viernes, 7 de septiembre de 2018

Las Mujeres de Roma. No nos podemos perder la mitad de la historia. Breve reseña a "Mujeres de Roma. Heroísmo, intrigas y pasiones" de Isabel Barceló Chico

Escrito por Federico Romero Díaz

Roma, caput mundi, la ciudad eterna. También el lugar cuya historia no tiene final ¿Nos hemos parado a pensar en la cantidad de mujeres que han vivido en ella a lo largo de su devenir histórico?¿ En las miles de vidas femeninas íntimamente ligadas a los hechos más relevantes que allí han acontecido?Afortunadamente Isabel Barceló si que se ha parado a investigar esta importante faceta de la historia romana, y nos lo ofrece con el mejor de los estilos literarios en Mujeres de Roma. Heroísmo, intrigas y pasiones.

"El Frigidarium". L. Alma Tadema.

La autora

Es Licenciada en Filosofía y letras por la Universidad de Valencia y tiene una larga trayectoria literaria jalonada por obras como Las flechas de Eros, La ira de Medea, La fundación de Roma, Orfeo desciende a los infiernos, Perseo y la mirada de Medusa, La muchacha de Cátulo, Dido, Reina de Cartago, y alguna incluso de literatura juvenil como Tope secreto. El secuestro de la luna.

Es también una conocida y prestigiosa divulgadora histórica autora de numerosos artículos, conferenciante, y autora un blog muy seguido, Mujeres de Roma.

Su experiencia como residente en Roma en la Real Academia de España le permitió documentarse para la elaboración de la narración que estamos reseñando.

La obra

Deberíamos empezar aclarando que no estamos ante una novela, ni ante un ensayo histórico, ni frente a una guía de la geografía y la historia romana, aunque en realidad, reúne elementos de los tres cosas a la vez.

Tres son los factores que determinan a Mujeres de Roma: una enorme y exquisita carga literaria; un rigor histórico difícil de encontrar en obras con ese amor hacia lo narrativo, y por último el uso de la geografía de la ciudad y de la figura femenina como ejes vertebradores de sus páginas.

La autora utiliza el entramado urbano de la ciudad y sus colinas para saltar de un siglo a otro, para pasar de la historia de una mujer a la de otra muy distinta en sus 18 capítulos, siendo la narración de la brava Anita Garibaldi, en el siglo XIX, en pleno proceso de reunificación italiana, la más cercana a nuestro tiempo.
Fotografía de Anita Garibadi.


Panaderas, santas, combatientes, emperatrices, pintoras, etc son rescatadas de la oscuridad e iluminadas de nuevo por la luz de esta obra. Así descubrimos historias increíbles como la de la tierna Santa Cecilia in Trastevere, representada magistralmente por la escultura de Stefano Maderno, la de Margherita Luti (la fornarina) modelo del celebre Rafael , que ingresó en un convento tras la muerte del pintor, su amante, o la de la valerosa Lucrecia ejemplo a seguir durante siglos por las matronas de la Roma de la Antigüedad, que optó por quitarse la vida antes que vivir callada y humillada tras ser violada por Sexto Tarquinio, el hijo del Rey de la ciudad, o la de la valerosa Cristina de Suecia que se enamoró sin remedio de un hombre que nunca la correspondió, el cardenal Azolino.


Escultura de santa Cecilia de Stefano Maderno(1600)

A lo largo de sus páginas Isabel nos va descubriendo la historia de 48 mujeres. Son tan solo un fragmento minúsculo y mínimo, de las muchas historias de mujeres que nunca debieron caer en el abandono, aunque, eso si, son un conjunto de enorme valor por el acto de justicia que supone rescatar del olvido a personajes que se merecen el respeto de nuestro recuerdo. Así nunca se olvidarán sus pasiones,sus inquietudes y deseos.

Es inevitable darse cuenta leyendo sus páginas que la autora, además de una enorme cultura, tiene un exquisito y elevado sentido de lo literario, que impregna sus páginas de un aire delicado y a veces cercano a la poesía. Con frecuencia el lector se encuentra con frases que le obligan a pararse a pensar o simplemente a saborearlas. Aquí os dejo algunas de ellas:

"Los muertos romanos no querían paz, sino memoria".
"¡ Buscas en Roma a Roma!, ¡Oh peregrino! y en Roma misma no la hayas"( Quevedo)
"Los muertos de Roma no querían paz, sino memoria"

Mujeres de Roma. Heroísmo, intriga y pasiones" es, en conclusión, una obra imprescindible que destaca por su facilidad de viajar en el tiempo dentro del mismo hilo narrativo. Por ejemplo, desde la muerte de Séneca al encuentro de Carlos V con el Papa, poco después del famoso saqueo de la ciudad por las tropas imperiales. Tras acabar sus líneas, el lector tendrá una visión mucho más completa y justa de la historia de la ciudad eterna que es, en definitiva, al memos en una parte muy considerable, la historia de todos nosotros.




No hay comentarios:

Publicar un comentario