Búsqueda de artículos

viernes, 22 de septiembre de 2017

MARX, ROMA Y LOS GRACO

MARX, ROMA Y LOS GRACO. 

Escrito por Federico Romero Díaz.

Hay una tendencia teórica, dentro de la ciencia de la Historia, muy influida por el marxismo, que enfoca el estudio histórico a través de la lucha de clases y de las variaciones en las relaciones de producción. Esta corriente teórica, predominante entre los historiadores hasta los años 80 del siglo XX se denomina “ "Materialismo histórico” otros lo reconocen como " Marxismo histórico" y suele dar un pobre resultado en el análisis del pasado porque da poca importancia a factores como el peso de las corrientes ideológicas, religiosas o al sentimiento patriótico de las personas, entre otros factores ignorados o minusvalorados por este enfoque.

Los pensadores marxistas fueron apasionados conocedores de la Historia de Roma. La analizaron en profundidad, utilizando muchos de sus sucesos como explicación del presente histórico que les tocó vivir y como demostración de sus teorías sociales, políticas o económicas. Asuntos de caracter social como las rebeliones de esclavos en Sicilia o el alzamiento de Espartaco contra el poder romano, o las luchas sociales en la época de los Graco les fascinaban por la fácil proyección que tenían en su época.

Cornelia con sus hijos. Angelica Kauffman


En “ Historia de Roma” de Kovaliov , muerto en 1960, se hace un profundo análisis, desde un punto de vista marxista de todo el periodo histórico romano ( Monarquía, República e Imperio).



 En este artículo me he querido parar en la explicación que ofrece del carácter político de las reformas sociales emprendidas por los conocidos hermanos Graco. Ambos muertos en su empeño de llevarlas a termino.

 El autor concluye que más que revolucionarios fueron reformadores del Estado esclavista romano ya que la finalidad que perseguían en su afán de repartir las tierras públicas, en manos de los senadores y caballeros más ricos,  entre el subproletariado urbano era precisamente la de fortalecer militar y económicamente a Roma, convirtiendo a la enorme masa de desocupados que vivían del reparto público de alimentos en pequeños granjeros y legionarios que harían más fuerte a la República romana. No querían acabar con el Estado esclavista, ni cambiar radicalmente su organización, sino reformarlo para hacerlo más poderoso y justo.

Muerte de Cayo Graco. Francois Topino-Lebrún(1798)


La idea de que la historia de Roma se explica permanentemente en ese conflicto o lucha de clases, le sirve hasta para justificar algo tan complejo como la caída del Imperio Romano de occidente en 476 d. C:

"Roma fue saqueada despiadadamente. (...) La toma de Roma no tenía, en aquellos tiempos, ningún significado estratégico, pero la impresión moral y política de este acontecimiento fue enorme. Desde el 390 a. C., la "ciudad eterna" había permanecido inviolable durante 800 años, su poder había dejado una huella profunda sobre todo el mundo civilizado: el Mediterráneo; parecía imposible que existieran fuerzas capaces de dominar a la dueña del universo. Y he aquí que la alianza de esos mismos esclavos y bárbaros que durante muchos siglos habían sido el objeto de la explotación romana, había hecho precipitar al soberbio coloso" (pág. 835-836).

 Si deseáis conocer en detalle la obra política de los hermanos Graco os recomiendo este enlace :



No hay comentarios:

Publicar un comentario