Búsqueda de artículos

lunes, 21 de septiembre de 2020

"LA MÁSCARA ALANA" UN VIAJE POR UN IMPERIO EN DESINTEGRACIÓN. BREVE RESEÑA

31 de diciembre del 406 d.C, una enorme masa constituida por vándalos, alanos y suevos cruzan la superficie helada del Rin y se plantan en territorio romano. El verano de ese mismo año las mermadas legiones de Roma, que se han tenido que concentrar para acabar con la invasión goda de Radagasio en Italia, se ven impotentes para repeler esta invasión. Las prosperas ciudades, de la Galia primero y de Hispania después, serán objeto de su saqueo. En este marco convulso se desarrolla la novela que nos ocupa hoy " La máscara alana" de Alberto Martínez Díaz.

Invasiones Bárbaras de principios del siglo V.


El autor

Alberto Martínez Díaz es Licenciado en derecho y en ingeniería. Ha desarrollado su trabajo como funcionario en la Administración General del Estado. Se dedica a la divulgación del arte y la historia desde su HA Historia y Arte, siendo además miembro de Divulgadores de la Historia. Tras su primera novela publicada "la máscara alana", tiene ya muy avanzadas sus dos próximas obras tituladas "La doncella en la nieve" y " Las brumas del sueño".

La novela 

Como muy bien se indica en la cubierta del libro "esta no es la clásica novela de romanos de la república o la época imperial". Estamos ante un relato que se desarrolla en el Bajo Imperio Romano, entre el 395 a 407, un auténtico reto literario por lo complicado y a veces poco conocido que es
este periodo desde el punto de vista histórico.

En cuanto a la trama no podemos desvelar demasiado. Un chaman alano tiene unas visiones, inspiradas por sus dioses sobre una niña que tendrá una gran importancia en la historia de su pueblo. El envío de algunos de sus fieles hasta la villa de Emérita Augusta, donde vive la niña, con la misión de capturarla, desencadena una acción que no da al lector un minuto de reposo.

Maqueta de emérita Augusta en época romana


Otro mérito que le encuentro a la novela es que, a lo largo de sus 319 páginas nos encontramos varios géneros que combinan perfectamente con el género histórico. Es una novela de amor con dos historias muy bien construidas para integrarse con la trama general de la obra. Es también una novela de viaje por ese mundo del Bajo Imperio Romano. Un largo viaje que comienza en el lado no romano del Danubio, en el extremo oriental del Imperio para llegar al norte a las orillas del Rin. Desde allí aprovechan el frío que ha congelado las orillas del gran río, cruzan su superficie helada y penetran en la Galia, donde encuentran escasa oposición para extenderse primero por ese territorio romano y por Hispania después. El movimiento de los protagonistas por esa geografía, por ejemplo el de algunos de sus protagonistas como Flavio  o el visigodo Ramiro, desde Emérita Augusta hasta la recién saqueada Arelate es un  perfecto pretexto para mostrarnos ese Bajo Imperio en la que las ciudades, carentes de la pujanza del pasado, tienen problemas económicos para mantener guarniciones con las que combatir el bandolerismo, la deserción de las milicias, los abusos de los poderosos, el adecuado mantenimiento de las infraestructuras de las ciudades etc. El último género que detecto en este relato es el de aventuras. Los protagonistas, tanto alanos, como romanos se ven envueltos en conspiraciones y luchas que a veces les superan, pero que les hacen mejorar y esforzarse al máximo.

En la novela histórica es importante pensar en el lector. No todo el mundo conoce la geografía de la Antigüedad, ni conoce el significado de palabras latinas usadas en la construcción del relato, ni sabe distinguir entre los personajes que si fueron reales de los ficticios, etc. En " La mascara alana" podemos encontrar tres mapas que nos ayudan a orientarnos a la perfección en el relato, una relación de personajes reales y ficticios y por último un glosario con el significado de las palabras latinas usadas en la obra que demuestran como Alberto Martínez Díaz se preocupa de sus lectores.

En conclusión, estamos ante un autor de un enorme talento narrativo, que combina a la perfección con el rigor histórico. Por ejemplo (sabemos que visitó personalmente todas las ciudades que aparecen en esta historia) y ha invertido mucho esfuerzo en documentarse históricamente. Con sus dos próximas novelas promete proporcionarnos muchas horas de entretenida lectura.

En conclusión pdemos decir que esta novela es un gran relato histórico, con las gotas justas de amor, aventura y viajes . Un imprescindible que debemos tener en nuestros estantes.

Para comprarla pincha aquí