Búsqueda de artículos

lunes, 30 de agosto de 2021

MUJERES PODEROSAS EN LA TARDO-ANTIGUEDAD. DINASTÍA VALENTINIANA-TEODOSIANA

Escrito por Federico Romero Díaz

¿Teodosio, Honorio, Alarico, Estilicón, Arcadio, Aecio, Genserico, etc? ¿Fueron estos hombres los únicos protagonistas de la Tardo-Antigüedad.? En un mundo dominado por hombres, algunas mujeres romanas pertenecientes al estrato más elevado de la sociedad no se resignaron a ejercer solo el papel de madres o esposas que la moral y costumbres de la época les había asignado. Fueron mucho más allá logrando disfrutar, normalmente desde la sombra de un segundo plano, de altas cotas de poder e influencia sobre la política romana. Eso no evitó que sus parientes varones las utilizaran en muchos casos como moneda de cambio casándolas según la conveniencia política del momento.

Gala Placidia visita el mausoleo. Recreación pictórica del pintor ruso Vasiliy Smirnov, 1880.

En el sistema político romano, ya desde Augusto, el Emperador gozaba de la capacidad de nombrar un heredero en vida, ya fuera de su propia sangre o de fuera a través de la formula de la adopción con la finalidad de mantener el poder siempre dentro de la familia. Esta decisión debía hacerse con la aceptación, más o menos formal, del Senado, del ejército y del pueblo. En la Tardo-antigüedad el sistema sigue siendo básicamente el mismo. Las mujeres tenían un papel muy importante como trasmisoras de la legitimidad dinástica en algunos casos y en otras ocasiones como fuente de "nueva sangre" en la "vieja dinastía valentiniana-teodosiana". En caso de falta de heredero varón, las mujeres de la familia imperial actuarán como fuente de trasmisión del poder a sus hijos o de la legitimidad  a sus esposos. En el caso de que el heredero sea muy joven aún para ejercer de una manera efectiva el cargo de Emperador, podrán gobernar directamente en nombre de su hijo garantizando así la trasmisión sin traumas del poder, a la mayoría de edad de éste.

El Emperador Honorio, Jean-Paul Laurens (1880)

 A diferencia de los hombres de la dinastía valentiniano-teodosiana, que no destacaron precisamente por sus grandes dotes de gobierno, las mujeres de esta familia si que manifestarán con frecuencia una fuerte personalidad y capacidad de iniciativa política, en especial en las relaciones con los pueblos bárbaros que van ocupando el territorio del Imperio  Romano de Occidente.

Conozcamos algunos de los ejemplos más importantes de mujeres de esta dinastía que tuvieron un papel clave en la política de su tiempo.

Justa Justina.(¿?-388)

Era una dama perteneciente a la nobleza romana. Su padre, Justo, había sido gobernador de Piceno en tiempos de Constancio II. Sabemos que fue desposada por el usurpador Magnencio, siendo aún muy joven. El matrimonio no tuvo hijos y tras la derrota y el suicidio de su marido en el 353 permanecerá viuda hasta el 368, año en el que se casó por segunda vez con Valentiniano I, que fallecerá en el 375. No fueron muchos años pero de este matrimonio nacerán tres niñas( Gala, Grata y Justa) y un varón, el futuro Valentiniano II. El heredero, a la muerte de su padre solo tenía, 4 años. Quedó bajo la autoridad de su madre y de su hermanastro Graciano que gobernaban en Occidente, mientras que de Oriente se encargaba, Valente.

Estatua de Valentiniano II

Graciano es asesinado por el usurpador Magno Máximo en el 383, convirtiéndose Valentiniano II en emperador de la parte occidental con su madre Justina como regente. Valentiniano II y Justina, en la práctica deberá conformarse con el gobierno de Italia y el Illyricum, mientras que el resto de Occidente queda en manos del usurpador y Oriente en manos del nuevo emperador Teodosio. Justa Justina intervendrá activamente en la política del momento participando en la promulgación de numerosas leyes, algunas en defensa del arrianismo que ella misma profesaba. Se enfrentó, por el uso de una basílica, al poderoso obispo de Milán San Ambrosio, aunque tuvo que ceder ante la firme oposición del obispo a las tropas imperiales que cercaban el edificio. En el 387 Magno Máximo ocupa Italia y Justina y sus hijos deben buscar refugio en Tesalónica, donde Teodosio se queda prendado de su hija Gala con la que se acaba casando, consumándose de esta forma la unión entre la dinastía valentiniana y la teodosiana. La condición de Justina para acceder al matrimonio de su hija Gala era que Teodosio marchará contra el usurpador, Magno Máximo.

Zósimo nos cuenta:

"Pero como la pasión que sentía(Teodosio) por la muchacha( Gala la hija de Justina) lo consumía cada vez mas, llamo a Justina para pedirle a su hija en matrimonio, ya que sus anterior esposa, Flacila, había fallecido. Aquella declaro que no se la entregaría al menos que, emprendiendo la guerra contra Máximo, castigase el asesinato de Graciano y restituyese a Valentiniano el imperio de su padre. Tras conseguir desposarla bajo estas condiciones, se entrego por completo a los preparativos de guerra...."

En el 388 tras las batallas de Siscia (Sisak) y Poetovio (Ptuj), Teodosio ocupa Emona (Liubliana) y obliga a Máximo a refugiarse en Aquilea, donde fue asesinado por sus soldados el 28 de agosto de 388. No sabemos con certeza si Justina pudo disfrutar de la victoria contra Magno Máximo y de la reposición en el trono de Occidente de su hijo Valentiniano II ya que murió en ese mismo año. 

Justina fue una mujer de fuerte personalidad, firme en sus ideas, en especial en su fe arriana que supo gobernar a la sombra de su hijo.

Gala Placida (¿392?-450)

Fue una emperatriz romana del Imperio Romano de Occidente nieta, hermanastra, prima, sobrina, madre y esposa de varios emperadores. Fue el único fruto del matrimonio entre Gala( una de las hijas de Justa Justina) y Teodosio. Le tocó protagonizar una época muy tormentosa para la historia del Imperio Romano de Occidente. No llegó a disfrutar mucho de su madre, ya que cuando solo tenía dos años falleció en el parto de un hermano que también murió. Al año siguiente, en el 395 le llegó el turno a su padre Teodosio, que tras la muerte de Valentiniano II se había convertido en Emperador de las dos partes del Imperio , Oriente y Occidente. Del primero se hará cargo su hermanastro Arcadio de 17 años y del segundo Honorio de tan solo 11. El gobierno será llevado en realidad por generales y altos dignatarios. En el caso de Occidente será Estilicón y en Oriente gobernará primero Rufino y después el eunuco Eutropio.

Imagen que representa a Gala Placidia extraída de la portada de la novela "La emperatriz goda" de M. Lasala.

Gala Placidia, de tan solo tres años, crecerá en la casa del magister militun de Occidente. Estilicón y su esposa Serena prometieron a la princesa-niña con su hijo Euquerio de tan solo diez años de edad. Las tensiones políticas con Oriente, la guerra con los bárbaros que penetraron en el imperio y las luchas políticas en la corte de Rávena le costaron la vida a Estilicón y a su familia en el 408. Algunos expertos sitúan el cautiverio de Gala Placidia en el 408 o en el 409, antes del saqueo de Roma por los godos de Alarico en el 410. Lo que si sabemos es que acompañaba a los visigodos como parte del botín.

Zósimo nos confirma que en ese año de 410

"Permanecía también junto a él( Alarico) la hermana del Emperador, Placidia, quien de alguna manera estaba en calidad de rehén, si bien disfrutaba de toda suerte de pleitesías y prerrogativas reales."

Muerto Alarico, Ataulfo es nombrado rey. Él y Gala Placidia se casaron en una ceremonia que tenía mucho más de romana que de tradición goda y llegaron a tener un hijo, al que llamaron Teodosio, toda una declaración de intenciones. Sin embargo el niño murió, siendo apenas un bebe, impidiendo los planes de sus padres de unir ambos mundos a través de este vástago. Honorio nunca reconoció este enlace y presionó a los visigodos para que devolvieran a su hermana. Gala era ahora viuda de Ataulfo, que había caído en un complot palaciego orquestado por Sigerico, un noble que humilló a la romana haciendo que esta caminara durante doce millas delante de su caballo en una especie de paseo triunfal. Tras el  rápido asesinato de Sigerico, Gala es entregada al general romano Constancio, la nueva figura emergente en la corte de Rávena por decisión de Honorio que, tras la muerte de Estilicón, necesitaba un buen general al frente de lo que quedaba de las legiones romanas, Este hombre, mucho mayor que ella, será su próximo esposo y fruto de este matrimonio llegarán dos hijos: Valentiniano III y Justa Grata Honoria, de la que hablaremos un poco más adelante. En el 421 Constancio en nombrado Augusto y su esposa, Gala Placidia, por lo tanto es elevada también a la misma categoría. A los siete meses el veterano militar fallece y Gala queda viuda de nuevo. En el 423 debe huir a Constantinopla, junto a su familia, y hacer frente a Juan, un alto funcionario de la corte que se había hecho con el poder y había levantado falsas acusaciones contra ella.

Hasta el 425 su hijo Valentiniano III, de seis años de edad, no será nombrado emperador, siendo ella la designada para actuar como regente durante la minoría de edad. El usurpador Juan había sido ejecutado públicamente y Gala Placidia contaba con el apoyo de una extensa clientela y el respaldo armado de una guardia goda que le acompañaba desde la vuelta de su cautiverio. Gracias al acuerdo con Aecio, que será nombrado nuevo magister militum podrá gobernar hasta la mayoría de edad de su hijo en el 437. Impulsó una extensa obra legislativa favoreciendo a la iglesia católica, persiguiendo la herejía arriana. Se apoyó alternativamente en los grandes militares de su tiempo: Felix, Bonifacio y Aecio que estuvieron en continuo enfrentamiento entre ellos, aunque será el último el que salga victorioso en la disputa por el poder. Las luchas internas debilitaron las fuerzas del imperio que fue perdiendo gradualmente sus territorios a manos de pueblos bárbaros. Finalmente Bonifacio el máximo representante de Rávena en África, llegó a proclamarse emperador tratando de anticiparse a su supuesta destitución. Su enfrentamiento con las tropas de Aecio facilitó en gran medida la invasión y ocupación de África por los vándalos que fundaron sobre ese antiguo territorio romano un nuevo reino que planteará a Rávena numerosos problemas en forma de falta de recursos económicos y de expediciones piráticas contra Sicilia, Córcega y la propia Italia. A partir de ese momento será Aecio el verdadero gobernante de Occidente, llegando a una convivencia, más o menos aparente con Gala Placidia.

ValentinianoIII

 Gala Placidia morirá en el 450. Era una cristiana devota que en sus últimos años construyó o enriqueció varias iglesias. Mandó edificar las basílicas e San Juan Bautista y de la Santa Cruz en Rávena. De la segunda solamente queda el oratorio de San Lorenzo, conocido como mausoleo de Gala Placidia. En Roma finalizó   la basílica de San Juan Laterano, hoy Letrán.

  Justa Grata Honoria

 Era la primogénita de Constancio y Gala Placidia que además habían tenido   al que será el emperador Valentiniano III, su hermano.  Creció en una corte   en la que su madre, como regente, detentaba el poder. Era una mujer muy   consciente de su dignidad y rango y para nada acostumbrada a adoptar un   papel pasivo y sumiso a los dictados de sus  parientes varones.

 Según algunas fuentes, tenía una relación amorosa con su administrador,   Eugenio, y que estaba embarazada de él. Cuando se hizo público el asunto   estalló el escándalo. Su hermano ya adulto, decidió poner fin al asunto y al   peligro que suponía la ambición de su hermana, que, en caso de tener un   hijo podría vertebrar la oposición política a su hermano. Mandó ejecutar a   Eugenio y puso bajo tutela a  Honoria, caída en desgracia públicamente. Para desarticular la amenaza que Honoria representaba a su poder optó por casarla con un hombre de su total confianza, el viejo senador Baso Herculano, evitando así su enlace con alguien que pudiera usar su parentesco con la familia imperial como plataforma para atacar su posición en el trono.

Todo esto suponía la anulación total de los planes de Honoria que decidió oponerse a los  designios de su hermano con todas sus fuerzas. Envió a uno de sus eunucos llamado Jacinto, ante Atila, rey de los hunos. Llevaba ante él una importante cantidad de dinero, y una carta con un anillo que simbolizaba su mutua alianza. En la carta rogaba a Atila que le ayudara a librarse de un matrimonio que no deseaba, impuesto por su hermano el Emperador. 

Nos lo cuenta Jordanes:

"Se contaba que esta Honoria, estando obligada a permanecer encerrada por orden de su hermano para guardar la castidad que exigía el decoro de la corte, había enviado en secreto un eunuco a Atila para comunicarle que se ponía a su disposición para enfrentarse a su hermano"

Sofía Loren en el papel de Honoria ( Atila, rey de los hunos, 1954)

Atila interpretó todo el asunto a su favor. Se tomó la carta como una oferta de matrimonio y decidió apoyar la causa de Honoria a cambio de una dote enorme: la mitad del Imperio Romano de Occidente. Como ya sabía que sus planes serían rechazados por Rávena comenzó a preparar sus fuerzas para la invasión de la Galia. En la corte estalló el pánico cuando se tuvo noticia de lo que había hecho Honoria. Valentiniano III se planteó acabar con su vida por el delito de alta traición. Pero se libró de la muerte gracias a los ruegos de la madre de ambos, Gala Placidia.  Tanto Gala como Valentiniano III escribieron al huno para tratar de hacerle entender que la petición de Honoria no había sido de matrimonio y que por lo tanto no tenía derecho a invadir la Galia, aunque de nada sirvió. Atila tenía la escusa perfecta y no iba a dejar escapar la ocasión. A pesar de ser derrotado en la batalla de los Campos Cataláunicos en el 451 y de tener a sus pies a Italia en el 452 Atila no podrá culminar sus planes de conquista, ya que fallece en el 453 en su campamento tras la celebración de su boda con una princesa ostrogoda.

A partir de este momento Honoria desaparece de la historia. No sabemos cuando ni como murió. Sabemos con certeza que para el 455, fecha del asesinato de su hermano Valentiniano III y del saqueo de Roma por los vándalos de Genserico, Honoria ya debía estar muerta pues no es mencionada en relación con la muerte de su hermano ni en la lista de personajes destacados que los vándalos se llevaron a Cartago desde Roma, listado en el que si constan su cuñada Licina Eudoxia junto a sus dos sobrinas Eudoxia y Placidia.

Incomprensiblemente, la figura de Honoria no ha recibido demasiada atención por parte de la historiografía, la literatura o el cine ¿Fue eliminada discretamente por su vida licenciosa y por la petición que realizó a Atila?¿ Es posible que en ese caso este asunto, vergonzoso para la familia imperial se silenciase evitándose mencionar su ajusticiamiento? No lo sabemos con certeza, aunque entraría dentro de lo lógico.

AELIA EUDOXIA( ESPOSA DE ARCADIO)(¿?-404)

Era la hija de una romana y de Flavio Bauto, un franco romanizado que llegó con Graciano al cargo de magister militum en los años 80 del siglo IV en Occidente y a cónsul en el 385. Sabemos que en el 388 su padre ya había fallecido y que Aelia Eudoxia es enviada a Constantinopla a educarse junto a los hijos de Promoto, curiosamente magister militum de Oriente. Es posible que entre ambas familias existiera una alianza que explique que nuestra protagonista se eduque ahora en la Corte de Constantinopla, junto a los hijos del emperador Teodosio, teniendo acceso a una formación excelente. Promoto, rival del prefecto del pretorio Rufino, fallece en el 391. Cuatro años después fallece Teodosio y su hijo Arcadio recibe, como emperador, el gobierno de Oriente. En contra del criterio de Rufino que quería casar a Arcadio con su hija, y con el apoyo del eunuco de palacio Eutropio Aelia Eudoxia es elegida para ser la esposa del nuevo emperador. Rufino, posiblemente con complicidad de Estilicón y Eutropio, es asesinado por los mercenarios godos al mando de Gainas en el 395. Es posible que las caídas de Rufino y después la del propio Eutropio(ejecutado en el 399) favorecieran la posición de poder de Aelia Eudoxia en Constantinopla, en especial tras demostrar su fecundidad. La emperatriz dio a Arcadio cuatro hijas( Flacila, Pulqueria, Arcadia y Marina) y un hijo varón que será el futuro Teodosio II y eso le valdrá en el 400, tras su tercer parto, el título de Augusta, apareciendo representada en las monedas de la época como tal. En el 403 el prefecto de Constantinopla erigió una estatua a Eudoxia y la ciudad de Selimbria(Silivri) fue rebautizada como Eudoxópolis En el aspecto religioso, destacará por su defensa del cristianismo niceno y por su enfrentamiento con Juan Crisóstomo, obispo de Constantinopla.

Moneda que representa a Aelia Eudoxia( Wikimedia commons).

En las fuentes recibió juicios muy duros. Zósimo que escribió casi 100 años después de su muerte afirma que su hijo  y futuro emperador Teodosio II, era en realidad el hijo de un cortesano. Que era "anormalmente obstinada" y que en realidad estaba controlada por los eunucos y mujeres que la rodeaban. Filostorgio, un contemporáneo de la pareja imperial escribió que " la mujer no era tan tonta como el marido" y que " poseía un grado no pequeño de arrogancia bárbara" denostando así a la Augusta por su sangre franca.

Hay división entre los historiadores modernos sobre su grado real de influencia sobre Arcadio y mientras que unos afirman que lo dominó, en especial entre el 400 y el 404, otros defienden que se  sobrestima su capacidad real de influir en las decisiones de gobierno. Murió a causa de una hemorragia o de una infección tras un nuevo parto, en el 404.

Aelia Pulqueria(hija de Aelia Eudoxia y Arcadio)( 399-453 )

Nacida en Constantinopla, era la hija del emperador Arcadio y de Eudoxia. Criada en una familia en la que las mujeres ostentaban mucho poder dio pronto muestras de su inteligencia de un carácter que le permitió, a la muerte de su padre en el 408, dejar en segundo plano a su hermano, dos años menor que ella. El poder había quedado en manos del prefecto del pretorio, Antemio, que actuará como regente hasta su muerte en el 414. Teodosio II de tan solo 13 años y débil carácter no tenía capacidad para hacerse con las riendas del gobierno imperial que acabaron en manos de su hermana que, con tan solo 15 años, fue elevada a la categoría de Augusta y pasó a ser la gobernante del Imperio, en nombre de su hermano. Su busto fue colocado en el Senado junto al del resto de los emperadores.

Emperatriz Aelia Pulqueria
(Winimedia Commons)
Se retiró a un palacio cercano a Constantinopla donde llevaba una vida monacal pero siempre pendiente de los asuntos políticos. Gobernó con inteligencia rodeándose de eficaces colaboradores como el nuevo prefecto del pretorio  Aureliano y del Patriarca Attikos. No solo se encargó de supervisar la educación de su hermano, también eligió para él una esposa seis años mayor que él, muy culta de gran personalidad Aelia Licinia Eudocia. Los enfrentamientos por el poder con el eunuco Chrysaphius y con su nueva cuñada, que dominaba el carácter de Teodosio II, acabaron relegándola del poder, debiendo retirarse a un convento en Jerusalén en el 442. Sin embargo, ocho años después, la muerte de su hermano, la devolvió a un primer plano gracias al apoyo de los ortodoxos y del magister militum Aspar.

Los grupos de poder en el Imperio, civiles, militares y eclesiásticos apoyaron el gobierno de facto de la Augusta, aunque no de Iure. Reconocían la capacidad de gobierno de esta mujer que llevó tantos años las riendas del Imperio Romano de Oriente, primero como regente de su hermano Teodosio II, menor de edad, después como una especie de primer ministro con plenos poderes y por último como Augusta. Se la obligó a elegir esposo y el elegido fue el jefe de la guardia de los Bucelarios, el senador Marciano, que será proclamado emperador el 450. Pulqueria curiosamente puso como condición para aceptar este matrimonio que legitimaba a su marido en el trono, que se respetara su voto de castidad. Aseguró la continuidad del Imperio bizantino en una época de enormes convulsiones garantizando, a través de su matrimonio, la sucesión pacífica de la corona imperial.

Destacó por su lucha contra la herejía del monofisismo. Tuvo un importante papel en el Concilio de Calcedonia (451) junto a su marido Marciano, siendo aclamada como la nueva Santa Elena, defensora de la ortodoxia católica. Edificó varias iglesias en Constantinopla, gozando por su personalidad y fuerte religiosidad de la veneración del pueblo.

Aelia Licinia Eudocia(Atenas 401- Jerusalén 460) 

Esposa de Teodosio II, emperador romano de Oriente. Era la hija del sofista Leoncio que al morir, dejó todas sus posesiones a sus dos hermanos varones, dejándola a ella en la indigencia. Ante la negativa de sus hermanos a compartir la herencia, se refugió en Constantinopla en casa de sus tíos que según Juan Malalas la pusieron en contacto con la corte donde llamó la atención de la influyente Pulqueria, la hermana de Teodosio II, por su belleza, personalidad y formación cultural. Según Juan Malalas Pulqueria le contó a su hermano que:

""He encontrado una joven muy hermosa, refinada, de buena figura, elocuente, de Hellas, es una virgen e hija de un filósofo ".

El joven Teodosio:

"Envió por su compañero de estudios y amigo Paulino, y le pidió a su hermana que le trajera a Athenais-Eudokia a su habitación con algún otro pretexto, de modo que él, junto con Paulinus, podría observarla desde detrás de una cortina. Entonces la trajeron. Cuando la vio, se enamoró de ella, y Paulino también quedó impresionado por ella.

Para poder casarse con el Emperador abandonó su paganismo y tras el bautizo renunció a su verdadero nombre, Atenaida o Atenais por el de Aelia Licinia Eudoxia. En el 421, con 26 años se casó con Teodosio II , seis años menor que ella. 

Elia Eudocia,
Museo Arqueológico de 
Estambul
(Wikimedia commons).

Con él tuvo a su hija Licinia Eudoxia, futura esposa de Valentiniano III, a Arcadio que murió antes que sus padres y a Flacila fallecida en el 439

Como Augusta favoreció a sus hermanos, a pesar de su anterior comportamiento. Pprotegió a judíos y paganos, sobre todos a los más destacados en el ámbito de la gramática y la filosofía. Viajó a Jerusalén, de donde volvió con varias reliquias. En Antioquía destinó fondos a la restauración de numerosos edificios de la ciudad. A su regreso a Constantinopla entrará en conflicto con Pulqueria, celosa del aumento de su poder. Se verá implicada en varios asuntos turbios como una conspiración junto a su protegido Paulino, el señor de los oficios, que será ejecutado en el 440; el asesinato de un oficial enviado por la Corte a Jerusalén donde debía ejecutar a dos de sus seguidores o la rebelión de los monofisistas sirios en el 453. De todos estos asuntos no sale bien librada y sus poderes son recortados y su círculo de seguidores limitado. Al final llegó a un acuerdo con Pulqueria y fue admitida de nuevo en el seno de la iglesia ortodoxa dedicándose en sus últimos años más a la literatura que a la política. 


Licinia Eudoxia (422-462) y sus hijas Eudoxia(438-439-Jerusalén, 471/472) y Placidia(441-después del 472)

La vida de esta madre y sus dos hijas son otro claro ejemplo de la importancia de las mujeres de esta dinastía como trasmisoras de legitimidad en el trono y como activas participantes en los acontecimientos de su época.

Licinia Eudoxia era hija de Teodosio II y Elia Eudoxia. se casó a los 15 años con el emperador de Occidente, Valentiniano III en la ciudad de Tesalónica, naciendo de este matrimonio Eudoxia y Placidia. Tras el nacimiento de su primera hija en el 439, recibirá el título de Augusta. En el 454 los acontecimientos se precipitan. Aecio, el magister militum de Occidente es asesinado por el Emperador tras una fuerte discusión y al año siguiente dos de los oficiales del fallecido, posiblemente instigados por el poderoso senador romano Petronio Máximo, acaban con la vida de su esposo.

Licinia Eudoxia

 El conspirador, convertido ahora en nuevo emperador, decide   ignorar los tratados de amistad de Valentiniano III y el rey   vándalo Genserico y fuerza a Eudoxia a casarse con él,   asegurándose así un mayor grado de legitimidad en el trono.   Eudoxia la hija mayor de la pareja imperial, comprometida con   el hijo y heredero del rey vándalo es ahora destinada a casarse   con el hijo de Petronio Máximo, llamado Paladio. 

 En su crónica, Juan Malalas nos cuenta cual fue la reacción de   Eudoxia:

".... Se disgustó con Máximo el rebelde, que había asesinado a su marido y se había convertido en emperador, y entonces urgió al vándalo Genserico, el rey de África a oponerse a Máximo, emperador de Roma. Genserico pronto llegó a la ciudad de Roma con una gran fuerza y capturó Roma. El mató a Máximo, asesinó a muchos y saqueó las estatuas de bronce del palacio y se llevó a los senadores supervivientes junto a sus esposas. También se llevó prisioneras a Eudoxia, que le había animado al ataque y a su hija Placidia, mujer del patricio Olibrio, que estaba en Constantinopla y a la virgen Eudoxia. Los llevó a todos a Cartago, en África."

Como vemos las fuentes atribuyen a nuestra protagonista la responsabilidad de la llamada de socorro a Genserico, que esgrimiendo su condición de amigo y aliado de Valentiniano III no dudó en armar una expedición de castigo contra el nuevo Emperador que, no solo había obligado a la esposa de su aliado a casarse con él, sino que además le negaba la mano de la hija mayor de Valentiniano III Eudoxia, prometida con anterioridad a su hijo y heredero Hunerico. Petronio perece a manos de los propios romanos cuando intenta huir de Roma que es saqueada, siendo muchos de los senadores y sus familias trasladados como prisioneros a Cartago.

La emperatriz Eudoxia y sus dos hijas también son trasladadas a la capital africana donde serán tratadas con todos los honores debidos a su rango. Al poco del traslado, la mayor de las hijas se casará con el heredero vándalo Hunerico. Permanecieron en Cartago siete años. Tras la firma de los acuerdos del 462, Genserico permitirá la marcha a Oriente de la Emperatriz y de su hija menor Placidia, esposa del poderoso patricio romano Olibrio, que gracias a sus buenas relaciones con los vándalos y con la corte de Constantinopla llegará a ser emperador de Occidente por un tiempo breve, en el 472.

Eudoxia (hija) tuvo un niño Hilderico que reinará en África entre los años 523 y 530. Tras permanecer 16 años en África podrá por fin trasladarse a Jerusalén donde falleció después de visitar el sepulcro de su abuela Elia Eudoxia. Su hermana Placidia, casada con Olibrio llegará a ser emperatriz de Occidente. La pareja tuvo una hija llamada Anicia Juliana, que se convertirá en una poderosa dama de la nobleza romana de Oriente.

Denario de Hilderico, hijo de Eudocia y Hunerico


CONCLUSIÓN

Durante la Tardo-Antigüedad las mujeres de la dinastía valentiniano teodosiana fueron capaces en numerosas ocasiones de influir como regentes o desde un segundo plano en las decisiones de gobierno, al más alto nivel aprovechando en ocasiones su papel de trasmisoras de la legitimidad dinástica y en otras la debilidad del emperador por su falta de personalidad o por su excesiva juventud.

BIBLIOGRAFÍA

JORDANES.-- GETICA

ZÓSIMO.-- NUEVA HISTORIA

MALALAS, J.-- THE CHONICLE OF JHON MALALAS

MARTÍN MARTINEZ, M.L.--Modelos culturales y personajes femeninos en los Getica de Jordanes. 

SALISBURY, J.-- Encyclopedia of the Women in the Ancient World.

SOTO CHICA, J.-- Imperios y Bárbaros. La guerra en la Edad Oscura.--Madrid: Desperta Ferro Ediciones, 2019

ALVAREZ JIMENEZ, D.-- El reino pirata de los vándalos.-- Universidad de Sevilla, 2017.



No hay comentarios:

Publicar un comentario