Búsqueda de artículos

martes, 23 de febrero de 2021

TERREMOTOS MÁS IMPORTANTES DE LA ANTIGUEDAD. LOS SEISMOS EN POMPEYA DURANTE EL SIGLO I.



¿Qué papel jugaron los terremotos en la Antigüedad?¿Cuales fueron los más graves y que consecuencias tuvieron? El Mediterráneo es una zona de elevada actividad sísmica donde entran en colisión en su desplazamiento la placa africana con la euroasiática. Este contacto ha creado un gran número de fallas en torno a este área que son las responsables de los frecuentes terremotos que históricamente han afectado a toda la cuenca del Marenostrum.


¿COMO LOS EXPLICABAN LOS CIENTÍFICOS EN LA ANTIGUEDAD?

Muchas personas atribuían los terremotos y otras catástrofes naturales a la la voluntad de los dioses. Estos enojados con las personas o a las ciudades en las que habitaban por su comportamiento, decidían castigarles de varias maneras: plagas, guerras, hambre, catástrofes naturales, etc. No obstante, siempre hubo científicos capaces de dejar esta explicación de lado, que construían complejas teorías para explicar los terremotos.

Según Tales de Mileto, que desarrolló su obra científica entre finales del siglo VI a.C y la primera mitad del V, la Tierra flota sobre el agua. En las ocasiones en que la Tierra experimenta un terremoto, en realidad está fluctuando debido a la aspereza de los océanos. Esta explicación, aunque equivocada, es la primera en explicar este fenómeno natural sin invocar entidades sobrenaturales o místicas.

Ya en "De mundo" que es una recopilación de diversos temas científicos del famoso autor teatral Apuleyo( siglo II a.C), aparece una clasificación de ese fenómeno. Nos cuenta que :

"La tierra abunda en su interior en exhalaciones y fuego"

"Tellus(...)spiritu et ignifecunda est"

Estas exhalaciones al desplazarse por las concavidades del interior de la Tierra golpean la parte compacta de la misma:

"Saepe accidit ut natiui spiritus, per terrae concauas partes errantes, concuterent solida terrarum(....)

Y que al tratar de pasar por lugares más estrechos y no encontrar salida acaban produciendo movimientos telúricos. A continuación propone una clasificación de siete tipos de terremotos basándose en las consecuencias de cada clase( variación en el cauce de los ríos, si se abre la tierra, si salen gases, etc)

"Saepius ut spíritus, cescente uidentia et insinuantes se telluris angustis nec inuentes exitum, terra moverent"

Otros científicos como Anáxagoras( siglo VI a. C), Demócrito de Abdera (siglo VI y V a.C) o Anaxímenes de Mileto( siglo VI) tratan de explicar los seísmos bajo un punto de vista meteorológico. Aristóteles( siglo IV a.C) descarta este enfoque porque piensa que la causa es el desequilibrio entre dos tipos distintos de exhalaciones de la tierra que producen violentos movimientos de viento en el interior de la corteza terrestre. Tito Lucrecio Caro lo achaca al derrumbamiento de grandes masas en el interior de la Tierra provocadas por el hundimiento de las grandes cavernas que hay en su interior. Plinio el Viejo más en la línea de Aristóteles hace otra curiosa clasificación:

" Los hay que, en un lugar, derriban murallas, en otras producen profundos socavones que lo engullen todo, en otras vomita enormes masas de material, en otras hacen brotar ríos..."( Nat.2.193.80)






Da una serie de síntomas premonitorios como que los animales y las aves marinas se porten de una manera extraña, que los pozos se enturbien, etc y ofrece medidas de protección como situarse, en caso de vivir un terremoto, debajo de los arcos de las puertas, cerca de las esquinas, construir mejor con ladrillo y adobe que con piedra, etc. Séneca le dedico a los seísmos un libro completo en sus "Naturales Quaestiones". Atribuye a las grandes corrientes que existen debajo de la tierra los terremotos al comprimir el aire con su movimiento. Además añade que el aire del interior de la Tierra, enrarecido, al ser liberado por los temblores puede provocar pestes y epidemias.

EL CASO DE POMPEYA. TERREMOTOS PREVIOS A LA GRAN EURUPCIÓN DEL 79.

Todos conocemos la gran erupción del Vesubio del año 79 d.C y las nefastas consecuencias que tuvo para la existencia de ciudades como Pompeya o Herculano. Sin embargo están muy poco divulgados los terremotos que a lo largo del siglo I fueron azotando esta zona del sur de Italia como un nefasto aviso de lo que estaba por venir

El primero que conocemos es el terremoto del año 37. Suetonio, en su "Vida de Tiberio" hace referencia a un terremoto que sucedió en marzo del 37. El Emperador estaba de vuelta de Roma a su villa en Capri. También Tácito, al situar la muerte de Tiberio, nos cuenta que aconteció en este viaje en él que que el terremoto obligó al sequito imperial a refugiarse en la Villa de Lúculo, en el monte Miseno, que está en el cabo del mismo nombre. Sabemos que a consecuencia del temblor el faro de Capri se derrumbó y por los versos de Estacio, un poeta de la corte de Domiciano, sabemos que ya estaba reconstruido bajo ese gobierno.

Tácito también nos cuenta que bajo el gobierno de Nerón hacia el 62 Pompeya fue destruida parcialmente por un fuerte temblor. Es decir que estamos hablando de aproximadamente 16 años antes de la gran erupción del Vesubio, digo aproximadamente porque Séneca sitúa este temblor en el 63. Nos cuenta que :

"El temblor sepultó Pompeya e hizo temblar a las comarcas inmediatas"

Describe además daños importantes en Herculano y Nuceria que se encuentran a unos 13 kilómetros, e incluso en Nápoles que se encuentra a 25. Podemos concluir que el terremoto causó graves daños en Pompeya y Herculano, siendo más leves en Nuceria. En Nápoles parece ser que solo afectó a algunas casas particulares. Cita Séneca el episodio curioso de la muerte de un rebaño de unos 600 corderos en las laderas del Vesubio que él atribuye a la liberación de gases venenosos que provocan epidemias en personas y animales al ser liberados del interior de la Tierra. También nos cuenta que hubo repetidas réplicas de menor intensidad, contándonos el caso de un hombre que encontrándose en el baño, aseguraba haber visto los ladrillos del suelo separarse y volver a unirse y como en el momento de la separación pudo ver el agua en los intersticios y como esta hervía cuando se estaban reuniendo. Es posible que a raíz de este terremoto, como pasó en otros casos como Corinto o Pafos, se le concediera a Pompeya la condición jurídica de colonia romana.

Según los expertos este terremoto pudo tener su epicentro cerca de Estabía a unos 5 kilómetros de profundidad y una intensidad de 5 a 6 en la escala de Richter. Según la arqueología casi todos los edificios resultaron afectados en mayor o menor medida. En Pompeya edificios como el anfiteatro, el foro, el edificio de Eumachia, el macellum, las puertas monumentales de entrada a la ciudad, la basílica o la curia municipal fueron muy dañados por los temblores que también interrumpieron el suministro de agua. En el 79 algunos edificios ya estaban reparados aunque otros como el templo de Apolo, el pavimento y el pórtico del foro se encontraban aún en restauración. Algunos edificios fueron demolidos y en su lugar se construyeron otros nuevos o simplemente se quedaron como simples solares. Es curioso el papel que los comerciantes jugaron en esta reconstrucción, según un estudio de 1973 surgieron 16 nuevos talleres, cuatro molinos de pan, cuatro batanes, tintorerías, fabricas de cuero, herrerías y tiendas de aceite.
Molino romano



En la reconstrucción se usó preferentemente el ladrillo como sustituto de la piedra ya que era más barato, flexible y adecuado para aguantar nuevos terremotos.
Columnas del Foro de Pompeya reconstruidas con opus latericum( ladrillo grueso recubriendo un núcleo de cemento)


Este terremoto fue representado en dos bajorrelieves de mármol del lararium del atrio de la casa de Lucius Caecilius Iucundis, un banquero pompeyano. Uno de estos mármoles se conserva en el Museo Nacional de Nápoles y en el se representa la parte norte del Foro de la ciudad: hay un arco y el Templo de Júpiter con dos estatuas ecuestres, todos estos elementos se tambalean en la representación.
Primer bajorrelieve de la casa de Lucius Caecilius Iucundis.


En el segundo se muestra la Puerta Vesubiana desplomada y como casi aplasta un carro. hay varios autores que piensan que Lucius Caecilius Iucundis encargó estos mármoles en agradecimiento por haberse salvado de los efectos del terremoto.



Segundo bajorrelieve de la casa de Lucius Caecilius Iucundis


Los arqueólogos nos cuentan que estos temblores afectaron al nivel del suelo de la zona provocando que el acueducto que alimentaba Pompeya dejara de funcionar. Tras el gran terremoto del 63 Séneca nos cuenta como la anarquía, los robos y el hambre se adueñaron de las calles. Parte de la clase dirigente se fue para no volver. Los que permanecieron acabaron por acostumbrarse a los débiles y continuos temblores de tierra. Tal vez esto jugó en contra de los habitantes de Pompeya cuando no se tomaron en serio la advertencia de los temblores de los días previos a la gran erupción del 79. Estaban demasiado acostumbrados a estos fenómenos.


Según Tácito después de este gran terremoto hubo nuevos temblores en el 64 que provocaron el derrumbe del teatro de Nápoles, al parecer poco después de un recital de Nerón en ese edificio. Suetonio más sensacionalista hace coincidir el temblor con la actuación del Emperador que en medio del temblor siguió cantando sin permitir la evacuación hasta que no acabó su actuación. Fuera de esta mención no contamos con más datos para determinar la importancia de este nuevo temblor aunque sabemos por la arqueología que entre el gran temblor del 63 y la erupción del 79 hubo otros temblores que afectaron a diversos edificios en Pompeya. Por ejemplo a las Termas Centrales en su muro este del caldarium o en la Casa de los Amores Dorados cuya decoración presenta daños posteriores al 63.


En cuanto a la reparación de los daños tenemos varios datos curiosos: sabemos que las autoridades locales huyeron del desastre, pero que sin embargo una autoridad administrativa si que permaneció en Pompeya, donde la actividad de reconstrucción fue liderada principalmente por comerciantes y artesanos.



Pronto se comenzaron los trabajos de reparación en el Templo de Isis, que fue reconstruido y ampliado con la financiación de un particular "privatus" llamado Numerius Popidius Ampliatis. En agradecimiento a esta generosidad su hijo será admitido en senado de la ciudad de forma gratuita( para entrar era necesario un pago previo). Es muy posible que estemos ante un nuevo rico, posiblemente un liberto que con esta actividad benéfica se asegurara el acceso de su hijo a la clase más privilegiada políticamente de la ciudad. No encontramos pruebas de que Nerón hiciera aportaciones del erario imperial para ayudar en la reparación de los daños. Nos consta que Vespasiano si que aportó dinero para esta labor. Nos consta que se ocupó del Templo de la Mater Deum en Herculano en el 76 d.C En esta ciudad podemos ver la importancia de las aportaciones de sus ricos ciudadanos en la reconstrucción. En este caso podemos citar el ejemplo de Nonius Balbus que se encargó de la financiación de las puertas de al ciudad y de la basílica. En el mismo año 80, ya bajo el gobierno de Tito, después de la erupción del Vesubio, la epigrafía nos demuestra como el Emperador contribuyó activamente a reparar diferentes daños causados por los temblores en Sorrento, Nápoles y Nola. Suetonio nos dibuja a un Nerón dilapidador del presupuesto y que por lo tanto es incapaz de ayudar económicamente en la reconstrucción de las ciudades afectadas por el terremoto. Por el contrario nos dibuja a los flavios mucho más eficientes en la administración presupuestaria. Nos cuenta junto a Dion Casio que Tito se preocupó por la reconstrucción de la Campania tras la erupción del 79, legando a nombrar excónsules para la reconstrucción de la zona que se financiaría en parte con los fondos de los fallecidos sin herederos.


OTROS GRANDES TERREMOTOS DE LA ANTIGUEDAD.


El Golfo de Nápoles no fue ni mucho menos la única zona con actividad en el Mediterráneo. Dos de las maravillas de la Antigüedad, El Coloso de Rodas y el Faro de Alejandría se derrumbaron en terremotos en el 225 y en el 800 respectivamente. Sabemos que durante los siglos IV y III a.C hubo una intensa actividad sísmica en el Mediterráneo oriental. Curio, al sur de la isla de Chipre sufrió hasta cinco seísmos en apenas 80 años quedando la ciudad finalmente destruida y abandonada. En el 464 a.C un terremoto destruye Esparta dejando unos 20.000 muertos en su territorio. Los ilotas que vivían en estado de servidumbre aprovecharán para sublevarse. Atenas envía ayuda militar a Esparta, pero esta no se fía de las "buenas" intenciones de la otra gran potencia en Grecia y rechaza la ayuda. Los atenienses se lo toman como un insulto siendo un factor más que se sumaba a otros varios que acabaron por desencadenar la Guerra del Peloponeso.


Sabemos que el 13 de diciembre del 115 en Antioquía mientras sus ciudadanos dormían se desató un terrible terremoto de 7.5 en la escala de Richter que dejó miles de muertos. El seísmo fue vivido en primera persona por el emperador Trajano y el que será su sucesor Adriano que estaban preparando la campaña contra Persia. Ambos escaparon con unas pocas heridas de sus residencias dirigiéndose al circo de la ciudad a cielo abierto para estar a salvo de las réplicas que durante días se sucedieron. Ellos escaparon con vida pero miles de ciudadanos de la ciudad y el cónsul de Roma Marco Pedón Vergiliano falleció en el seísmo. Lo cita Dion Casio:


"Mientras el emperador se quedaba en Antioquía ocurrió un terrible terremoto; muchas ciudades sufrieron daños, pero Antioquía fue la más desafortunada de todas. Como Trajano pasaba allí el invierno y muchos soldados y civiles habían acudido allí de todas partes en relación con pleitos, embajadas, negocios o visitas turísticas, no hubo ninguna nación que saliera indemne; y así, en Antioquía, todo el mundo bajo la influencia romana sufrió un desastre. Hubo muchas tormentas y vientos portentosos, pero nadie hubiera esperado que tantos males resultaran de ellos"


Dión Casio, Historia Romana 68.24


La mayor calle porticada de la Antigüedad con casi 2.5 kilómetros de longitud quedó reducida a escombros. Tres cuartos de la ciudad fueron reducidos a cascotes y miles de víctimas quedaron sepultadas en las ruinas.


"Cuando por fin el mal se había calmado, alguien que se aventuró a escudriñar las ruinas vio a una mujer todavía viva. No estaba sola, sino que tenía un bebé; y había sobrevivido alimentándose a sí misma y a su hijo con su leche. La desenterraron y la resucitaron junto con su bebé, y después buscaron en los otros montículos, pero no pudieron encontrar en ellos a nadie que siguiera vivo, salvo un niño que mamaba del pecho de su madre, que estaba muerta. Mientras sacaban los cadáveres ya no podían sentir ningún placer ni siquiera en su propia huida."


Dión Casio, Historia Romana 68.25




Ruinas del Circo de Antioquía.

El seísmo provocó un Tsunami que devastó algunas ciudades de la costa como Cesarea Marítima, algunas fuentes estiman en 260.000 las víctimas de este temblor, aunque otras lo consideran exagerado. Nosotros preferimos quedarnos con la idea de la enorme mortalidad que causó sin estar en una guerra de datos inútil. En el 458 otro pero esta vez de 6.5 vuelve a sacudir la ciudad y a dejar miles de muertos. En el 525 o 526 se repite el terremoto y de nuevo Antioquía es destruida con decenas de miles de muertos no solo en la ciudad sino también en otras de la costa mediterránea.


Por las fuentes sabemos que en medio de los preparativos del emperador Juliano contra Persia un terrible terremoto afectó a las ciudades de Nicomedia y Nicea No será el único que sufra la zona en los años posteriores. Es posible que este temblor o sus replicas estén detrás del fracaso en la reconstrucción del Templo de Jerusalén ordenada por este emperador, según las fuentes, en el 363.


En el 365 d. C un terremoto de al menos 8.5 sacudió la isla de Creta y desencadenó un enorme tsunami de varios metros que llegó a las costas de Egipto, destruyendo Alejandría. Partes de la isla de Creta se vieron inmersas en el mar y otras se elevaron hasta 9 metros. La fecha exacta fue el 21 de Julio. Al parecer Creta se eleva sobre una gran falla que está en lo que podemos llamar punto caliente en el que la placa africana se hunde bajo la anatólica, provocándose por el roce entre ambas seísmos con cierta periodicidad. El terremoto fue estudiado en el 2001 estableciéndose que fue de 8.6 en la escala de Richter, el más fuerte ocurrido en el Mediterráneo, al menos que nosotros sepamos. En un solo minuto de duración destruyó todas las poblaciones de la costa de Creta y muchas de la costa griega, Turquía, Chipre, Sicilia, Palestina, Hispania Norte de África en donde por ejemplo sabemos que la ciudad de Apolonia quedó sumergida. Se piensa que ha sido el terremoto más fuerte de la Antigüedad en el Mediterráneo.


La propia ciudad de Roma sufrió hasta cinco terremotos entre el final de la Antigüedad y la Edad Media(443,484 o 508, 618, 801 y 847. En los Fasti vindobonenses posteriores(publicados por primera vez en el 1553) y en otras fuentes se narra el colapso de las casas, la caída de las estatuas, pórticos, edificios públicos incluso daños en el Coliseo. Este temblor afecto a un área próxima al Campo de Marte Lo sucedido en el 484 o 508 lo sabemos por dos inscripciones que hay a la entrada del Coliseo en las que se mencionan importantes restauraciones en el edificio financiadas por Marius Venantius Basilus después de un terremoto que se califica de "repugnante" el problema es que no sabemos cual de los dos senadores con el mismo nombre fue el mecenas, si es el Venantius que fue cónsul en el 484 o el del 508.


Inscripción del Coliseo que menciona a Venantius y que recuerda el terremoto


No fueron los únicos grandes temblores de la Antigüedad, tenemos constancia de muchos, pero mucho peor documentados, a veces simplemente no tenemos constancia arqueológica o solo una mención en las fuentes asociándolo a otro hecho que se considera más importante.. Por ejemplo sabemos que en la antigua Ugarit, en la actual Siria, hubo un gran temblor que desencadenó un tsunami que afectó a numerosas poblaciones costeras del Mediterráneo en el 1365 a. C. En Atenas y en la isla de Salamina sufrieron otro en el 480 que desencadenó un tsunami. Curiosamente en este caso fue considerado de buen augurio por los griegos más religiosos ya que al día siguiente vencieron a los persas en la Batalla de Salamina. Otro curioso fue el que se produjo en Makram, Pakistán en el 325 a. C que provocó un tsunami que afectó a la flota de Alejandro Magno, que en esa época estaba en las cercanías del delta del río Indo. Tito Livio nos cuenta que durante la emboscada de las tropas de Aníbal a los romanos en la batalla del lago Trasimeno en el 217 a. C


(en Ab urbe condita, 22.5) declaró: «Con una conmoción horrible, niveló montañas, modificó el curso de ríos, y derrumbó grandes zonas de muchas de las ciudades de Italia».


Según Filóstrato en el 93, las ciudades del lado izquierdo de los Dardanelos fueron visitadas por terremotos aunque desconocemos el número de muertos que provocó. Ya más avanzados en el tiempo en el 509 en Acre se produce la destrucción total de esta localidad. De acuerdo a los registros arqueológicos, se destruye la mitad de Tiro, Sidón , Beirut y Safad .


Los terremotos están asociados íntimamente a la historia del ser humano y desde la misma Antigüedad aparecen referencias a ellos que nos recuerdan que no debemos dejar de estar alerta y tener en cuenta los avisos previos que la naturaleza nos envía.

Te pueden interesar también:


BIBLIOBRAFÍA
Pompeya y los Barreda, A.Sanz, M.--Terremotos precursores de la erupción del Vesubio del año 79. Análisis y catálogo de fuentes interdisciplinares.-- IES Velgite, 2012
Macías, C.--Los terremotos a la luz de la ciencia antigua: el testimonio de Apuleyo.-- Universidad de Málaga, 2011
Bernal. M.-- Pompeya: Historia y leyenda de una ciudad romana. Barcelona: Crítica, 2009
Carbajal, G.-- Identifican la falla que causó los terremotos que sacudieron Roma a finales de la antigüedad
Beny, J-- Pompeya.-- Madrid: Akal, 2009
Séneca.-- Naturales Quastiones
Romero, M.-- Vida, muerte y resurrección de la ciudad sepultada por el Vesubio.-- Madrid: La Esfera de los Libros


WEBGRAFÍA
https://www.labrujulaverde.com/2020/10/cuando-trajano-y-adriano-tuvieron-que-saltar-por-la-ventana-durante-el-terremoto-de-antioquia-en-el-ano-115-d-c


https://www.labrujulaverde.com/2019/02/identifican-la-falla-que-causo-los-terremotos-que-sacudieron-roma-a-finales-de-la-antiguedad








No hay comentarios:

Publicar un comentario