Búsqueda de artículos

sábado, 25 de enero de 2020

JUICIO A LA "RENOVATIO IMPERII"¿ RECONQUISTA DE LOS TERRIORIOS PERDIDOS O SIMPLE DESTRUCCIÓN Y DERROCHE DE RECURSOS?

Escrito por Federico Romero

Justiniano, Emperador Romano de Oriente entre el 527 al 565, protagonizó uno de los periodos más brillantes del Imperio. Con el desarrollo de la política conocida como "Renovatio Imperii" o "Recuperatio Imperii" Roma extenderá su dominio de nuevo por todo el Mediterráneo. El Norte de África, y gran parte de Hispania e Italia vuelven a ser dominios romanos tras las brillantes campañas de generales como Belisario, Narses, o Juan Troglita hombres fieles a las directrices del trono imperial de Constantinopla, a la voluntad de Justiniano.

Divertido montaje de Justiniano llevando una gorra con el lema "Haz el Imperio Romano grande de nuevo". ¿Un guiño al presente?. En la parte inferior de la ilustración podemos aprecia los territorios que se le añadieron al Imperio Romano tras la reconquista de Justiniano.

Curiosamente, son numerosas y muy comunes a todos los niveles ,las pegas y las faltas que se le achacan a esta política. El historiador José Soto Chica en su último ensayo Imperios y bárbaros hace una recopilación de las diferentes acusaciones que se hacen contra esta política y da unas cifras que demuestran con rotundidad que son erróneas. Vamos primero a saber que es lo que se alega contra la "Renovatio Imperii":

1.- Llevar a cabo esta política supuso dilapidar unos recursos preciosos en una "utopía" que iba contra la lógica histórica. No era factible reconstruir un Imperio Romano en Occidente, pues este se encontraba quebrado tras la desastrosa segunda mitad del siglo V d.C. Este "derroche" en Occidente acabó por arruinar al Imperio Romano de Oriente que, tres generaciones después se vio incapaz de responder a la nueva amenaza islámica que le acabará de arrebatar sus territorios en Egipto y en Oriente Próximo.

2.- Se considera una política belicista e Imperialista. Debo decir que mi obligación como divulgador es hacerme eco de estas acusaciones pero que también es mi deber recordaros que eso es un "presentismo" ya que son valores propios de nuestro presente no de la época que estamos tratando.

3.- Esta política supuso la quiebra para el erario romano y tras la muerte del Emperador, sus sucesores se verán impotentes por falta de recursos económicos, ante sus enemigos.

Bueno, José Soto Chica nos ofrece los datos exactos : Justiniano cuenta, cuando accede al trono con la enorme cantidad de 23 millones de sólidos áureos acumulados por sus antecesores en el puesto: Anastasio y Justino I. Los ingresos anuales de la hacienda imperial estaban muy cerca de los 8,5 millones de sólidos. Esta cantidad era aportada por un territorio de 1.600.000 km cuadrados habitados por unos 23 millones de personas. A la muerte de Justiniano el territorio del Imperio Romano era de 2.300.000 Km y de 32 millones de personas que aportaban unos ingresos de 9,5 millones de sólidos. Es decir un estado mucho más extenso, poblado y poderoso económicamente hablando.

Los dos inmediatos sucesores de Justiniano: Justino II(565-578) y Tiberio II (578-582), gracias a lo saneado que dejó el tesoro a su muerte pudieron permitirse una política belicista y de expansión del gasto que rozó el derroche en algunos momentos pero que permitió aguantar sin problemas económicos hasta el 582, es decir 17 años después de la muerte del artífice de la "Renovatio Imperii".

Analicemos ahora el coste de sus campañas en Occidente, sin olvidar que Constantinopla también debía enfrentarse a su poderoso rival, al Imperio Persa, siempre dispuesto a aprovechar el más leve signo de debilidad romana para lanzarse sobre sus dominios más orientales:

El África vándala fue recuperada en una rápida campaña de un solo año(533-534), en ella se emplearon 18.000 soldados 30.000 marineros, 92 naves de combate y 500 barcos de transporte que costaron al erario público poco más de un millón de áureos. Esto es nueve veces menos de lo que costó el fallido intento de León I en el 468 contra el África vándala. Además la cantidad invertida se recuperó con creces en un solo año ya que los ingresos en impuestos que este nuevo territorio aportaba a Constantinopla superaban con creces la cantidad antes mencionada, por no mencionar el enorme valor de las nuevas fincas, antes pertenecientes a la realeza y nobleza vándala que ahora pasaron a formar parte del patrimonio imperial. En el aspecto estratégico debemos recordar que esas posesiones africanas, que Constantinopla gobernará durante 165 años más, permitieron en momentos críticos, como por ejemplo los años que van del 603 al 628 cuando Persia se hizo con Siria, Palestina y Egipto y atacaba Asia Menor y avaros y eslavos devastaban los Balcanes, sobrevivir al estado romano. Al final de su reinado, Justiniano tenía 15.000 soldados destinados en esta zona.

Italia si que fue una conquista costosa y continuamente puesta en cuestión tras la invasión longobarda. No obstante era impensable no afrontarla ya que era el territorio originario, el corazón y el origen de la "Romanidad", José Soto usa el término "Romania" en alusión al nombre que se le daba a nivel popular al Imperio Romano. Entre 535 y el 554 se sucedieron duras campañas con las que Fortuna, a veces favorecía a ostrogodos, longobardos o incluso Francos que también llegaron a intervenir y en otras ocasiones favorecía a los romanos. Justiniano que nunca descuidó Oriente no podía destinar a Italia los soldados suficientes para acabar con la guerra en na rápida campaña. Lo que si que es poco discutible es que esos 19 años de guerra continua acabaron con la recuperación económica que Italia había experimentado durante el gobierno ostrogodo de Teodorico, que había sabido, en lineas generales, conciliar y unir a romanos y ostrogodos en el gobierno.Italia ahora se verá sumida en el desastre y la crisis. A la muerte de Justiniano había 20.000 soldados destinados en Italia.

Belisario victorioso es aclamado por sus tropas. Ilustración de Mariusz Kozik
Hispania en el 552 Justiniano tras la victoriosa campaña de Narses en Italia en la que el último rey ostrogodo, Totila, es aniquilado, decide poner en marcha la nueva fase de su política de Renovatio Imperii y ocupa militarmente el sudeste de Hispania. Con ello se hace con el control de la mayor parte del Mediterráneo que de nuevo será romano, y mucho más seguro para el comercio que, libre de piratas florece favorecido por la seguridad que proporciona esa nueva unidad. En Hispania a la muerte de Justiniano había 5.000 soldados destinados en su defensa.



Esos 40.000 soldados destinados en Occidente suponen solo una cantidad pequeña sobre el total de 150.000. Si analizamos los números de los destinados en el Danubio y en Oriente, verdadero centro del Imperio, nos daremos cuenta de que en absoluto Justiniano desguarneció las fronteras de Oriente para reconquistar los territorios romanos de Occidente. Había unos 40.000 soldados en los ejércitos acantonados cerca de Constantinopla; 20.000 en Oriente, 15.000 en Armenia, 20.000 en Tracia y 15.000 en Iliria. Es decir que más del 70 por cien del ejército no estaba destacado en Occidente.

La verdad es que los números no dejan duda, Justiniano siempre prestó la atención debida tanto al Danubio donde supo hacer frente a la amenaza de ávaros y búlgaros, eslavos e iraneos como a los Persas con los que en el 562 firmó una paz muy ventajosa para los romanos. A su muerte dejó un tesoro lleno y un territorio ampliado, solo la ineptitud de su sobrino y sucesor Justino II (565-578) puso en peligro al Imperio Romano al comenzar una desastrosa guerra en cinco frentes distintos, sin embargo Tiberio II (578-582) y sobre todo Mauricio (582-602) sabrán enmendar la situación y gracias a un ejército reformado por Justiniano, eficaz y disciplinado, llevar los estandartes romanos tan lejos en algunas de sus fronteras como en tiempos de Trajano. Aunque esa, es ya otra historia.

BIBLIOGRAFIA

Imperios y bárbaros. La guerra en la Edad Oscura.-- José Soto Chica.-- Despertaferro Ediciones, 2019
Breve Historia de Bizancio.-- David Hernández de la Fuente.-- Alianza Editorial, 2014











lunes, 20 de enero de 2020

LA HUELLA MÁS DESCONOCIDA DE ROMA EN NUESTRO PRESENTE. DOMANDO EL RÍO SIL.

DOMANDO AL RÍO SIL

Los que disfrutamos con la Historia, no dejamos de sorprendernos continuamente con nuevos descubrimientos. A veces basta la anotación en un libro, otras visitando un monumento o simplemente dejando que un paisaje nos regale sus colores, para llamar nuestra atención divulgativa.
Por un motivo difícil de comprender, nuestros pequeños descubrimientos son causa de “subidón” y no dejamos que caigan en saco roto; los compartimos con colegas encantados de escucharnos, conocedores o no de nuestro descubrimiento. Los más osados, amplían la información buscando nuevos datos, recortes, noticias…de otras fuentes para enriquecer las bases que todos compartimos; divulgar para llegar más lejos y a más personas.
 A propósito de todo esto, y abusando de vuestra confianza, les cuento mi última visita casual.
En la N-120 se anuncia la presencia de un túnel romano, en Montefurado (Lugo), y tan solo una señal indicadora de la antigua obra romana en plena Ribeira Sacra, informa sobre la obra patrimonial.
No hay aparcamiento ni turistas. Comenzamos nuestros pasos encarando el descenso para alcanzar el cauce del indomable río Sil, por una pendiente pronunciada y resbaladiza nada amigable. Mientras descendemos, vamos imaginando la galería horadada por los romanos en tiempos de Trajano, allá por el siglo II d.C. Nuestra imaginación dibuja la entrada a una cueva atravesada por una calzada, e intuimos el lugar por el que accedían legiones transportando productos diversos rumbo a Roma; pero nada de esto nos encontramos, el monumento nos sorprende riéndose de nuestra ignorancia y la simpleza de nuestros pensamientos. Nos hemos dejado engañar por el término “Túnel Romano”.

Tan solo una explanada con bancos de merendero y alguna parrilla oxidada, nos recibe tras el descenso. El rugir del Sil engulle el resto de sonidos, nada de cueva o calzada romana pero la obra está ante nosotros, escondida y grandiosa; el fiero Sil domado por la tecnología y trabajo de hombres en tiempos de Roma, ansiosos del oro transportado por las crecidas del gran río: Fluctuat nec mergitur.


Entrada Túnel Romano.

Los egipcios pensaban que el oro era la carne con la que estaban hechos los Dioses, el templo de Salomón tenía las paredes recubiertas por el codiciado metal, los pueblos pre-romanos se adornaban con símbolos áureos regalados por la madre tierra desde tiempos inmemorables, y Roma…no podía ser ajena a esa necesidad de codicia áurea
.
La conquista de Galicia pasa a ser un enorme coto de explotación aurífera, custodiada por la Legio VII Gémina por la línea Braga-Astorga-Lugo. Son conocidos los métodos de explotación practicados por los romanos: saqueo a los pueblos conquistados, bateo en los cauces de los ríos, explotación por aluvión (ruina montium o ariete hidráulico) …pero en este caso de Montefurado, el método extractivo utilizado en el paraje es nuestro nuevo objetivo, un dato para compartir y divulgar.

El cribado de las zonas arenosas en los cauces de los ríos, era un método habitual en la obtención del mineral. En cada crecida, las aguas iban depositando en remansos o entre las raíces de los árboles, pepitas de oro en gran cantidad. Plinio no dudó en denominar la zona occidental española como el “País del Oro” y poblaciones gallegas como: Carballino, Quiroga, Cervantes, Becerreá...están marcadas con las huellas de la agresiva explotación romana.

Los ingenieros romanos tuvieron buscar nuevas formas de obtener más recursos minerales, una vez los sistemas más sencillos iban agotando los filones. En Montefurado, probaron un nuevo sistema, un método de impacto basado en desecar zonas del cauce del río, para realizar los filtrados para obtención del oro posteriormente.

El sistema de alta ingeniería romana en este tramo del río, desviaba el cauce natural del Sil. Para ello, realizaron una galería en la montaña “Pena do Corvo”, una galería de 120 metros de largo de los que hoy tan solo se conservan 52 metros, ya que en 1934 una gran riada provocó el derrumbe de la mitad del túnel, que quedó tapiado y devolvió las aguas a su antiguo cauce, hasta que en 1941 se realizase su reparación definitiva.

Salida Túnel. Se aprecia parte del derrumbe en 1934.

Una vez construido el túnel en las entrañas de la montaña, el cauce del río quedó alterado y el Río Sil domado por el hombre para su beneficio. El terreno quedó vaciado de aguas y explotado para la obtención de oro, y hoy, si centramos nuestra mirada en el paisaje, es patente la presencia de las murias o estériles amontonados en las cercanías del antiguo cauce.El motivo de esta obra de envergadura, al igual que otras muchas de las que conservan, está muy clara: en plena época de Augusto, las zonas de explotación aurífera de la región aportaban 20.000 libras al Imperio Romano, unos 6.200 kilos de oro.
es nuestro nuevo objetivo, un dato para compartir y divulgar.

Ya entre el siglo III y el IV las explotaciones fueron abandonándose, pero la sed de oro y la búsqueda del preciado mineral siguió estando presente hasta nuestros días. Las huellas romanas están impresas en nuestra geografía, unas más visibles y otras no tanto.

Cauce antiguo, con murias y estériles repartidos por el paisaje.
Bien entrado el siglo XIX, en plena fiebre minera en España, nuevamente fueron explotados de forma industrial los restos de las explotaciones mineras romanas; para ello fueron concedidas licencias a empresas como la “Sociedad Montañesa Galaico Leonesa” que realizó trabajos a orillas del Río Burbia, las Médulas y otros puntos de la comarca de Valdeorras.

Otra de estas empresas,“Río Sil and Lean Mining Company Limited” (también con concesiones en Las Médulas), intentó explotar los aluviones antiguos del río Duerna, utilizando los sistemas hidráulicos que tan buen resultado estaban teniendo en California. Su estimación era que podían arrancar y lavar hasta 10.000 toneladas diarias de aluviones (WELTON, 1877). Ambas empresas fracasaron completamente en su empeño.




Fijando la vista comercial en estos datos de presencia aurífera en las arenas del Sil, la “Compañía Española de Explotaciones” en 1908, instaló una draga en la unión del Río Burbia y el Sil. El enorme barco de extracción y cribado de arenas contaba con 29 metros de eslora, 9 de manga y uno de calado. Los resultados para estas empresas fueron nefastos, y poco a poco las imágenes de explotación industrial fueron desapareciendo del paraje del Sil; sin embargo, en muchas zonas del Noroeste Peninsular se sigue manteniendo la tradición del bateo (Navelgas en Asturias es prueba de ello) y sigue habiendo “aureanas” que han recogido las tradiciones y conocimientos de sus antepasadas.


Por otro lado, atendiendo a la historia social, siempre ha habido explotación fuera de los cauces legales, sin concesiones. Es significativa la presencia de las mujeres en este tipo de habilidades. Las “aureanas”, nombre con el que se denominaban estas mujeres, se dedicaban al lavado de las arenas y a extraer pequeñas cantidades de oro que les aportaba un pequeño jornal. Diversas referencias literarias, hacen mención a esta presencia de las “aureanas” en toda la región, mujeres humildes que, con un poco de suerte, cada muchos años daban con una pepita de buen tamaño, pero que no las sacaba de pobres. Buscaban especialmente entre las raíces de las plantas en el cauce del Sil, en los meses de verano y con bateas de madera de castaño; se calcula que 157 bateas obtenían 2 gramos de oro, por lo que puede calcularse que, el sedimento seleccionado contenía 3,5 gramos de oro por metro cúbico.

La realidad es que los cambios provocados por la acción del hombre, han terminado por romper el proceso natural de arrastre de restos de oro en los ríos auríferos, y hoy es muy difícil encontrar oro en sus arenales. Los restos de oro en los cuarzos son casi imposibles de ver a simple vista, y ya no hay noticia alguna de aparición de pepitas de importancia como en el siglo pasado; no por ello debemos obviar el interés que suscita el proceso histórico de explotación minera en el río Sil, y obras de ingeniería romana como el túnel de “Montefurado” son vestigio de estos inicios de explotación masiva.


Sic transit gloria mundi








Este artículo es una colaboración para HRA de Pedro José Villanueva( politólogo, escritor, activo divulgador de la historia y cofundador de Romanidad).




martes, 17 de diciembre de 2019

VIDA ARTIFICIAL, BIOTECNOLOGÍA Y ROBÓTICA EN LA ANTIGÜEDAD. EL SUEÑO QUE LOS CIENTÍFICOS DE LA ANTIGÜEDAD HICIERON REALIDAD.


Los relatos mitológicos están plagados de referencias a la creación por parte de los dioses de autómatas, seres "creados" pero no nacidos, para diferentes fines. Eran asombrosos artefactos que maravillaban las mentes de las personas. Son el testimonio que nos demuestra que la existencia del impulso humano crear vida artificial, de jugar a ser dioses, desde tiempos muy remotos. Las historias y representaciones de Talos, el gigante de bronce que protegía Creta de los invasores lanzando rocas contra los barcos o quemando a sus enemigos al abrazarlos, la inquietante Medea que poseía grandes conocimientos de biotecnología que eran incluso capaces de rejuvenecer a un anciano; las creaciones del dios Hefesto que fabricó a Pandora por orden de Zeus para castigar a los seres humanos por aceptar el fuego del titan Prometeo , las de Dédalo el artífice del laberinto del Minotauro, etc son solo una pequeña parte de las muchas historias que Adrienne Mayor nos cuenta en Dioses y Robots, de Ediciones Despertaferro el ensayo en el que se basa este artículo.

Répicla de camarera  autómata diseñada por Filón de Bizancio. Museo de Atenas.

Sus nueve capítulos son un apasionante viaje por la Antigüedad, no solo grecorromana, también nos da muchos datos que yo hasta ahora desconocía de los avances en estos campos en China, la India, Persia, etc. Adrienne Mayor nos lleva de viaje por este largo periodo de nuestra historia para mostrarnos los detalles más asombrosos que nos podamos imaginar. Por ejemplo nos lleva a la Cerdeña de la cultura núrágica (900-700 a.C) y nos muestra los rostros de las antiguas estatuas que guardaban sus costas, que por cierto tienen un inquietante parecido con el robot de la serie Stars Words C3PO ¿Coincidencia o realidad?.

La obra, con un aparato gráfico muy potente, se lee muy fácilmente gracias a la habilidad narrativa de la autora y a lo interesante del tema tratado. Nos vamos a centrar en su último capítulo, el noveno" Entre el mito y la historia: autómatas reales y artefactos realistas en el mundo antiguo", ya que me ha parecido de enorme valor, al dar datos más que concretos sobre el tema.

Antiguo gigante de piedra. Cerdeña. Cultura nurágica(900-700 a.C)


C3PO. Stars Wars

Por ejemplo, nos cuenta que en la Antigüedad un número considerable de tiranos utilizaron artilugios que imitaban la naturaleza para humillar, torturar e incluso asesinar a sus súbditos y enemigos. Estrabón describe la antigua costumbre que había en la isla griega de Léucade conocida como "el salto del criminal", que consistía en lanzar a un delincuente desde lo alto de un acantilado equipado con un par de alas artificiales, que además llevaban atados toda clase de pajarillos vivos para incrementar el espectáculo. Se pretendía así revivir el mito de Icaro. Nerón era muy aficionado a este tipo de espectáculos, en una ocasión nos cuenta Suetonio que para la obra titulada El Minotauro, la persona obligada a interpretar el papel de Pasífae era forzada a agacharse " escondida dentro de una novilla de madera" para que un actor disfrazado de toro la montase.Trató de recrear el mito de Icaro y obligó a un hombre a lanzarse desde un andamio muy alto, Suetonio nos cuenta que el hombre cay cerca del palco de Nerón y mancho con su sangre al emperador. En China en el siglo VI también hay constancia de un emperador que disfrutaba ejecutando a los condenados obligándolos a volar en una especie de cometas que también eran dirigidas desde el suelo.

En Acragas, regida por el tirano Falaris en el siglo VI a.C es donde se narra que un artesano llamado Perilao creó una realista estatua de un toro en bronce. Tenia una puerta por la que se introducía al condenado que era literalmente asado vivo en su interior. El artilugio tenía conductos internos que amplificaban los gritos del condenado y que expulsaban humo del interior por el morro de la estatua. Al parecer fue el propio artesano el primero en estrenar su invento. Su existencia esta probada en varias referencias en fuentes antiguas como Plutarco o Diodoro de Sicilia y sirvió de inspiración para otras diabólicas variantes.SE sabe que Almircar Barca en el 245 se hizo con él y lo envió como botín de guerra a Cartago. Tras la Tercera Guerra Púnica Escipión Emiliano decidió que el toro volviera a su ciudad , Acragas. En el siglo I a.C aún nos consta que el toro seguía en su ciudad



Toro de Phalaris.

En el 207 a. C en Esparta, un dictador llamado Nabis, casado con la cruel Apega mandó construir una réplica mecánica de su esposa. Este autómata era capaz de abrazar a sus victimas matándolas poco a poco al aumentar la presión pues sus brazos y pechos estaban tachonados de agudos pinchos que herían al condenado ( Polibio 13.6-8, 16.13, 18.17) nos cuenta que así "aquel tirano mató a muchos que se habían negado a pagarle tributo".

Para amplificar artificialmente la voz humana Alejandro Magno empleó un enorme cuerno o megáfono de bronce montado en un gran trípode para enviar señales a su ejército en cualquier dirección a varios kilómetros de distancia. El instrumento fue llamado Estentor, como el heraldo de la Guerra de Troya ( Homero, Iliada, 5.783). De la estatua de Atenea, realizada por el escultor Demetrio, se decía que salían extraños sonidos, como de las serpientes del cabello de la fiera de Gorgona. También se cree que uno de los colosos de Memmón en Egipto, que son dos estatuas de piedra de más de 18 metros de altura construidas en torno a 1350 a.C, emitía un maravilloso tono o voz al amanecer. En el siglo I d.C. el centurión Lucio Tanicio inscribió sobre las propias piedras de las estatuas las fechas y las horas en las que oyó esa canción en sus trece visitas al monumento.Parece ser que tras la restauración a la que fueron sometidas, ya en tiempos de Septimio Severo, se dejó de oír la hermosa canción.



Colosos de Memmón, Egipto

La famosa "batería de Bagdad"es un artefacto, posiblemente de origen parto. Es considerada por algunos historiadores como una temprana prueba de los experimentos de los persas y la electricidad. Por desgracia el artefacto desapareció en el saqueo del Museo de Iraq en el 2003, aunque contamos con mucha información e imágenes que nos permiten saber que constaba de pequeñas vasijas de 13 centímetros de terracota que contenían cilindros hechos de hierro cubierto con láminas de cobre enrolladas, selladas por arriba y por abajo con asfalto. Parecen primitivas celdas galvánicas, capaces de producir corriente de 0.5 voltios. Si se conectaran todas las celdas, la corriente podría suponer una descarga suave, del estilo de la electricidad estática.Su propósito nos es desconocido.



Son también numerosos los testimonios de la existencia de aves artificiales. Desde el siglo III a.C. hasta el I d.C, una suave melodía sonaba a través de los picos de unas figuras de aves pintadas con gran realismo, que diseñaron Filón y Herón, afamados inventores de Alejandría. Ya con anterioridad, un científico y filosofo llamado Arquitas (420-350 a.C. apox.), compañero de Platón, pero que vivió en Tarento construyó el autómata de un pájaro que era capaz de volar. Aristóteles, Horacio, Aulo Gelio hacen referencia a su invención, que al parecer, era una paloma de madera "capaz de volar cierta distancia y que después de posarse ya no remontaba". No es el único artefacto de esa época. En los siglos V y IV a.C la región de Elis, en el Peloponeso, Grecia, durante la celebración de los Juegos Olímpicos se podía contemplar a un águila y un delfín de bronce que se sabe estuvieron operativos hasta mediados del siglo II d.C. cuando Pausanias(6.20.10-14) los describió.Fueron creados por Cleetas(480-440 a.C) famoso por sus creaciones realistas y mejorados con posterioridad por el artesano Arístides en el siglo IV a.C. Para indicar el inicio de la salida, el águila echaba a volar con las alas extendidas y el delfín saltaba hacia abajo, desde lo alto de la puerta de entrada al estadio en la que estaban integrados ambos artefactos.Todos son ejemplos de como la tecnología era utilizada también para el divertimento general, no solo para la tortura y las ejecuciones. 

Demetrio de Falero, gobernador macedonio de Atenas a principios del siglo IV d.C, encargó en el 308 a.C la replica gigante de un caracol de tierra que se movía por si mismo y que encabezaba la gran procesión ceremonial de las Dionisiacas, un festival de teatro ateniense. Por desgracia no contamos con la descripción de su mecanismo interno, pero era tan realista que incluso iba dejando un rastro de baba mientras avanzaba despacio por su ruta. Bajo el mandato de los Ptolomeos Alejandría se convirtió en el lugar más avanzado tecnológicamente de la Antigüedad. Allí se crearon muchas máquinas para intervenir en procesiones, teatros y templos, en especial estatuas animadas y artefactos automáticos.Por ejemplo Ptolomeo II Filadelfo encargó una milagrosa estatua flotante de su hermana Arsinoe II utilizando imanes. También mandó crear artefactos que maravillaban al público como una estatua de Dionisio de 4,5 metros que sostenía una enorme copa de oro rebosante de vino También había en esa procesión una bota gigante de vino que vertía un chorro continuo a lo largo del recorrido, de otra carroza brotaba leche y vino, etc. Lo más espectacular era una representación gigante de la diosa Nisa que intermiténtemente se levantaba , vertía una libación de leche y se sentaba de nuevo.

Uno de los grandes ingenieros de la Antigüedad fue Filón de Bizancio(siglo III a.C) autor de un impresionante listado de máquinas y diseños de artefactos automotrices con forma humana y animal muy admirados en la Antigüedad y en la Edad Media. Creó una realista sirvienta capaz de servir vino y después diluirlo con agua; un pájaro artificial que piaba cuando un buho giraba la cabeza hacia él y guardaba silencio si no lo miraba. Al parecer el mecanismo funcionaba con el aire desplazado por el agua vertida en un recipiente. Otro de sus pájaros levantaba las alas alarmado cuando se aproximaba una serpiente a su nido. Tenía un dragón que rugía cuando la figura de Pan se le acercaba. Filón influyó mucho en Herón de Alejandría(10-70 d.C) creador de máquinas increíbles que creaban escenas míticas mediante el empleo de técnicas hidráulicas y otros mecanismos para hacer que se moviesen las figuras de formas complejas. Aconsejaba a sus colegas construir autómatas pequeños para que nadie pudiese sospechar que los manejaba una persona escondida en su interior. Construyó un Heracles de bronce que disparaba una flecha a una serpiente que siseaba al ser alcanzada, concibió teatros en miniatura (el teatro desplegaba el escenario por si mismo, detenía y desarrollaba la representación con llamas, sonidos pequeñas estatuas danzantes, etc. Se le ha considerado el primer artefacto programable. Los diseños de Herón y Filón impresionaron a los árabes que nos trasmitieron su existencia.siglos después.



Algunos de los inventos de Herón de Alejandría y Filón de Bizancio

Hace miles de años el ser humano concibió imaginarios seres superiores que creaban vida artificial y lo expresaron creando mitos. Siglos después inventores como los anteriormente mencionados crearon autómatas y máquinas que al igual que los mitos podían emplearse para asombrar, para embaucar, para atemorizar. Es el sueño de la vida artificial, materializado ya en la Antigüedad pero que en nuestro presente avanza a una velocidad difícil de asimilar. Es ahora cuando debemos de decidir si ese sueño nos acerca a nuestra felicidad o a nuestra destrucción.


Si deseas saber más sobre este interesante tema te recomendamos la lectura de Dioses y Robots, de Ediciones Despertaferro el ensayo en el que se basa este artículo.














viernes, 13 de diciembre de 2019

¿Y TRAS LA DESAPARICIÓN DEL IMPERIO ROMANO DE OCCIDENTE QUÉ PASÓ? RESEÑA A BREVE HISTORIA DE BIZANCIO DE DAVID HERNANDEZ DE LA FUENTE

En la medida de lo posible y a lo largo de toda esta reseña, voy a tratar de evitar el uso de la palabra "bizantino", ya que ese es un epíteto creado con mucha posterioridad a la caída de Constantinopla. Los ciudadanos del Imperio Romano de Oriente jamás usaron ese epíteto para llamarse así mismos. Ellos se referían a si mismos como romanos, que por otra parte es lo que eran.

Con "Breve historia de Bizancio estamos ante un ensayo que presenta la virtud de presentar de manera amena y divertida, pero sin perder el rigor necesario en toda labor de divulgación, una visión general de la evolución política y militar, social, económica, artística e intelectual de ese Imperio Romano de Oriente que sobrevivió casi mil años más, a su homólogo de Occidente, protagonizando brillantes momentos que han hecho de nuestro mundo lo que es en la actualidad.

Asedio turco a Constantinopla.

LA OBRA

Una de las virtudes de la obra es que nos aleja del típico concepto de decadencia que se asocia al Imperio Romano de Oriente. Es una idea totalmente falsa, ya que El Imperio con capital en Constantinopla estuvo sometido a todo tipo de vaivenes a lo largo de casi mil años. Hubo momentos de una brillantez enorme durante el siglo VI, con Justiniano, que asistido por excelentes generales como Narsés o Belisario, llevó a buen fin su política de Renovatio Imperium y se reconquistaron una gran parte de los territorios perdidos por el Imperio de Occidente durante su lento derrumbe. Los estandartes de Roma volvieron a ondear en el Norte de África, donde los vándalos fueron barridos para siempre de la historia; en Italia donde desplazaron primero a ostrogodos y después a los lombardos; en Hispania donde hicieron frente durante más de medio siglo a los visigodos. Bajo la hegemonía de Constantinopla el Mediterráneo volvió a ser un mar romano, el comercio se reactivó y la economía floreció. De todo esto y de los gobiernos anteriores de Teodosio y de Constantino se habla en los primeros capítulos. Es en estos momentos cuando Constantinopla se crea, se embellece y se configura como el principal núcleo urbano de su  época. La pujanza económica de Oriente le permite sobrevivir a la terrible crisis del siglo V. Como hemos mencionado estos romanos de Oriente supieron hacer frente a vándalos, ostrogodos y visigodos, pero también a persas, eslavos y otomanos. De todo esto se nos habla en los tres primeros capítulos de los nueve de los que consta el libro.



Constantinopla jugó un papel clave como reservorio de la cultura grecorromana en la que, a día de hoy en Europa y en Occidente en general, podemos reconocernos en un grado muy elevado. En los capítulos que van del IV al VI se habla de "crisis y de continuidad" es en estos momentos, ya finalizada la Tardo-antigüedad cuando comienza la preponderancia de lo griego sobre lo romano que no obstante nunca llegará a desaparecer. Es el momento en el que aparece un terrible enemigo, el Islam, al que tras perder Egipto, Siria y Palestina, frenará a finales del siglo VII en Asia Menor. 

En el capítulo VII se trata de los conflictos de Constantinopla con Occidente. Llega el fin de la presencia bizantina en Italia y los cruzados hacen su aparición en Oriente. Con Alejo I Comneno (1081-1118), se frena el declive y se experimenta un resurgir económico gracias al comercio con Venecia y Génova, aunque la relación con estas potencias comerciales, será difícil y provocará múltiples conflictos y revueltas internas.

En el capítulo VIII asistimos desolados al saqueo de Constantinopla a manos de los cruzados occidentales, la capital no volverá nunca a su antigua esplendor. El Imperio se fragmentará para volver a unirse bajo Miguel VIII Paleólogo. En el último capítulo asistimos al avance turco por los Balcanes y el territorio griego. Vemos como poco a poco el gran Imperio Romano de Oriente se ve reducido al territorio de su capital, Constantinopla, que finalmente caerá en 1453 a manos de los turcos. 

EL AUTOR

David Hernández de la Fuente es doctor en Historia Social de la Antigüedad, especialista en Historia Cultural de la Antigüedad, es actualmente profesor de Historia Antigua de la UNED. Es autor, coautor o editor de más de una veintena de libros, artículos, etc. Ha recibido además numerosos premios relacionados con su labor y participa en numerosos grupos de investigación relacionados con la Antigüedad.

En conclusión, estamos ante una excelente obra que puede servirnos de puerta a un conocimiento verdaderamente profundo del Imperio Romano de Oriente, de su brillante cultura, a su rico legado cultural como se dice en su prologo de la obra" pretende más bien ser una primera aproximación a la historia bizantina y a su rico legado cultural, un paisaje histórico de una comunidad política y espiritual irrepetible que ha dejado una huella profunda en la historia de las ideas en Occidente".




lunes, 11 de noviembre de 2019

UNA VERDAD QUE NO TODO EL MUNDO CONOCE: "SOMOS ROMANOS". BREVE RESEÑA A LA OBRA DE PACO ALVAREZ

Escribir una reseña sobre este ensayo es realmente fácil.Es tan sencillo como su lectura y no porque sea una obra vacía, todo lo contrario, estamos ante una obra densa con muchos más datos de los que suelen manejar otras obras que van en la misma linea divulgativa. Lo que diferencia a "Somos romanos" de otras obras parecidas es que es muy divertida. Cuando conoces al autor, lo entiendes, Paco  Álvarez es el buen humor y la sencillez hecha persona y eso se refleja en su manera de escribir, espontanea, directa al lector, al que trata de tú a tú. Me he tenido que reír muchas veces por los golpes de ingenio que reparte por todo el texto, hacía mucho que no me lo pasaba tan bien leyendo como los "romanos de ahora" somos tan parecidos a los "romanos de antes".

Para enseñar a los que ya saben están las academias y las universidades, pero ¿quién se ocupa de esa gran masa de gente que ignora pero tiene sed de aprender?. Divulgar entre la gente que sabe mucho de historia es bueno, esta claro, aunque no tiene la misma utilidad social que acercar la historia a aquellos que tienen una sana curiosidad por ella, aunque todavía carezcan de conocimientos. Es esa la linea divulgativa de "Somos romanos" y la consigue, no rebajando el contenido, sino haciéndolo ameno.

Floralia. Prosper Piatti
Es divertido en muchos aspectos como en la relación que hace continuamente entre citas romanas de autores como Ovidio y letras de grupos musicales de los años setenta, ochenta o noventa como Pink Floyd, Mecano, etc. Esas comparaciones que nos pueden parecer absurdas a priori, tienen mucho sentido porque nos hacen comprender que hemos cambiado muy poco y que nuestras actitudes, esperanzas, miedos, etc siguen siendo los mismos que los de los romanos de hace 2000 años.Un ejemplo entre muchos: compara el "carpe diem" de Horacio con el "disfruta del día hasta que venga un imbécil y te lo arruine" de Wody Allen. 

Cita a Chesterton que afirmaba: "es una prueba de cortesía escuchar disquisiciones sobre cosas que se conocen bien, de quien las ignora en absoluto". Es una frase que va perfecta para aquellos "rigoristas pseudo-académicos" que buscan hasta el más pequeño fallo en un libro para tirar por tierra una obra que sencillamente molesta por ser considerada una competencia no deseada. Esta obra no tiene esos fallos, pero el autor la escribe desde la humildad del no historiador, poniéndose a la misma altura que el lector con un lenguaje sencillo pero no vulgar, divertido pero no banal. El tono es muy distinto de otras que parecen escritos desde una cátedra magistral y que generalmente aburren soberanamente al lector.

Se nota su pasado como publicista en detalles como encontrarnos de continuo frases potentes que nos dan mucho que pensar pero que a la vez te hacen reír. Por ejemplo esa de Wody Allen, al que hace referencia en muchas ocasiones, que dijo eso de que "la vida esta llena de miseria, soledad, sufrimiento y de tristeza y lo peor es que se termina demasiado pronto". Tiene además interesantes observaciones sobre un tema poco tratado: el papel de los españoles como transmisores de romanidad a toda Hispano-américa, un tema muy amplio que daría para otra reseña.

Hay otros pequeños detalles que me han llamado la atención pero que solo son una pequeña muestra de lo mucho que en las páginas de "Somos romanos. Descubre el romano que hay en ti" nos aporta. Cosas como el hecho de que el hormigón romano es superior al de la actualidad al ser capaz de regenerarse al contacto con el agua del mar mientras que el actual, hecho a base de cemento es de una calidad inferior y acaba erosionándose al contacto con el agua a los cincuenta años.



Llevo muchos años divulgando la historia de Roma y a veces me desespero ante la proliferación de "refritos" de anécdotas envueltos en llamativas portadas de colores chillones, que las editoriales no cesan de lanzar al mercado. Es la misma fórmula repetida una y otra vez sin aportar nada novedoso y a veces cayendo en lo que se llama el bulo histórico, que es difundir una noticia o un hecho histórico falso, pensando que es cierto. Este libro sin embargo es el ejemplo de como se debe enfocar una obra de este tipo. Con un enfoque novedoso, contando detalles desconocidos para el gran púbico y usando para ello un lenguaje accesible a todos, libre de anglicismos y academicismos tan del gusto de otros que pretenden así otorgarse una autoridad de la que realmente carecen. No nos dejemos engañar. Es así, desde la humildad, el buen humor, la sencillez, la fidelidad a la verdad y la búsqueda de lo novedoso como hay que afrontar cualquier intento de divulgar historia.

Por todo lo dicho, leer "Somos Romanos", nos ayudará a "los romanos de ahora" a conocernos mejor y a entender el conocimiento de nuestro presente profundizando en la historia, en las costumbres, en los deseos y en las creencias de los "romanos de antes".

Si quieres hacerte con un ejemplar, pincha aquí.

El autor en la presentación de su obra.







jueves, 7 de noviembre de 2019

La segunda batalla de Tapae narrada por un legionario romano. Breve reseña a Lignvm en Tapae de Angel Portillo

Escrita por Federico Romero Díaz.

Estamos ante la segunda entrega de las aventuras de Lignvm, el legionario Aurelio Vitalis. Algunos recordareis que ya reseñamos la primera entrega en ella Aurelio era un joven que trataba de hacerse hombre, de hacer méritos ante su padre para crecer en dignidad a sus ojos, pero el tiempo ha pasado y Aurelio, enrolado como legionario, es enviado a Novae, cerca del Danubio. Allí se lleva a su novia romana Terencia con la que fundará una familia, registrándola en la legión como esposa informal. Ahora es Lignvm, que es el mote que Aurelio recibe en la Legión, un hombre adulto y a pesar de que sigue siendo muy joven y trata de cometer alguna insensatez ya ha madurado por el hecho de aceptar las responsabilidades que su puesto como legionario de la I Legio Itálica y como pater familias ha de asumir. Como legionario ha de enfrentarse a cosas muy duras como azotar a uno de sus mejores amigos, Petronio, o la dureza del combate en una terrible batalla.

El Autor

Ángel Portillo nació en Barcelona, pero ha vivido casi toda su infancia y adolescencia en Badalona. El museo de esta antigua ciudad es donde empezó a interesarse por el mundo romano. Docente de vocación, es profesor de instalaciones electrotécnicas en Badalona, Flix y Tortosa. Residente en la comarca del Montsia (Tarragona) tiene la suerte de poder contemplar a diario una de sus pasiones el Mediterráneo.

Ángel Portillo.

La obra

Como todo lo que escribe este autor estamos ante un texto cuyo valor diferenciador con respecto a otras novelas parecidas es el realismo que alcanza. Eso lo consigue de una manera absoluta, empezando por la mentalidad de los personajes que piensan y se comportan como lo que son romanos del siglo I d.C. esto hace la historia mucho más creíble . Llama la atención el cariño con el que el autor trata la descripción de cosas cotidianas como las ceremonias religiosas, el entrenamiento militar de los legionarios, la organización de los servicios, las guardias, los castigos, las estructura del mando de una legión, el sistema de ingreso, etc. Es en estos y en otros muchos detalles en los que queda patente el profundo conocimiento que el autor, que proviene del mundo de la recreación histórica, tiene de todos estos temas. 

El pasaje de la batalla de Tapae, 101 d.C  me parece muy divertido y sobre todo muy original, en el sentido de que está narrado desde la limitada visión de un simple legionario que nada sabe de grandes estrategias y al desarrollo general de la batalla, un soldado que obedece y acude a donde le indican sus mandos y que se enfrenta a lo que tiene delante tratando de sobrevivir y cumplir con su deber que no es poco para una persona en esa situación.A pesar de las numerosas páginas que ocupa se me hice muy corto.


Escena de la batalla de Tapae
 La segunda parte de Lignvm es tan divertida como la primera, la prosa es muy sencilla y directa y sus más de 300 páginas se leen sin ningún problema, con mucha facilidad. La verdad es que  el lector se queda con las ganas de saber que pasa y seguir leyendo las aventuras de Aurelio Vitalis (Lignvm), de Terencia, Adara, Macio o Petronio,  Esperemos que su autor no nos haga esperar demasiado y podamos saber que nuevas aventuras y retos deberá enfrentar su protagonista.

Si la quieres comprar pincha aquí


lunes, 30 de septiembre de 2019

EL LLANTO INCONSOLABLE DE LOS CUERVOS. BREVE RESEÑA A LA NUEVA NOVELA DE JUAN LUIS GOMAR HOYOS

Escrita por Federico Romero Díaz

Grecia esta en guerra de nuevo. La interminable Guerra del Peloponeso, que durará 28 años, entra en una nueva fase, en esta segunda entrega del premio HisLibris Juan Luis Gomar Hoyos. "El llanto inconsolable de los cuervos" continua donde se acabó la isla de las sombras: La batalla de Esfacteria. No obstante, ambos libros pueden ser leídos con independencia. Atenas y Esparta se enfrentan en una interminable lucha que esta llevando hasta la extenuación a ambos contendientes y a la propia Grecia. Tras la derrota en Esfacteria, Esparta se enfrenta a la vergüenza de ver como 300 de sus soldados permanecen presos en Atenas. Además debe enfrentarse en su propio terreno al acoso de las incursiones atenienses. La situación es crítica pero Esparta cuenta con una última esperanza, su gran general, Brásidas, auténtico protagonista de esta novela, ha ideado un sorprendente e inesperado plan que puede poner a Atenas contra las cuerdas. No lo tendrá fácil, deberá hacer frente a las grandes mentes que en ese momento lideran a la ciudad enemiga, a hombres como Demóstenes, Nicias, el ambicioso Cleón, etc.



La acción se desarrolla donde menos se lo esperan los atenienses, en Tracia al nordeste del reino macedonio, en Calcídica, y en especial en torno a la ciudad de Anfípolis, clave en la economía Ateniense. Es allí a donde mediante una operación audaz con una rapidez pasmosa traslada Brásidas a su ejército, para darle la vuelta a la situación. Es ahora Ateneas la que debe defenderse de los espartanos que han retomado la iniciativa en esta guerra.

Juan Luis Gomar exhibe de nuevo una gran habilidad narrativa ya demostrada en la obra anterior, demostrando que el premio HisLibris que ostenta no ha sido casualidad, sino fruto del buen trabajo y de una capacidad para contar buenas historias innata a su persona. La novela esta llena de batallas, luchas, sangre y esfuerzo por anticiparse al enemigo. Muestra perfectamente la difícil situación en la que se encontraban las ciudades de la zona que debían elegir entre seguir sometidas al dominio ateniense o, por el contrario, unirse a la Esparta representada por Brásidas. En ellas también se narran las intrigas por el poder, tanto interna,s en las dos ciudades rivales, como entre ellas, con espionaje incluido. Otro detalle que me ha parecido muy acertado por parte del autor es como se muestra la situación dentro de las ciudades de Grecia divididas entre pro-espartanos y pro-atenienses.

Representación de Brásidas en batalla( Fuente Wikimedia commons; Wikivisually)


Estamos, en definitiva. ante un ejemplo de lo que debe ser una buena novela histórica. Ya que se muestra sumamente respetuosa con la historia real, cuya fuente principal es Tucídices, y a la vez atrapa al lector desde un primer momento gracias a la capacidad narrativa de su escritor Juan Luis Gomar. 

Espero que se anime a seguir escribiendo porque ya estoy deseando leer la tercera entrega. 

Si quieres comprar la novela pincha aquí

martes, 20 de agosto de 2019

PAN PARA LOS NIÑOS, AUNQUE NO PARA TODOS. LOS ALIMENTA DE TRAJANO. ANTECEDENTES Y CONTINUACIÓN

Escrito por Federico Romero Díaz

Tras el gobierno de Domiciano ( 81-96 d.C), Italia estaba sumida en una profunda crisis económica y financiera. Los núcleos rurales comienzan a despoblarse, la productividad agrícola desciende de manera alarmante y la población emigra a las ciudades. Se hace imprescindible arbitrar un ambicioso plan que devuelva al corazón del Imperio su papel protagonista. Los alimenta serán una parte de ese ambicioso plan, aunque no la única de las medidas que la dinastía Aelia-Antonina lleve a cabo. Antes que nada conozcamos los antecedentes de las medidas que adoptó Trajano.



Antecedentes. Nerva (96-98 d.C) El precursor de los alimenta

Hay cierta división entre los investigadores a la hora de atribuir la paternidad de la idea. Se le atribuye a Trajano que fue quien realmente la puso en marcha de una manera sistemática y organizada. Sin embargo son numerosos los autores que defienden que su origen estuvo en el fundador de la dinastía, Marco Coceyo Nerva que ya puso en marcha una serie de medidas orientadas a combatir la crisis económica y social del Imperio a su llegada al poder por ejemplo: rebajas de impuestos  a las clases mas humildes y reparto tierras, de dinero, harina y otros alimentos entre los más pobres. Redujo además todo lo que pudo los gastos del Estado, vendió gran parte de los bienes de Domiciano, y prohibió que se erigieran estatuas en oro de su efigie. A todo lo explicado se añadiría los alimenta, que consistían en el otorgamiento de créditos a bajo interés con dinero estatal a los propietarios de explotaciones agrarias a cambio del pago anual de un porcentaje de esa cantidad que se destinaba al mantenimiento de los niños pobres de muchas ciudades italianas. Nerva apenas gobernó 18 meses y no disfrutó del tiempo necesario para poner en práctica un plan tan ambicioso, que será desarrollado e implementado en suelo itálico por su sucesor Trajano.

Trajano(98-117 d.C) y los alimenta

Es a Trajano a quien debemos atribuir el mérito del desarrollo de esta institución ideada por su antecesor. Llevó a cabo un ambicioso plan que trataba de poner de nuevo a Italia a la vanguardia económica del Imperio. Sacó de su patrimonio personal las sumas necesarias para garantizar la viabilidad del plan y contra garantías hipotecarias lo otorgó en préstamo a los propietarios agrarios y titulares del derecho de explotación de tierras públicas a cambio de un pago anual del 5 por cien. En el sistema se cuidaba en extremo que el porcentaje otorgado en préstamo no fuera superior al 8 por cien del valor de las tierras y todo era cuidadosamente registrado por los funcionarios encargados del proceso. Con las cantidades obtenidas en cada ciudad se financiaba la caja de los alimenta de cada ciudad que mantenían a un número variable de niños y niñas, que debían ser libres, no libertos ni esclavos.
Tabla de los Ligures Baebiani


Las cantidades variaban en función de si eran niños( apadrinados con una cantidad mayor hasta los 18 años) o niñas ( mantenidas hasta los 14). También menguaba la cantidad si el niño era ilegítimo, en vez de haber nacido legalmente en matrimonio. Los datos concretos los tenemos gracias a dos documentos que han llegado hasta nosotros : La tabla de Veleya y la Tabla de los Ligures Baebiani. Gracias a ellas sabemos cosas como que 245 niños legítimos recibieron una media de 16 denarios al mes, que 34 niñas recibían 12 mensuales y que a un hijo bastardo o spurius se le abonaban 12 denarios mensuales y a una niña spuria solo 10.


Tabla de Veleya( cerca de Piacenza. Descubierta en 1747)




La organización del sistema era compleja. Existía un reparto por demarcaciones. No se sabe exactamente cuantas ciudades italianas se beneficiaron de la puesta en marcha de esta institución pero si sabemos que de las casi 1200 existentes en Italia la mitad si se beneficiaron de los Alimenta. La unidad base eran los distritos, dirigidos por un magistrado estatal de rango consular o pretorial conocido como praefectus alimentorum. Esta persona estaba encargada de fundar en su territorio la institución propiamente dicha conocida como obligatio praedorium y comprobar si se pagaban las rentas estipuladas por parte de los beneficiarios de los prestamos y si los denarios y los alimentos eran correctamente distribuidos a los niños beneficiarios. En esta labor estaban asistidos por los quaestores alimentorum municipales, que solían ser magistrados municipales. Curiosamente y analizando los datos concretos de los beneficiarios de estos prestamos se ha comprobado que estos magistrados municipales no fueron nunca beneficiarios de los prestamos estatales a pesar de ser propietarios agrícolas. Los especialistas en el tema suponen que la intención era dar así mayor transparencia a estas instituciones, alejándolas de cualquier tentación de corrupción. Se desconoce si existió un órgano administrativo central en Roma que coordinara a los distritos, aunque se sabe que en la propia capital Trajano hizo inscribir en los Alimenta a 5000 niños y niñas en la lista de beneficiados.Esta actitud del Emperador fue imitada por los grandes personajes de la corte en sus ciudades natales. Por ejemplo sabemos que Plinio en su ciudad de origen, Como, fundó una institución análoga para hijos de familias libres. Una dama rica de la ciudad de Terracina, aportó un millón de sestercios para invertir sus intereses en esta clase de ayudas.Entre los propietarios adheridos a este programa encontramos nombres como Neracio Marcellus, consul suffectus del año 95 y ordinario en el 129, hermano del jurista Neracio Prisco, amigo personal de Trajano, ambos pertenecientes a la poderosa familia de los Saepinum o Rutilius Lupus, de rango ecuestre que fue prefecto de la annonae y de Egipto.

La utilidad propagandística de las Alimenta.

Desde los orígenes de la historia de Roma se consideraba un deber del Estado asegurar a la población su sustento y abastecimiento de grano a un precio razonable. Esta creencia permaneció fija en el imaginario colectivo durante toda la República y pasa al Imperio sin apenas modificación, considerándose al Emperador como responsable del cumplimiento de esa obligación.Los emperadores distribuían al pueblo víveres, vestidos,vales al portador para utilizar en almacenes estatales, etc. No había una norma fija pero si una clara conciencia de esa obligación, en especial en ocasiones especiales como el nacimiento de un hijo, el aniversario de la subida al trono, la conmemoración de una victoria, etc. Es en este contexto en el que la institución de los Alimenta adquiere todo su sentido como instrumento propagandístico para afianzarse en el trono y para resaltar la figura del gobernante. En el caso de Trajano se emitieron monedas, fundamentalmente ases y sestercios que circulaban entre la plebe en los que se atribuye a trajano en papel de Restitutor de Italia. En otras aparece en el centro frente a dos niños que le tienden las manos, incluso existe una síntesis de las dos emisiones anteriores, en el 109 Trajano aparece sentado ante una mujer que representa Italia con dos niños en sus brazos. No solo las monedas fueron instrumento de la propaganda de los Alimenta, el Arco de Trajano en Benevento, construido por la apertura de la vía Trajana también contiene referencias a los Alimenta representándose al Emperador distribuyendo comida a los niños pobres. Los objetivos, además del reforzamiento de la figura imperial eran variados: conseguir una mayor oferta de soldados para las legiones, reanimar económicamente Italia mediante la inversión en sus explotaciones agrícolas, reforzar a las oligarquías municipales que eran las que decidían finalmente que familias se beneficiaban y cuales no de los Alimenta, etc


Arco de Benevento. Trajano reparte alimento a los niños.

Los alimenta después de Trajano.

La desaparición del organizador e impulsor de los alimenta no supuso ni mucho menos su final. Pervivirán a lo largo de todo el siglo II con los Antoninos. A raíz de los sucesos del 118, que supusieron la muerte de cuatro importantes figuras de la clase senatorial, Adriano tratará de lavar su imagen aumentando significativamente las cantidades otorgadas a los niños subsidiados. Además sabemos que fundó en Antinoopolis (Egipto) y en Atenas instituciones similares a los Alimenta italianos.
Con Antonino Pío se crea para las niñas de escasos recursos Institución Alimentaria de las Niñas Faustinas, en honor a su amada esposa del mismo nombre y con Marco Aurelio se continua esta política con la fundación de una institución similar, también para niñas.

La crisis que en todos los planos se produce durante el siglo III hará entrar a los Alimenta en un lento declive que llevará a su decadencia primero y desaparición después. Pertinax(192-193) trató de restaurarlas pero lo efímero de su gobierno hizo fracasar la tentativa. acabando esta noble iniciativa por desaparecer.

Bibliografía.

Marcos Uyá.-- Sustento Público para los hambrientos. Revista Stilus . Invierno 2013
José Antonio Garzón Blanco.-- De Trajano a Antonino Pío en la propaganda numismatica.
P.López.-- Historia de Roma, Akal. Madrid 2004.
J.M. Blanch " La tabula de los Ligures Baebiani: un testimonio epigráfico de la Administración de Trajano( Revista digital de Derecho Administrativo, nº 17, Universidad Externado de Colombia, 2017)












viernes, 9 de agosto de 2019

El ser humano y los grandes enigmas que siempre se ha planteado. "El reflejo de la Diosa, la novela de Francisco Rivero que no te puedes perder


Es sorprendente como algunos autores en su primera novela aciertan de pleno. Es el caso de "El reflejo de la diosa", el resultado de la suma perfecta entre novela de intriga, histórica, de aventuras y con las gotas justas de amor.




En ella el autor abre una ventana que nos permite contemplar algunos de los enigmas que el ser humano siempre se ha planteado: ¿ Hubo un tiempo en que fuimos casi eternos"; ¿Qué ley cósmica o voluntad divina determina la longevidad de nuestra especie? y de haberla...¿quien o qué influye en el número de años que vivimos?

Francisco Javier Rivero Moreno nos describe con gran habilidad, sorprendente en un escritor novel, una historia trenzada en torno a varios hilos narrativos:

Entrevista al autor

El primero se desarrolla en nuestro presente y nos desgrana una investigación que se va desarrollando en diferentes ciudades de Estados Unidos, España y otros países europeos como Italia, Gran Bretaña, o Alemania.Un grupo internacional de personas formado por policías americanos y españoles, junto a expertos científicos de diferentes ramas tratan de desenredar las extrañas circunstancias que giran en torno al horrible asesinato del doctor Montenegro, su familia y una de sus colaboradoras. Estamos evidentemente ante una historia netamente policíaca.

El segundo hilo narrativo tiene claramente una vocación didáctica. Con esta historia aprenderemos arte, música, mitología, arquitectura, viajaremos a la Edad Media, a la Antigüedad romana y conoceremos la vida de los padres de Jesucristo, aunque tomando como punto de partida el "Discuso verdadero contra los cristianos" del autor pagano Celso ( siglo II d.C), conoceremos a Calígula, a Claudio, a Elena, la madre cristiana de Constantino, etc. Es un viaje eminentemente cultural a lo largo de la historia que denota el amplio bagaje cultural del autor Francisco Rivero, así como su amor a la enseñanza, actividad a la que se dedica con frecuencia.


Vídeo promocional de "El reflejo de la Diosa"


Este largo viaje a lo largo de nuestro pasado el autor nos lo ofrece sin permitir que en ningún momento el lector se aburra, haciendo gala de una maestría narrativa que adivino innata más que aprendida.Los capítulos son cortos, muy ágiles, con diálogos cortos y breves pero rigurosas descripciones, llenos de acción y de sucesos que acaparan la atención del lector que no puede hacer otra cosa que continuar con la lectura.

Otro acierto de la obra es que al principio de cada capítulo aparece una cita que da que pensar y que esta relacionada con lo que va a pasar en esa parte de la novela. Las fuentes de esas citas son muy variadas y van desde el Génesis, a Dión Casio, de Carl Jung a Sir Arthur Conan Doyle. Son, al fin y al cabo, pequeñas píldoras de sabiduría que se disfrutan mucho antes de empezar con la lectura de cada capítulo.

Estamos en definitiva en ante una novela de necesaria lectura que nos va a descubrir facetas insospechadas de nuestra historia, de nuestro pasado, a la vez que va a hacer posible que pasemos un rato inolvidable con su lectura. una mezcla perfecta de novela histórica de intriga, aventuras y con algunas gotas de romanticismo. No os la perdáis.

Si quieres comprarla pincha aquí.