Búsqueda de artículos

martes, 20 de febrero de 2018

"MITRIDATES EL GRANDE. ENEMIGO IMPLACABLE DE ROMA". ¿LIBERTADOR Y UNIFICADOR DE ORIENTE O TERRIBLE HOMICIDA?. BREVE RESEÑA.

"MITRÍDATES EL GRANDE. ENEMIGO IMPLACABLE DE ROMA". ¿GENEROSO LIBERTADOR Y UNIFICADOR DE ORIENTE O TERRIBLE HOMICIDA?. BREVE RESEÑA.

Escrito por Federico Romero Díaz (HRA).

En esta ocasión vamos a tratar del ensayo de la norteamericana Adrienne Mayor, también autora de "Amazonas". "Mitrídates el Grande" ha sido publicado en España en enero del 2017, siendo la primera biografía publicada del Rey del Ponto, en 50 años en España. La obra ha sido finalista del National Book Award, en el campo de la no ficción, y tras leerlo debo decir que no me sorprende.

Su lectura francamente me ha sorprendido. El personaje del conocido como "Rey del veneno" ya me interesaba mucho aunque me esperaba la típica biografía sobre un personaje histórico famoso. Sin embargo, me he encontrado no solo una excelente y exhaustiva obra biográfica sino también con un ensayo histórico escrito con buen estilo, que da una perfecta y completa visión de la época  histórica que nuestro personaje protagonizó.

Mitrídates en batalla contra las legiones romanas.

Lo mejor para entender a nuestro protagonista es leer el libro, no obstante es inevitable hablar aquí de los aspectos más llamativos de su vida. Mitrídates VI, El Grande, Rey del Ponto, llegó al trono a la joven edad de 14 años(120 a. C.) y permanecerá en él hasta su muerte en el 63 a.C.. Conquistó en ese periodo Anatolia y Grecia y se enfrentó sucesivamente a tres de los más grandes generales romanos que han existido: Sila, Lúculo y Pompeyo. Su vida esta llena de todos los tópicos de los grandes héroes de la Antigüedad: aventuras, intrigas, pasiones, batallas y placeres. Son estos aspectos de leyenda, que el propio personaje cultivó en vida , los que nos han trasmitido su imagen mitificada. Ya desde pequeño, preocupado por acabar muriendo como su padre desarrolló un profundo conocimiento sobre los venenos. Tomaba a diario pequeñas dosis de venenos y antídotos que le acabarán haciendo inmune.




Además de estos aspectos legendarios, Mitrídates se nos presenta continuamente como un personaje contradictorio, dual. Fue un héroe para gran parte de Oriente al presentarse como heredero del Alejandro Magno y del persa Darío, aspirando a representar y conseguir la unión entre Oriente y Occidente. Su peinado y ropajes imitaban los de ambos personajes, que por cierto compartían el mismo ideal. Admirado como un autentico genio militar, como un nuevo Aníbal que salvaría Oriente de la opresión romana es muy criticado sin embargo por los envenenamientos de sus familiares y también rivales políticos así como por coordinar el exterminio de 80.000 romanos e itálicos en un solo día. Un triste récord que, como se afirma en la obra encaja con la definición del delito de genocidio que la UNESCO publicó en 1948. Este sangriento acto sello para siempre su destino. A pesar de obtener alguna victoria, casi siempre será derrotado, destacando Mitrídates, más por su capacidad para reaccionar, recomponerse y volver a la lucha una y otra vez.

Fuerzas griegas se enfrentan a legionarios romanos.

La autora utiliza todas las fuentes disponibles (Justino, Apicio, Dión Casio, Estrabón, Plutarco, etc) y hace un ejercicio de lógica científica para reconstruir los puntos más oscuros que esas fuentes dejan en algunos momentos y sucesos de su vida. Gracias a esta manera concienzuda de escribir de la autora, he conocido y descubierto a personajes como Metrodoro conocido como "el odiador de Roma" que era el Juez supremo del reino de Mitrídates o a Manio Aquilio, el romano conocido como "el envenenador de ciudades" o también a Aristónico, otro enemigo de Roma, fundador de la utópica ciudad de Heliópolis, o a Cratevas el científico griego que ayudaba a Mitrídates en sus famosas investigaciones botánicas y farmacológicas. En el libro también se nos habla de numerosas curiosidades como la imagen literaria y cinematográfica que tenemos del Rey del Ponto o que este participaba en certámenes de glotonería en los que siempre ganaba por ser él que más podía beber o comer, etc.

La gran virtud de esta obra es que nos ofrece una panorámica completa tanto del personaje, poco conocido en España, como de la República de Roma y del Oriente en su conjunto, obteniendo el lector de una manera realmente entretenida un amplio conocimiento de Mitrídates y de la época en la que le toco luchar. Era un mundo que se regía por las reglas que dictaban los romanos y él, inspirado por la herencia trasmitida por Alejandro Magno y Darío de Persia, trató de cambiarlas, chocando inevitablemente contra un poder mayor que su voluntad y que su genio unidos, un poder que acabará por derrotarle: Roma.







miércoles, 7 de febrero de 2018

ROMA, LA GRAN POTENCIA DEPORTADORA DE OTROS PUEBLOS. EL EJEMPLO DE LOS LIGURES.

ROMA, LA GRAN POTENCIA DEPORTADORA DE OTROS PUEBLOS. EL EJEMPLO DE LOS LIGURES

Escrito por Federico Romero Díaz

Para nosotros, habitantes del siglo XXI, la palabra deportación nos evoca irremediablemente las grandes y dramáticas deportaciones del siglo pasado, cuando los totalitarismos fascistas o comunistas movían pueblos y naciones enteras como si de piezas de un tablero de ajedrez se tratara. Era una herramienta de represión política o incluso un útil instrumento a utilizar en el marco de campañas de limpieza étnica. No obstante como en otros muchos aspectos no hay nada nuevo en el horizonte. Los traslados forzosos de naciones y pueblos ya se dieron con bastante frecuencia en la Antigüedad, siendo Roma, pueblo de gente práctica, uno de los estados que con más frecuencia y acierto obligó a otros pueblos y a veces a naciones enteras a trasladarse muy lejos, en ocasiones miles de kilómetros, de los territorios de sus ancestros.

Deportación de ligures desde el puerto de Luna a Beneventum en el Sanmio. 180 a. C.

A pesar de usar esta herramienta con frecuencia, el carácter y la finalidad con la que lo hacía era bastante diferente de las realizadas en nuestro pasado más reciente. La mejor manera de comprender el sentido que para Roma tenía mover un pueblo hostil a otra zona lejana de sus tierras de origen es analizar uno de los ejemplos mejor conocidos: la deportación de los ligures apuanos.

Liguria es un territorio costero y montañoso situado al noroeste de la península italiana. Su situación era estratégica pues por ella pasaban las principales vías de comunicación que unían Roma con el Sur de la Galia. Sus habitantes, divididos en diferentes tribus, eran muy hostiles al poder predominante del momento: Roma. Eran continuas las emboscadas y ataques a los comerciantes y soldados romanos, así como los intentos de asalto y conquista a las colonias que Roma había fundado en la zona, principalmente Piaciencia y Cremona.


En la primavera del 180 a.C. los consules Bebio Tamfilo y Cornelio Cetego derrotaron a los hostiles Ligures Apuanos que ocupaban la parte más oriental de la Liguria. Los dos romanos, tras consultar con el Senado por carta, tomaron la decisión de trasladarlos de sus montañas a cientos de kilómetros, en concreto a una porción de ager publicus que había pertenecido a los Taurasinos y que permanecía vacío tras las devastaciones de guerras anteriores en la zona. 

Ligures tienden una emboscada a una columna del ejercito romano.

Según Tito Livio fueron deportadas más de cuarenta mil personas, incluyendo mujeres y niños. Roma proporcionó dinero público para que los exiliados pudieran establecerse y dotar sus nuevas casas. Encargó del reparto de tierras y medios a cinco personas nombradas "ex profeso" por el Senado. A estas cuarenta mil personas debemos añadir otras siete mil más, enviadas por mar desde el puerto de Luna al año siguiente para colonizar la misma zona en la que se habían asentado sus compatriotas el año anterior.

El Senado romano cumplió un doble objetivo, por un lado pacificó Liguria, tierra que estaba en continua rebelión contra Roma, y por otro lado colonizó y puso en explotación con notable éxito unas tierras de labor que hasta ese momento estaban sin cultivar. La tierra asignada era similar a la tierra de la que procedían los ligures apuanos, pero era menos montañosa y mucho más fértil y productiva. Según las noticias que tenemos con posterioridad los ligures se integraron perfectamente en el Sanmio, donde convivieron sin problemas con veteranos de las legiones de Publio Cornelio Escipión que habían recibido tierras muy cerca de las suyas entre los años 201 y 199 a.C. hay constancia de que muchos siglos después, en el siglo IV d.C., los descendientes de esos ligures seguían habitando la zona a la que Roma había deportado a sus antepasados, hacía ya casi 500 años.



A pesar de las teorías de algunos autores como Barzanó, que defiende la existencia de un pacto de mutuo acuerdo entre romanos y apuanos, parece parece claro que el traslado de los ligures al Sanmio no fue un acuerdo , sino una imposición, un castigo impuesto por sus continuas rebeliones contra la presencia romana.

Picentes, lusitanos, piratas cilicios, ligures frinates y estatelates, campanos, etc fueron algunos de los muchos pueblos expulsados por la poderosa Roma de sus tierras ancestrales. En ocasiones solo se exiliaba a las élites de los pueblos vencidos, sin embargo en otros muchos casos el pueblo al completo era el condenado a abandonar sus tierras ancestrales para marchar a nuevas ciudades o reubicarse en otras preexistentes que dispusieran de tierra sin ocupar. En unos casos la deportación era a solo unas decenas de kilómetros, bajando a estos pueblos de las montañas al llano, aunque en otras, como la que hemos tratado los deportados eran trasladados cientos de kilómetros, o incluso a miles como fue el caso de los piratas cilicios obligados a vivir en la Cirenaica, Acaya o Calabria. En cualquier caso las deportaciones eran, como es evidente, un castigo del Estado romano contra un pueblo enemigo que había mostrado su enconamiento y hostilidad a Roma que cumplía así dos objetivos; desarraigaba a estos pueblos, dejándolos sin esperanza de volver a sus tierras ancestrales y por otro romanizaba a los deportados que tras ser recibir sus nuevos campos de cultivo daban el primer paso que les permitiría entrar en la civilización urbana propia del modo de vivir de la sociedad romana.

A modo de conclusión debemos decir que en todos los casos conocidos los pueblos deportados se integraron correctamente en sus nuevas tierras sin crear problemas militares significativos, convirtiéndose esta política en un importante instrumento de colonización agraria que beneficiaria enormemente a Roma.



BIBLIOGRAFÍA.

PINA POLO, F.-- Deportaciones como castigo e instrumento de colonización durante la República Romana. Universidad de Zaragoza, 2004

BARZANÓ.-- Il transferimento dei Liguri Apuani nel Sanmio del 180-179 a. C. Sordi(ed), Milano, 1995

THORMTON.-- Marginalitá e integrazione dei Liguri Apuani. Una deportazione umanitaria.
(http://www.ledonline.it/Erga-Logoi/allegati/706-2-marginalita-integrazione-thornton.pdf)





martes, 6 de febrero de 2018

¿SABÍAS QUÉ? CURIOSIDADES DEL MUNDO ANTIGUO. UNA VENTANA A ALGUNOS DE LOS SUCESOS MÁS CURIOSOS DE LA ANTIGÜEDAD.

¿SABÍAS QUÉ? CURIOSIDADES DEL MUNDO ANTIGUO. UNA VENTANA A ALGUNOS DE LOS SUCESOS MÁS CURIOSOS DE LA ANTIGÜEDAD. BREVE RESEÑA.

Escrito por Federico Romero Díaz.

En esta ocasión en HRA vamos a tratar sobre una obra que me ha parecido, metafóricamente hablando,una ventana en el tiempo. Cuando acabas de leerla es como si te asomaras, a través de sus páginas, a una elevada atalaya desde la que se ve, de un solo golpe, una preciosa panorámica del paisaje del mundo antiguo.

Panorámica de Roma en la Antigüedad.


 En "¿Sabías qué? Curiosidades del mundo antiguo" de Sergio Alejo Gómez, historiador, recreacionista y autor de las "Crónicas de Tito Valerio Nerva", de las que trataremos en breve, nos ofrece una amplia visión de esa apasionante época. A lo largo de más de veinte entradas distintas nos cuenta con rigor histórico pero de una manera fresca, sencilla y amena la vida de personas como Juliano el Apostata, o la del gran general de Flavio Belisario, llamado con toda la razón "El último romano".

Flavio Belisario

No solo nos habla de la vida de personajes inmerecidamente olvidados, sino que también trata de curiosidades de la sociedad espartana o de los desconocidos etruscos, pormenores militares como la reglamentación del matrimonio, el papel de la Guardia Pretoriana, los requisitos para ingresar en las legiones romanas, o del origen de expresiones que tienen su origen en esta época como "craso error" o de frases como "Veni, vidi, vici".

Tras la lectura de esta recopilación de artículos, debo decir que a pesar de los años que llevo estudiando la Antigüedad, he descubierto un sinfín de nuevos y curiosos aspectos de ella en los que profundizaré para conocerla mejor. Me ha encantado el detalle de que al final de cada entrada el autor deja abierto el tema a los lectores para que investiguen por su cuenta y para que se imaginen como parte de la historia que acaba de contar.

Creo que por su fácil lectura y por el amplio espectro de temas y lugares que trata es perfecta como lectura tanto para los lectores que se están iniciando en el estudio de esta época como para los lectores más entendidos en la materia. Es en definitiva una lectura muy interesante, un libro que no podemos dejar de tener en nuestra estantería.