Búsqueda de artículos

viernes, 9 de junio de 2017

BREVE HISTORIA DE ESPARTACO.(113a.c-71 a.C). UN MITO MUY REAL.

BREVE HISTORIA DE ESPARTACO.(113a.c-71 a.C). UN MITO MUY REAL.

Escrito por Federico Romero Díaz.

Hay personas que aún piensan que estamos ante un personaje cinematográfico. Sin embargo Espartaco fue un hombre de carne y hueso, con una trayectoria ampliamente documentada por historiadores romanos como Apiano, entre otros.



Todos coinciden que estamos ante un mercenario tracio, miembro de las auxilia de las legiones de Roma, que desertó. Capturado, es convertido en esclavo.



 Se le compra para trabajar en las minas de yeso, pero allí lo descubre Batiato, un lanista de Capua que lo adquiere para su escuela de gladiadores. No tarda, en asociación con los galos Crixo y Enomao, en amotinarse. Junto a otros 70 gladiadores escapa de la escuela, se hacen con armamento y derrotan una confiada milicia enviada desde Capua para capturarlos, dedicándose desde su seguro refugio de los bosques, al pie del Vesubio, a devastar la campiña circundante.



Roma en ese momento no cuenta con demasiadas fuerzas que enviar. Lo mejor de sus tropas se encuentran en Hispania y en el Ponto luchando contra Sertorio y Mitridates respectivamente. Envían al pretor Claudio Glabro al frente de unas cuantas cohortes urbanas para reprimir la revuelta. Su ineptitud al valorar las fuerzas de los esclavos le hace sufrir una vergonzosa derrota, y la misma suerte corre el siguiente pretor, Varinio al frente de mayores fuerzas. Espartaco a esas alturas cuenta con más de 70.000 seguidores a los que comienza a formar militarmente.




Exceptuando una derrota que acaba con la muerte del galo Crixus, Espartaco acumula una victoria tras otra sobre las legiones de Publicola y Longino. Algunos de sus hombres le plantean el saqueo de Roma, donde el Senado alarmado nombra a Marco Licinio Craso imperator para hacer frente al tracio. Espartaco sabe que su derrota es cuestión de tiempo y que deben escapar del territorio romano. Entra en contacto con los piratas cilicios para que les ayuden en su huida con sus barcos, pero estos, posiblemente sobornados por Verres, el corrupto gobernador de Sicilia, traicionan a los esclavos dejándolos en la estacada. Acorralado en Regio, logra escapar gracias a sus tretas en una ocasión, pero acorralado entre las legiones de Craso y Pompeyo se ve obligado a presentar batalla en el Valle del Sele, donde el junto a otros 60.000 de sus seguidores encuentra la muerte. El resto serán crucificados a lo largo de la Vía Apia. Pompeyo que se precipita a comunicar al Senado la buena nueva será el que inmerecidamente obtenga todo el beneficio de la derrota del gran tracio Espartaco.


1 comentario:

  1. BREVE PERO BUENA . Increíble lo hecho por estos personajes de la historia que con su fuerza física mental y psicológica dejaron su nombre escrito en la eternidad.Gracias !!

    ResponderEliminar