Búsqueda de artículos

miércoles, 26 de agosto de 2020

LIGNVM EN ROMA, EL PASADO SIEMPRE VUELVE. BREVE RESEÑA

«Nuestros actos, más pronto o más tarde, tienen consecuencias pues el pasado siempre vuelve, por tiempo que pase y por distancia que pongas entre ese lugar y tú. Todos los cabos sueltos que quedaron sin atar retornan a tu vida y lo hacen cuando menos lo esperas, cuando crees que lo tienes todo encarrilado y libre de peligro».


Con estas acertadas palabras extraídas de Lignvm en Roma. El pasado siempre vuelve he querido empezar esta reseña de esta tercera entrega y, espero que no sea la última, de la trilogía de Lignvm. Pinchar en los enlaces si queréis leer las reseñas de la primera y segunda entrega de esta trilogía.



Ahora nuestro protagonista, el legionario Aurelio Vitalis, continua su vida cotidiana en la Dacia, llevando la logística de los almacenes que abastecen a las legiones allí destinadas en plena campaña de Trajano contra los dacios y sus aliados sármatas y roxolanos. En esta parte de la novela es clave la construcción del famoso puente sobre el Danubio, diseñado por encargo de Trajano por el arquitecto Apolodoro de Damasco.


Después se le ordena viajar a la ciudad eterna a responder por una muerte relacionada con su partida de la capital, cuando se alistó en su legión. Viajaremos a través del Imperio y viviremos alguna aventura hasta llegar por fin a Roma, donde es confinado en el Castra praetoria donde nuevos retos pondrán a Aurelio y a sus compañeros en una difícil situación que nuestro protagonista deberá por todos los medios de superar para asegurarle a su familia y a él mismo un futuro.

Es cierto que cuando he escrito sobre estas novelas he utilizado el término "aventura", aunque tal vez no sea el término más adecuado. Estas tres novelas son una magnífica recopilación de ejemplos de como era la vida cotidiana, el día a día de un romano cualquiera, de un humilde legionario, de un esclavo, etc. Son en su conjunto un magnífico relato de la vida auténtica del "romano de a pie", de ese perfecto "don nadie" que con su sudor y con su sangre ha construido esos grandes imperios que conocemos.

Recreación del puente sobre el Danubio diseñado por Apolodoro de Damasco.
Disfruto mucho con un recurso muy típico de Ángel Portillo, el autor de estas novelas, el de introducir en medio de la narración fábulas romanas que aportan nuevos matices a la historia que en ese momento nos esta contando. Como en las anteriores es excelente el dominio que demuestra en las descripciones de la indumentaria de los personajes y en sus costumbres religiosas. Se nota su larga experiencia como recreador histórico en el grupo "Barcino Oriens" y su larga trayectoria como activo divulgador (en podcast, vídeos y artículos) adscrito al grupo de Divulgadores de la Historia

El autor : Ángel Portillo


Por supuesto no podemos dejar de admirar la capacidad narrativa del autor al reproducir tal cual la mentalidad de un romano de esa época sin filtros presentistas que distorsionen la verdad histórica de su narración. Es muy valiente por su parte al correr el riesgo de herir las sensibilidades de algunos de sus lectores por anteponer la "verdad histórica" a la que se debe todo divulgador. Nuestro protagonista se desespera con los esclavos a los que considera poco más que animales estúpidos a los que hay que decírselo todo, supedita a la mujer a la obediencia total al "pater familias",  mira con pena a todo aquel que no tiene la condición de ciudadano romano, ya que nunca podrá ser alguien verdaderamente bueno, etc. Y a pesar de ello es capaz de sentir verdadero amor por su esposa, y la amistad más sincera por sus compañeros de armas, aunque sean simples auxiliares pendientes aún de obtener la preciada ciudadanía. Sus protagonistas son , al fin y al cabo auténticos habitantes de la Roma del siglo I D.C. En definitiva es un acercamiento a la Antigüedad en todos sus aspectos, sin filtros de ningún tipo, algo muy difícil de encontrar en novela histórica.

Las tres novelas forman en realidad una única historia que el autor nos va ofreciendo a plazos. Tal vez su único defecto sea que te quedas con ganas de saber como sigue. Os puedo anticipar que las historias de Lignvm, las historias de Aurelio Vitalis seguirán entreteniéndonos en próximas entregas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario