Búsqueda de artículos

martes, 4 de agosto de 2020

LA ESPADA DE DIOS. LA ORGANIZACIÓN, ESTRUCTURA Y LOGÍSTICA DE LOS EJÉRCITOS DE MAHOMA.

Escrito por Federico Romero Díaz

Tendemos a imaginarnos a los primeros guerreros árabes como intrépidos soldados, que visten amplios ropajes, llevan turbantes en la cabeza y montan sobre nerviosos caballos. También van armados con tan solo una lanza y una curvada cimitarra, pero nos equivocamos. Su aspecto era muy similar al resto de los guerreros romanos o persas de su tiempo. En los ejércitos de estos dos grandes imperios llevaban algunas de sus tribus sirviendo como federados desde siglos. Eran predominantemente soldados de infantería ya que la caballería en ese momento era muy escasa y lucían las mismas espadas, yelmos y cotas de maya que los compañeros de otras naciones que servían en las huestes dePersia o Constantinopla. Vamos a conocer la historia de estos primeros guerreros del Islam.



En el año 632 Mahoma había culminado un largo camino de diez años para asentar su poder en la Península arábiga. En el 630 entraba victorioso en La Meca. A excepción del nordeste, toda Arabia estaba bajo su mando. Hacía unas decenas de años esta península era un espacio donde persas y romanos de Oriente luchaban por ampliar sus territorios de influencia. Los lakmíes, al nordeste eran aliados de Persia y los gasaníes, del noroeste, de los bizantinos. Ambas potencias se desangraron en una larga guerra de 25 años casi ininterrumpidos(603-628) que los debilitó en gran medida y que creó un vació de poder que hizo posible que el proyecto de Mahoma llegara a buen puerto. Los árabes que en el pasado habían luchado entre sí al servicio de uno de los dos grandes imperios estaban ahora bajo un solo mando y en condiciones de desafiar el dominio de sus antiguos amos.

Los primeros guerreros árabes(622-661) conquistarán gran parte del mundo en apenas tres generaciones. Vamos a conocerlos más en                                                                detalle.




MIEMBROS Y ORGANIZACIÓN DEL EJÉRCITO

COMPOSICIÓN

Una de las ventajas que tenían los árabes, es que en las tribus beduinas, todos los hombres libres estaban preparados militarmente y se esperaba de ellos que supieran defender sus poblados. Portaban armas y tenían experiencia en guerras tribales. La base de la organización del ejército árabe era la tribu y los clanes que la componían. Los mejores caudillos de las tribus, rú us, ra´is (arraez en castellano)desempeñaban el papel de oficiales, que a veces tenían el papel de adalid enfrentándose en luchas singulares contra otros campeones enemigos. A estos grupos tribales le seguían pequeños grupos de mujeres y niños que se encargaban del ganado que alimentaba al ejército, de montar los campamentos, curar a los soldados, etc. A estas unidades se sumaron a partir del 629 unidades de yemeníes como los abna (infantería y caballería pesada) ya experimentadas al servicio de Persia y Constantinopla.. Otro cuerpo a destacar eran los ahabis, reclutados entre las tribus árabes de Sudán, Eritrea y sur de Egipto.Muy feroces equipados con espadas cortas y rectas, escudos de piel de elefante y larga lanza. Fueron claves en la conquista de Egipto(639-642); los asawira eran persas que se unieron a los árabes tras la derrota del último de sus reyes. Mantuvieron una entidad diferenciada del resto hasta finales del siglo VIII y se asentaron en torno a Basora; los hamra (hombres rojos) eran los antiguos dailamitas del ejército persa, una infantería pesada excelente, muy bien retribuida que fue asentada en torno a la base fortificada de Kufa. Tribus árabes  cristianas del nordeste de Arabia y judías del norte también integraron las fuerzas de los primeros ejércitos musulmanes.

Los mercenarios, al principio no fueron muchos,pero fueron creciendo en número a medida que avanzamos en el siglo VII. Por ejemplo, en la conquista  Persia. En el Norte de África participaron barcos con tripulaciones egipcias, cristianos coptos, grupos de bereberes, etc.

MANDO Y FINANCIACIÓN

Se considera que fue el califa Omar el que estableció la estructura de este ejército. Fue el primero en crear un censo militar, el establecimiento de tributos regulares, la creación de grandes bases militares en los territorios ocupados desde donde seguir lanzándose a la conquista de otros, creó centros de cría de caballos para el ejército y de fabricación de armas en grandes centros de producción. Mantuvo los  sistemas fiscales y administrativos de los territorios sometidos respetando a los funcionarios bizantinos o persas que en ellos trabajaban.Fue, poco a poco, borrando la organización tribal del ejército para sustituirla por otra muy similar a la del ejército bizantino o sasánida.


Sitio de Edesa  (634-638). Wikimedia commons
El jefe supremo de los ejércitos era el Califa que encargaba a los valíes o gobernadores de un territorio determinado reclutar una fuerza. Este gobernador se encargaba de reunir a los soldados, proveerlos de armas y comida y enviarlos a Medina, el nuevo centro de poder. Desde allí, al mando del valí más cercano al destino de las tropas, o al mando de un emir, elegido por el califa se dirigían a su destino.

Los emires nombraban a oficiales de menor graduación para dirigir unidades más pequeñas. por ejemplo los umara al-tabiya al cargo de 1000 hombres divididas en unidades de 100 al cargo de un umara al-Asur y los umara al-urafá de 10 guerreros.

Inicialmente los guerreros musulmanes cobraban por un lado de la parte que le correspondía de la cantidad asignada a su tribu y por otra de su parte en los botines y tasas impuestas a las poblaciones conquistadas. En este momento de formación del ejército, la segunda era bastante más importante que la primera. Los infantes cobraban tres veces menos que los jinetes, ya que estos debían mantener sus caballos. Debían también costearse su equipo y si el soldado moría en batalla su familia recibía la parte que le correspondía. La importancia de los botines hacía que estos primeros guerreros musulmanes se mostraran más interesados en los botines que en la conquista y que si se les ofrecía la cuantía adecuada, podían desistir de su ataque. La conquista de Palestina, Siria y Egipto proporcionaron al califa los recursos necesarios para crear un sistema de pago más regular. 


Movimientos árabes en la conquista de Palestina Wikimedia commons


Un hecho clave en la obtención de estos recursos fue  la política de los conquistadores musulmanes de mantener en sus puestos a los funcionarios de la administración romana o persa en los territorios que conquistaban, usando estos aparatos fiscales y administrativos como la herramienta perfecta para exigir a los territorios conquistados contribuciones en dinero, soldados, marineros o comida para sus ejércitos.  Los nuevos recursos permitieron también a los árabes crear grandes bases en las zonas fronterizas de esos nuevos territorios desde donde poder por un lado lanzar nuevas campañas de saqueo y por otro lado consolidar su dominio aplastando rebeliones. Mantener el ejército no era barato por ejemplo un infante dailamita ( mercenario) cobraba unos 25 dirhems de plata al año. Los jinetes cobraban tres veces más que los soldados de infantería ya que debían de responsabilizarse del mantenimiento de sus monturas. Además de la paga fija, los guerreros tenían derecho a su parte del botín y en caso de muerte del combatiente tanto la paga como la parte del botín eran entregados a la familia del fallecido.

En cuanto al tamaño de los primeros ejércitos musulmanes , debemos explicar que no era muy grande eran pequeños ejércitos en un primer momento pero fueron creciendo a medida que acumulaban victorias y territorios conquistados: 385 personas en el 625, 3000 en la Batalla de Zanja en el 627, 10.000 en la entrada de Mahoma a la Meca en el 630, 13.000 en varios grupos entre los años 633 y 634 en la conquista de Palestina, ya en el 636 luchando en dos frentes Siria e Iraq los ejércitos árabes combinaban unos 54.000 guerreros en total. Su capacidad demográfica era muy débil por lo que reclutaron en los primeros momentos de una manera masiva contingentes de soldados nativos en las tierras que ocupaban.

EQUIPAMIENTO Y ABASTECIMIENTO Y ESTRATEGIA

En estos primeros momentos se aprecia por parte árabe un gran interés por hacerse con armamento, vía saqueo de los vencidos o mediante la imposición de entregas de equipamiento a los nuevos territorios sometidos. La incorporación de las tribus árabes de religión judía y cristiana del norte de Arabia fronterizos con bizantinos y persas y de las ciudades yemeníes, les proporcionó guerreros tan bien equipados como los persas o los romanos, además de artesanos expertos que fueron asentados en centros de fabricación de armas propios( Kufa, Fustat, Basora, etc)


Inicialmente los grupos de guerreros árabes no llevaban casi tren de abastecimiento. Tan solo algunos muchachos y mujeres marchaban por detrás de ellos llevando algunas cabezas de ganado. Se esperaba que el soldado llevara su alimento para los primeros días de la campaña y que luego vivieran de lo que fueran saqueando. Esto les hacía mucho más móviles que sus oponentes persas o romanos que portaban largas caravanas de carros con sus ejércitos

El soldado árabe se parecía mucho en su armamento a sus homólogos persas o bizantinos. El arma fundamental era la espada recta de dos filos,al menos durante los siglos VII y VIII, no curvas como se suele pensar. Se prefería por su calidad el acero indio, más flexible y resistente. Las de caballería eran más largas que las de los infantes. Eran muy valoradas, a veces recibían nombre propio y pasaban de padres a hijos. La lanza o rumh tenían unos 2.5 m para los soldados de a pié. Contaban con una poderosa moharra larga y ancha y asta de madera de morera muy flexible. Los caballeros llevaban la misma lanza pero un metro más larga aproximadamente. También portaban venablos, dardos parecidos a las célebres plumbatae romanas y arco largo (hiyazi) que eran capaces de matar a un guerrero con cota de malla a cien metros, daga de hoja ancha y empuñadura de hueso, mazas, etc. Para defenderse llevaban largas cotas de malla(dir´)similar a la de sus oponentes persas o bizantinos. Los árabes tenían la peculiaridad de que a veces usaban dos interponiendo entre ambas un tejido acolchado.También usaban armaduras de varias capas de cuero endurecido(de buey o vaca), yelmos de influencia sasánida o a partir del 640 de influencia centroasiática que acababan en pico, escudos grandes y redondos. A partir de la segunda mitad del VII se extendió el uso del estribo por influencia de los ávaros. En cuanto a la ropa grandes lienzos que se enrollaban en el cuerpo, un paño corto para la cabeza(´imana), pantalones de tipo persa(sirwal), sandalias cerradas con suela reforzada. Como curiosidad llevaban el pelo largo que a veces se recogían en cuatro grandes trenzas(trenzas sarracenas).
Guerreros árabes del siglo VII.
Los primeros ejércitos árabes eran , como ya hemos comentado, escasos en efectivos y caballería, pero tan bien armados como los de sus oponentes romanos o persas. Su gran ventaja era la rapidez. Tanto la infantería como la caballería acudía a la batalla montada en mulas o dromedarios y sin el entorpecimiento de un pesado tren de abastecimiento ni grandes máquinas de asedio. Esto les hacía llegar al campo de batalla rápidamente y descansados. La caballería no combatía en dromedario usado solo como transporte, debido a lo difícil que es hacerles obedecer en determinadas situaciones en el combate. Tanto la caballería como la infantería inspiradas en el genio táctico de generales como Jalid ,"la espada de Dios" adoptaron novedosos planteamientos tácticos que les fueron muy útiles en campaña.

Ya antes de la aparición de Mahoma o de Abu Bakr, grupos de árabes saqueaban las fronteras persas y bizantinas en busca de botín en una zona que, tras cruento enfrentamiento entre los dos grandes imperios, había quedado desprotegida. A partir del 628 ya serán los árabes de Mahoma los que se aprovechen de la situación saqueando o exigiendo plata y oro para no hacerlo. Pero la guerra había dejado agotados a ambos imperios tanto económicamente como militarmente. Además había otros frentes a los que acudir (guerras internas, los ávaros, etc). Esta falta de atención será aprovechada por Mahoma que se hace con la ciudad de Ayla y desde allí en el 636 penetra a la conquista del sur de Palestina iniciando una expansión fuera de Arabia que va a cambiar el mundo para siempre, aunque esa es ya otra historia.

BIBLIOGRAFIA

Este artículo esta basado en el libro:
Soto Chica, José.--Imperios y bárbaros. La Guerra en la Edad Oscura.-- Madrid: Ediciones Despertaferro, 2019.

OTRA BIBLIOGRAFÍA
Nicolle, David (1994).-- Yarmuk AD 636: La conquista musulmana de Siria.-- Osprey Publishing.
Kaegi, Walter E. (1992). Byzantium and the Early Islamic ConquestCambridge University Press.



No hay comentarios:

Publicar un comentario