Búsqueda de artículos

jueves, 22 de abril de 2021

UN DÍA EN POMPEYA. EL SORPRENDENTE RELATO DE LO COTIDIANO. BREVE RESEÑA.

A través de diferentes medios, fundamentalmente los libros y la pantalla de la televisión, hemos recibido muchísima información sobre el desastre que supuso la erupción del Vesubio en el 79 d.C. Una catástrofe que supuso la desaparición de las ciudades de Pompeya, Herculano y Estabía y la muerte de cientos de personas que no pudieron o no quisieron alejarse de sus hogares, antes de que estos quedaran sepultados bajo la lava. A pesar de eso "Un día en Pompeya" de Fernando Lillo Redonet (Espasa, 2020) ha demostrado que todavía se puede aportar mucho en la divulgación de lo sucedido en las faldas del Vesubio en el 79 d.C.
Panorámica de la ciudad de Pompeya.

Es un libro sorprendente por su enfoque. El autor ha conseguido aunar el inmenso volumen de información, recibido a través de las fuentes históricas, y sobre todo arqueológicas, para construir un relato de la vida cotidiana de estas personas, reales en la mayoría de los casos, en la primavera previa a la erupción. Para ello utiliza un curioso recurso que le da al relato una estructura de "docudrama". Desde que sale el sol, pasearemos por la ciudad acompañando a alguno de sus habitantes concretos, como Eufemo que junto a su hijo Félix, se acerca a la ciudad a vender los productos de su granja en el mercado, allí estará defendiendo su candidatura a edil el joven Cuspio Pansa, a quien el panadero Terencio Neón le ofrecerá apoyo en su candidatura. Conoceremos el día a día de otros personajes como el banquero Lucio Cecilio Jucundo o al profesor Gayo Julio Heleno. Sabremos como funcionaba la lavandería de Estéfano, el día a día de Popidio Natal el adorador de Isis, etc. Aunque no todo va ser trabajo, los pompeyanos también se relajaban en las termas donde actuaban ladrones como Ladícula, en establecimientos como el bar de Aselina y sus chicas, o los próstíbulos donde trabajaban mujeres como Fortunata. No se olvida de los venatores y gladiadores como Celado " el gladiador rompecorazones, ni de una compañía de actores de paso por Pompeya esos días.

Foro de Pompeya

Al final veremos como cada uno de ellos vive la erupción y si escapa o no de ella. A todos ellos y a muchos más los iremos conociendo a lo largo de sus 200 páginas que leeremos con una facilidad pasmosa gracias a la sorprendente habilidad narrativa de Fernando Lillo Redonet, el autor, (Castellón de la Plana, 1969) que es Doctor en Filología Clásica, profesor de latín y griego  autor de numerosos libros como Eucro, el arquero de Troya (2004); Medulio. El Norte contra Roma (2005); Séneca. El camino del sabio (2006);Los jinetes del mar. El secreto de Cartago (2018);Héroes de Grecia y Roma en la pantalla (2010);Gladiadores: Mito y realidad (2011);Fantasmas, brujas y magos de Grecia y Roma (2013);Hijos de Ben-Hur.Las carreras del circo en la antigua Roma (2016) y artículos sobre el Mundo Antiguo. Fernando ha sido pionero en España en los estudios sobre el cine de romanos con sus obras El cine de romanos y su aplicación didáctica (1994) y El cine de tema griego y su aplicación didáctica (1997). Es autor también de guías didácticas de películas como Gladiator, Troya o Alejandro Magno. Ha sido miembro del comité científico del Congreso Internacional Imagines.
Fernando Lillo Redonet, el autor
La Antigüedad en las Artes Escénicas y Visuales (Universidad de la Rioja, 2007) y colaborador en el volumen Hellas on Screen. Cinematic Receptions of Ancient History, Literature and Myth (2008). Ha impartido conferencias en Universidades españolas y extranjeras sobre el cine de romanos e igualmente numerosos cursos de formación del profesorado sobre el mismo tema. Es colaborador habitual de Historia National Geographic, revista en la que ha publicado artículos y reseñas sobre el mundo griego y romano.

Un aspecto a destacar es lo riguroso de la información que el autor maneja. Se ha documentado sobre todos los aspectos de los que habla, estando al tanto de lo último en cada una de las cuestiones, por ejemplo el debate sobre si el mes de la erupción fue agosto u octubre, las continuas referencias al terremoto del 63 d.C y sus consecuencias, etc. Es de mucha utilidad al final del libro el apartado en el que se explica lo que es estrictamente histórico y lo que es fruto de su imaginación.

En conclusión creo que estamos ante una de las mejores obras de divulgación en castellano sobre Pompeya. Una obra accesible a todos los públicos. Rigurosa por la información que se nos ofrece y muy entretenida por el formato en la que se nos ofrece. Un imprescindible para todos aquellos amantes de la Antigüedad en general y de la Historia romana en particular.

Si aún no tienes un ejemplar, pincha aquí:


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


No hay comentarios:

Publicar un comentario