Búsqueda de artículos

miércoles, 6 de julio de 2016

EL AMOR Y EL SEXO EN LA ANTIGUA ROMA.

AMOR Y SEXO EN LA ANTIGUA ROMA.
Escrito por Federico Romero Díaz.
La manera de entender la sexualidad, que a grandes rasgos, existe hoy dista mucho de ser la misma de la Antigüedad. Sin embargo en algunos aspectos y afortunadamente, debo añadir, estamos convergiendo con el Mundo Antiguo. Por ejemplo en la normalidad, cada vez mayor con la que nuestra sociedad actual ve las relaciones homosexuales. En la Antigüedad en especial,en Grecia y entre las élites romanas, era muy usual,sobre todo la masculina. A pesar de brillantes ejemplos como Safo, la homosexualidad femenina siempre ha sido silenciada y más reprimida que la de los hombres, tanto en el pasado como en la actualidad.
Con respecto a la prostitución creo poder decir que no hemos cambiado casi en nada con respecto a Roma, a los burdeles pompeyanos me remito.
En cuanto a otros aspectos como el abuso sexual de menores y la utilización de esclav@s como desahogo de sus dueños creo poder decir que afortunadamente somos muy distintos aunque no tanto como me gustaría, ya que a veces nos llegan noticias de redes de pederastas por un lado y de la esclavización de mujeres en países del Tercer Mundo(en Siria o en Irak, Nigeria, etc), o en nuestro primer mundo donde muchas son obligadas a prostituirse con engaños y violencias.

Una curiosidad que creo que leí en "Sesenta millones de romanos". En la sodomía o en la felación solo se veía como persona denigrante al que era penetrado en el primer caso o al que la realizaba en el segundo. Es decir al elemento sometido. Otra curiosidad, el matrimonio romano estaba concebido como una sociedad en la que el sexo tenía como objetivo prioritario la procreación no el placer. Una verdadera pena.
Son numerosos los libros que tratan pormenorizádamente el tema. Me gustó "Sesenta millones de romanos" o "Los olvidados de Roma" que entre muchos aspectos diferentes analizan el sexual .

En una de las imágenes os recomiendo este específicamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario