Búsqueda de artículos

lunes, 11 de noviembre de 2019

UNA VERDAD QUE NO TODO EL MUNDO CONOCE: "SOMOS ROMANOS". BREVE RESEÑA A LA OBRA DE PACO ALVAREZ

Escribir una reseña sobre este ensayo es realmente fácil.Es tan sencillo como su lectura y no porque sea una obra vacía, todo lo contrario, estamos ante una obra densa con muchos más datos de los que suelen manejar otras obras que van en la misma linea divulgativa. Lo que diferencia a "Somos romanos" de otras obras parecidas es que es muy divertida. Cuando conoces al autor, lo entiendes, Paco  Álvarez es el buen humor y la sencillez hecha persona y eso se refleja en su manera de escribir, espontanea, directa al lector, al que trata de tú a tú. Me he tenido que reír muchas veces por los golpes de ingenio que reparte por todo el texto, hacía mucho que no me lo pasaba tan bien leyendo como los "romanos de ahora" somos tan parecidos a los "romanos de antes".

Para enseñar a los que ya saben están las academias y las universidades, pero ¿quién se ocupa de esa gran masa de gente que ignora pero tiene sed de aprender?. Divulgar entre la gente que sabe mucho de historia es bueno, esta claro, aunque no tiene la misma utilidad social que acercar la historia a aquellos que tienen una sana curiosidad por ella, aunque todavía carezcan de conocimientos. Es esa la linea divulgativa de "Somos romanos" y la consigue, no rebajando el contenido, sino haciéndolo ameno.

Floralia. Prosper Piatti
Es divertido en muchos aspectos como en la relación que hace continuamente entre citas romanas de autores como Ovidio y letras de grupos musicales de los años setenta, ochenta o noventa como Pink Floyd, Mecano, etc. Esas comparaciones que nos pueden parecer absurdas a priori, tienen mucho sentido porque nos hacen comprender que hemos cambiado muy poco y que nuestras actitudes, esperanzas, miedos, etc siguen siendo los mismos que los de los romanos de hace 2000 años.Un ejemplo entre muchos: compara el "carpe diem" de Horacio con el "disfruta del día hasta que venga un imbécil y te lo arruine" de Wody Allen. 

Cita a Chesterton que afirmaba: "es una prueba de cortesía escuchar disquisiciones sobre cosas que se conocen bien, de quien las ignora en absoluto". Es una frase que va perfecta para aquellos "rigoristas pseudo-académicos" que buscan hasta el más pequeño fallo en un libro para tirar por tierra una obra que sencillamente molesta por ser considerada una competencia no deseada. Esta obra no tiene esos fallos, pero el autor la escribe desde la humildad del no historiador, poniéndose a la misma altura que el lector con un lenguaje sencillo pero no vulgar, divertido pero no banal. El tono es muy distinto de otras que parecen escritos desde una cátedra magistral y que generalmente aburren soberanamente al lector.

Se nota su pasado como publicista en detalles como encontrarnos de continuo frases potentes que nos dan mucho que pensar pero que a la vez te hacen reír. Por ejemplo esa de Wody Allen, al que hace referencia en muchas ocasiones, que dijo eso de que "la vida esta llena de miseria, soledad, sufrimiento y de tristeza y lo peor es que se termina demasiado pronto". Tiene además interesantes observaciones sobre un tema poco tratado: el papel de los españoles como transmisores de romanidad a toda Hispano-américa, un tema muy amplio que daría para otra reseña.

Hay otros pequeños detalles que me han llamado la atención pero que solo son una pequeña muestra de lo mucho que en las páginas de "Somos romanos. Descubre el romano que hay en ti" nos aporta. Cosas como el hecho de que el hormigón romano es superior al de la actualidad al ser capaz de regenerarse al contacto con el agua del mar mientras que el actual, hecho a base de cemento es de una calidad inferior y acaba erosionándose al contacto con el agua a los cincuenta años.



Llevo muchos años divulgando la historia de Roma y a veces me desespero ante la proliferación de "refritos" de anécdotas envueltos en llamativas portadas de colores chillones, que las editoriales no cesan de lanzar al mercado. Es la misma fórmula repetida una y otra vez sin aportar nada novedoso y a veces cayendo en lo que se llama el bulo histórico, que es difundir una noticia o un hecho histórico falso, pensando que es cierto. Este libro sin embargo es el ejemplo de como se debe enfocar una obra de este tipo. Con un enfoque novedoso, contando detalles desconocidos para el gran púbico y usando para ello un lenguaje accesible a todos, libre de anglicismos y academicismos tan del gusto de otros que pretenden así otorgarse una autoridad de la que realmente carecen. No nos dejemos engañar. Es así, desde la humildad, el buen humor, la sencillez, la fidelidad a la verdad y la búsqueda de lo novedoso como hay que afrontar cualquier intento de divulgar historia.

Por todo lo dicho, leer "Somos Romanos", nos ayudará a "los romanos de ahora" a conocernos mejor y a entender el conocimiento de nuestro presente profundizando en la historia, en las costumbres, en los deseos y en las creencias de los "romanos de antes".

Si quieres hacerte con un ejemplar, pincha aquí.

El autor en la presentación de su obra.







jueves, 7 de noviembre de 2019

La segunda batalla de Tapae narrada por un legionario romano. Breve reseña a Lignvm en Tapae de Angel Portillo

Escrita por Federico Romero Díaz.

Estamos ante la segunda entrega de las aventuras de Lignvm, el legionario Aurelio Vitalis. Algunos recordareis que ya reseñamos la primera entrega en ella Aurelio era un joven que trataba de hacerse hombre, de hacer méritos ante su padre para crecer en dignidad a sus ojos, pero el tiempo ha pasado y Aurelio, enrolado como legionario, es enviado a Novae, cerca del Danubio. Allí se lleva a su novia romana Terencia con la que fundará una familia, registrándola en la legión como esposa informal. Ahora es Lignvm, que es el mote que Aurelio recibe en la Legión, un hombre adulto y a pesar de que sigue siendo muy joven y trata de cometer alguna insensatez ya ha madurado por el hecho de aceptar las responsabilidades que su puesto como legionario de la I Legio Itálica y como pater familias ha de asumir. Como legionario ha de enfrentarse a cosas muy duras como azotar a uno de sus mejores amigos, Petronio, o la dureza del combate en una terrible batalla.

El Autor

Ángel Portillo nació en Barcelona, pero ha vivido casi toda su infancia y adolescencia en Badalona. El museo de esta antigua ciudad es donde empezó a interesarse por el mundo romano. Docente de vocación, es profesor de instalaciones electrotécnicas en Badalona, Flix y Tortosa. Residente en la comarca del Montsia (Tarragona) tiene la suerte de poder contemplar a diario una de sus pasiones el Mediterráneo.

Ángel Portillo.

La obra

Como todo lo que escribe este autor estamos ante un texto cuyo valor diferenciador con respecto a otras novelas parecidas es el realismo que alcanza. Eso lo consigue de una manera absoluta, empezando por la mentalidad de los personajes que piensan y se comportan como lo que son romanos del siglo I d.C. esto hace la historia mucho más creíble . Llama la atención el cariño con el que el autor trata la descripción de cosas cotidianas como las ceremonias religiosas, el entrenamiento militar de los legionarios, la organización de los servicios, las guardias, los castigos, las estructura del mando de una legión, el sistema de ingreso, etc. Es en estos y en otros muchos detalles en los que queda patente el profundo conocimiento que el autor, que proviene del mundo de la recreación histórica, tiene de todos estos temas. 

El pasaje de la batalla de Tapae, 101 d.C  me parece muy divertido y sobre todo muy original, en el sentido de que está narrado desde la limitada visión de un simple legionario que nada sabe de grandes estrategias y al desarrollo general de la batalla, un soldado que obedece y acude a donde le indican sus mandos y que se enfrenta a lo que tiene delante tratando de sobrevivir y cumplir con su deber que no es poco para una persona en esa situación.A pesar de las numerosas páginas que ocupa se me hice muy corto.


Escena de la batalla de Tapae
 La segunda parte de Lignvm es tan divertida como la primera, la prosa es muy sencilla y directa y sus más de 300 páginas se leen sin ningún problema, con mucha facilidad. La verdad es que  el lector se queda con las ganas de saber que pasa y seguir leyendo las aventuras de Aurelio Vitalis (Lignvm), de Terencia, Adara, Macio o Petronio,  Esperemos que su autor no nos haga esperar demasiado y podamos saber que nuevas aventuras y retos deberá enfrentar su protagonista.

Si la quieres comprar pincha aquí