz de las fuentes de las que disponemos, que en algunos momentos no son demasiadas.


Sus 336 páginas están escritas con afán divulgativo. Se nota un estilo periodístico y la notable habilidad narrativa del autor que hace que no sea una lectura farragosa y difícil, sino entretenida y sencilla. Se piensa también en el lector al incluir varios interesantes dibujos, que ponen imagen a lo descrito en alguna de sus páginas , un quien es quien al final del libro, etc

El libro demuestra apego por la verdad histórica y se puede leer con tranquilidad y eso que personalmente creo que  hay cuestiones con las que no estoy de acuerdo, como la presencia visigoda en el área africana más próxima a nuestra península. Aunque reitero, que son temas que aún se discuten en la historiografía moderna. Relacionado con este tema en HRA escribimos un artículo que puede resultar interesante.

 DON JULIÁN, EL ÚLTIMO ROMANO DE ÁFRICA. ACTUALIZACIÓN DE SU FIGURA.

El autor

José Javier Esparza (Valencia, 1963), es escritor y periodista, lleva años entregado a la tarea de reconstruir la identidad española a partir de su Historia. De ello son testimonio su exitosa trilogía "La Reconquista", "La cruzada del océano", sobre el descubrimiento y conquista de América, "La historia de la yihad" ," Tal día como hoy", "Almanaque de la Historia de España" y el exitoso "Tercios". "Historia ilustrada de la legendaria infantería española", etc 

Son numerosas sus novelas históricas sobre los primeros tiempos de la Reconquista: "El caballero del jabalí blanco", "El reino del norte" y "Los demonios del mar", todas ellas publicadas en La Esfera de los Libros.


Para leer las primeras páginas 

Para comprar un ejemplar

Otros enlaces que te pueden interesar

 DON JULIÁN, EL ÚLTIMO ROMANO DE ÁFRICA. ACTUALIZACIÓN DE SU FIGURA

MUJERES PODEROSAS EN LA ESPAÑA VISIGODA

La odisea de la Mesa de Salomón, el Missorium y otros objetos sagrados. El destino del tesoro real visigodo

¿Y TRAS LA DESAPARICIÓN DEL IMPERIO ROMANO DE OCCIDENTE QUÉ PASÓ? RESEÑA A BREVE HISTORIA DE BIZANCIO DE DAVID HERNANDEZ DE LA FUENTE

SUEVOS, VÁNDALOS Y ALANOS EN LUCHA CONTRA ROMA. BREVE RESEÑA A BÁRBAROS EN HISPANIA DE DANIEL GÓMEZ ARAGONÉS.

En busca de un rey. Otras sorprendente historia de los "bárbaros olvidados" los hérulos.

LOS BÁRBAROS OLVIDADOS. SAQUEADORES DE GRECIA, PIRATAS EN HISPANIA Y DUEÑOS DE ITALIA. LA AVENTURA DE LOS HÉRULOS.



domingo, 14 de marzo de 2021

HAMBRE, PESTE Y GUERRA. LA CONSECUENCIAS DE LA PEQUEÑA EDAD DE HIELO DE LA ANTIGUEDAD TARDÍA

Escrito por Federico Romero

INTRODUCCIÓN

Por las fuentes escritas sabemos que a partir del 536 comenzó en todo el hemisferio norte una pequeña edad glacial. Al parecer el sol se oscureció en gran parte debido a una especie de velo de polvo en las partes altas de la atmosfera que provocó una serie ininterrumpida de malas cosechas, sequías, y hambre en Europa, Mesopotamia, China, etc que llevarán a la muerte a una parte considerable de la población. Según Michael McCormick, profesor de historia de Harvard, estudioso de las catástrofes más devastadoras ocurridas en Europa afirma en la revista Science que el periodo entre el 536 y el 660 "fue el comienzo de uno de los peores períodos, si no el peor para estar vivo".



TESTIMONIOS

Vamos a ver que nos cuenta sobre este fenómeno la gente que lo vivió en primera persona:

 En el 536, en su informe sobre las guerras contra los vándalos, el historiador bizantino Procopio de Cesarea (f. 565) escribió:

 "Durante este año tuvo lugar el signo más temible. Porque el Sol daba su luz sin brillo, como la Luna, durante este año entero, y se parecía completamente al Sol eclipsado, porque sus rayos no eran claros tal como acostumbra. Y desde el momento en que eso sucedió, los hombres no estuvieron libres ni de la guerra ni de la peste ni de ninguna cosa que no llevara a la muerte. Y sucedió en el momento en que Justiniano estaba en el décimo año de su reinado."

 Pero no es él único en hablarnos de este extraño fenomeno.En el año 536 dC, el funcionario romano Juan de Lidia escribió que:

 "el Sol se apagó... durante casi todo el año... de tal forma que las frutas se pudrieron antes de tiempo".

 Un informe de la mitad de la década del 530, citado por el cronista posterior Miguel el Sirío, decía:

 "El Sol se oscureció, y su oscuridad duró 18 meses. Brillaba unas cuatro horas al día, pero la luz era sólo una tenue sombra... las frutas no maduraron y el vino sabía a uvas amargas".

 

El italiano del siglo VI, Cassiodoro, dijo que :

"el Sol parece haber perdido su luz acostumbrada y muestra un aspecto azulado. Nos maravillamos al no ver las sombras de nuestros cuerpos al mediodía, al notar cómo el poderoso calor del Sol se ha debilitado"

TEORÍAS Y ESTUDIOS

Los historiadores llaman a este periodo, primera mitad del siglo VI como "edad oscura", aunque desconozcamos el motivo de esa oscuridad. Las teorías sobre las causas de este fenómeno han sido variadas. En los años 90 tomó fuerza la teoría de David Keys: " Un impacto cósmico en la Tierra pudo sumirla en tinieblas hace 1.500 años". No se ha encontrado el cráter que el impacto de una masa tan grande provocaría en la corteza terrestre, ni huellas del enorme maremoto que habría causado si el impacto hubiera sido en el mar.

En la actualidad y tras los estudios científicos de varios organismos como el Centro Helmhotz para la Investigación Oceanográfica GEOMAR de Kiel y la Universidad de Oslo o los científicos del proyecto internacional 'Past Global Changes' (PAGES)o; los de la universidad de Maine, Oklahoma, etc está más aceptada la teoría de que esta pequeña edad glaciar, del oscurecimiento del sol, se debió ala existencia de una enorme masa de ceniza volcánica en la atmosfera proveniente de dos o más erupciones sucesivas a lo largo del periodo que va de 536 al 547. La localización exacta de los volcanes se desconoce¿ Tal vez alguno de la zona de América Central, Indonesia o América del Norte, Islandia? no podemos afirmarlo con seguridad. Lo que si sabemos por precedentes, como la erupción del volcán Tambora en el 1815, en Indonesia es que una fuerte erupción es capaz de arrojar tanta ceniza y azufre que oscurezca la acción del sol hasta el punto de poder decir que ese año fue conocido como el año sin verano. Según los investigadores, la serie de erupciones combinadas con un mínimo de sol y las respuestas del océano y del hielo marino a los efectos de los volcanes supusieron una bajada de las temperaturas de unos 4 grados de media, durante más de un siglo.

CONSECUENCIAS

Independiente de la causa, lo que esta probado científicamente, gracias por ejemplo al estudio de los anillos de crecimiento en los troncos de los árboles es que durante ese largo periodo las plantas no pudieron desarrollarse de una manera normal por falta de luz.

Hubo, según los científicos zonas favorecidas cómo la actual península arábiga, que recibió mucha más lluvia de lo normal, favoreciéndose la práctica de la agricultura lo que pudo provocar un aumento demográfico que hizo posible la expansión del islam. Los árabes, que eran cada vez más numerosos crecieron a costa de los territorios del Imperio Persa y el Imperio Romano de Oriente que llevaban desangrándose en una guerra casi ininterrumpida durante 25 años.



Otras fueron muy perjudicadas como Escandinavia, donde el frío se intensificó tanto que hizo muy complicada la agricultura. En Europa occidental el enfriamiento también contribuyó a las migraciones de los lombardos y los eslavos hacia el territorio romano en Italia y los Balcanes. En el Imperio Romano de Oriente, se extenderá desde su capital Constantinopla, favorecida por el hambre, la devastadora epidemia de peste negra más conocida como Peste de Justiniano, que llevará a millones de europeos a la muerte provocando una serie de cambios de gran calado que acaban con la Antigüedad tardía para dar paso a unas formas plenamente medievales. Europa se sumirá en un estancamiento de mas de un siglo que es lo que tardan las muestras de hielo en volver a mostrar los mismos niveles de plomo en aire que en el 535, lo que indica el resurgimiento de una actividad económica tan importante como la minería de la plata.


En Asia central los pastos dependen de ligeras variaciones de temperatura. Su falta provocó grandes movimientos de poblaciones turcas que desestabilizaron toda Eurasia. Al este, acabaron con la dinastía Wei . Indirectamente, contribuyeron a la unificación de los tres reinos chinos en uno solo.

Demostrar una estrecha relación entre estas alteraciones climáticas y algunas de las consecuencias que ya hemos mencionado (como por ejemplo la plaga de Justiniano, la invasión de Europa por varios pueblos de las estepas, la caída del segundo imperio persa, la entrada de los turcos en Anatolia, la unión de los tres reinos de China, el inicio de la expansión árabe) no siempre es sencillo aunque deberemos tenerlo presente como motor de algunos de los cambios que se producen en una época clave de la historia en la que se pasa de la Antigüedad tardía hacia una Edad Media perfectamente definida en sus formas más típicas.
Evolución de la temperatura durante LALIA en los Alpes (azul) y Altái. Abajo, correlación de eventos históricos. 

Conviene recordar las palabras del doctor Harper de la Universidad de Harvard , un estudioso de este fenómeno y su relación con la  Plaga de Justiniano «El cambio climático es una crisis para la Humanidad y el problema de las enfermedades infecciosas podría empeorar fácilmente en lugar de mejorar. Aunque se está avanzando mucho, los patógenos siguen evolucionando y la resistencia a los medicamentos es un problema real al que tenemos que hacer frente», concluye Harper.

Nuestra historia es un excelente recordatorio de lo mucho que los cambios en el clima pueden afectarnos, no nos olvidemos de nuestra historia, nos ayuda a comprender mejor nuestro presente.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: